martes, 6 de octubre de 2015

Desarrollo del Coloquio "Un llamado de María Lionza" en el estado Yaracuy




El Museo Carmelo Fernández en  el complejo cultural Andrés Bello en San Felipe, estado Yaracuy, fue la sede para el Coloquio Un llamado de María Lionza, organizado por la Fundación Madrelionza y la Fundación Guaicamacuto.

En este sentido, presentamos lo más destacado del evento, que contó con nuestra participación en la presentación y desarrollo del coloquio, en la voz de Eloy Marchán, sociólogo dedicado a la preservación y difusión de la tradición en torno al mito vivo y culto a la Diosa María Lionza. 

Se dio inicio con la proyección del video promocional de la campaña, a cargo de la Fundación Madrelionza y Fundación Guaicamacuto. 



Serie microdocumentales "Un llamado de María Lionza"

Dirección general: Vasquez&Cresspo
Productor general: Héctor Gonzalez
Yaracuy, 2015


Presentacion de Fundación Madrelionza durante el 1er Coloquio Nacional "Un llamado de Maria Lionza"


Para luego dar lectura al Manifiesto por parte de la Fundación Madrelionza, a cargo de Soledad Vasquez, escritora, artista conceptual e investigadora. 

César Escalona, fotógrafo y antropólogo, compartió la visión general sobre la Diosa yaracuyana, haciendo énfasis en la importancia cultural del mito/culto aborigen: "Imágenes de una Diosa transcultural" 




La poeta y escritora larense, de origen libanés, Wafi Salih presente en Un llamado de María Lionza, nos habló de "María Lionza: La mujer y el poder", un acercamiento a lo que inició con la siguiente interrogante   ¿Podría ser María Lionza una propuesta para el estudio de género?. 


Por su parte, el ecólogo José Gregorio Infante, Lic. en Estudios Ambientales e Instructor Fundador de la Escuela Nacional de Voluntarios Ambientales, trató el tema de la Montaña: "Cerro María Lionza como área natural protegida" destacando que dicho espacio sagrado es el único Monumento Natural permitido para las prácticas del culto, amparado por un Plan de Ordenamiento que, a la vez de cuidar al propio culto, mantiene como norte, la preservación de las aguas, la flora y la fauna. 
Señaló que la Montaña es vulnerada por la extracción de minerales en el área sur de la misma, el incremento de la tala y quema, así como de otras situaciones que deben ser denunciadas y combatidas a tiempo. Por último, hizo un llamado a todos los asistentes al impulso del reglamento para el orden y preservación de estos espacios sagrados. 




Soledad Vasquez y Dali Crespo, con destacada obra en investigación en materia de mitología y tradición mágico-religiosa, arqueología del paisaje y ecología acústica, presentaron la ponencia "Mito, sonido y paisaje del Reino de María Lionza". Donde se apreciaron los sonidos registrados en la propia Montaña en una serie de micros sonoros a cargo de Cresspo; Vasquez se encargó de presentar la geografía sagrada del mito. 


Se dio espacio a una ronda de preguntas, donde los asistentes tuvieron la oportunidad de despejar incógnitas y dar su posición en cuanto a los temas abordados. 

Para finalizar, con los agradecimientos correspondientes, se anunció la realización de un próximo coloquio, esta vez en la ciudad de Caracas, durante el mes de noviembre, con fecha próxima a conocerse.



A continuación, dejamos la hemerografía del evento: 




Visión de María Lionza por un espiritista yaracuyano



Hoy transcribimos un relato compilado por Bruno Manara, en palabras de un espiritista del estado Yaracuy, la tierra de la Diosa María Lionza. 

Una de tantas historias sobre la entidad femenina que adoraron nuestros antepasados aborígenes en la Fila de Enjalma, hoy Monumento Natural, Cerro María Lionza. 

Todos y cada uno de los relatos aportan elementos interesantes para el estudio del mito que es trasmitido de forma oral por sus creyentes y que son transcritos por los que nos dedicamos a registrar todos los elementos que componen la tradición en torno a la Reina  venezolana. Dejamos entonces, el relato de Gregorio Camacho:



MARIA LAONZA Y MARIA LIONZA


En primer lugar, María Laonza es hermana menor de María Lionza. Gregorio Camacho la llamaba la Reina de las Tinieblas, porque concede riquezas y prosperidad por pacto, es decir, por venta del alma. Ella se aparece como hermosa joven rubia de ojos negros, todavía adolescente. En cambio María Lionza, su hermana mayor, es alta, de pelo negro y ojos garzos d mirada magnética. Se aparece llevando una corona y pulseras de oro y diamantes y viste un traje largo hasta los pies, con mangas anchas y una capa corta que pertenece al mismo vestido. Ella también concede riquezas, pero sin pacto, a las personas de buen corazón, para que ayuden a los que están en necesidad.

Contaba Camacho que hacia 1965, siete hombres subieron a la Montaña de Sorte a pedirle ayuda a María Lionza. Uno de ellos de San Felipe, era amigo de el y fue quien le echó el cuento. 

María Lionza se les presentó, pero solo uno la veía, los demás sintieron el fluído y el suave perfume que delata su presencia. ella les dijo: 

-Uds. vienen a pedirme que los ayude a solucionar sus problemas económicos, para eso aquí les tengo unas mazorcas de maíz. ¿Las quieren?

Los visitantes estuvieron conformes.

Entonces María Lionza fue desgranando las mazorcas una por una y le daba los granos al que la veía; este a su vez, se los iba pasando a cada uno de sus compañeros, que los guardaron en sus mochilas. Luego los despidió. 

  Bajaron resignados, pensando que echarían ese maíz a las gallinas, al marrano, al burro, a la cabra o a las palomas que tenían en su casa para fomentar la cría. Pero uno, cuando llegó abajo, dijo:

-¿Qué hago yo con este maíz?... Ya tengo mucho en mi casa -y botó al Yaracuy los granos que le había dado María Lionza.

Cuando llegaron a casa y cada uno fue a sacar el maíz para echárselo a los animales, en lugar de granos de maíz hallaron puras morocotas de oro. 

El que había botado los granos, cuando lo supo, regresó corriendo a la Montaña, pero no halló nada, porque el río se había llevado todo. En cambio, sus otros seis compañeros se volvieron ricos y además pudieron ayudar a otra gente, que estaba en necesidad. 


Tomado de "El mundo de Gregorio Camacho" Pág. 70-71


lunes, 5 de octubre de 2015

Leyenda de Don Cantalicio Mapanare



Según cuenta la leyenda Don Juan de los Barrancos y Don Cantalicio Mapanare, son espíritus que forman parte de la corte de Maria Lionza, ellos están encargados de vigilar y proteger todas las riquezas minerales de Aroa, según esta leyenda ellos escondieron el cobre de las minas para que no se lo llevaran todo en tiempo de los ingleses y para poder sacar mas cobre hay que hacer un pacto para proteger las aguas, animales y bosques de todo el valle con Don Cantalicio Mapanare y Don Juan de los Barrancos.

 Otro de los mitos y leyendas es que para llegar a ese bello lugar no necesitas camino ya que todos los caminos conducen a Aroa, pero debes tener cuidado de que no te salga la serpiente mapanare dueña de los bosques y la tragavenado, señora y dueña de las aguas: según la leyenda de los Tunaimá que es la madre de los ríos y las lagunas de los caribes de toda la región venezolana, que a la vez son parientes de los extintos Ciparicotes antiguos habitantes de Aroa; y colorín colorado esta leyenda se ha acabado y el que no cuente esta historia a sus amigos y familiares para que esta permanezca viva por siempre, se lo llevará la Serpiente Mapanare.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Coloquio "Un Llamado de María Lionza"



Coloquio "Un Llamado de María Lionza"
2 y 3 de octubre del 2015
Museo "Carmelo Fernández"
San Felipe, Yaracuy


Entrada general 500Bs / Estudiantes 300Bs / Cupos limitados
Información general: 0254-6147613 / madrelionza@gmail.com

Un llamado de María Lionza



La misteriosa diosa Yara, recreada por el artista Erickson Ludewig. La imagen surge desde la interpretación y resignificacion de diversos relatos orales registrados en las serranias del Monumento Natural Maria Lionza por el colectivo ECOUS (Archivo Maria Lionza 2012/2014)
La oralidad yaracuyana nos cuenta que asi se presenta la imponente diosa Yara hermosa mujer de piel canela, caderas ovaladas y ojos tristes, cuyo negro cabello liso, hasta la cintura, rememora su origen caquetío. Muchos aseguran haberla visto a orillas de las quebradas a menudo sentada sobre las rocas, lavándose los pies o rondando silenciosa la noche sobre las serranías, junto a una legión de cocuyos de cetrino brillo y a su paso, una danta o una onza (leoncillo o león de montana).
En esta representación artística, la diosa Yara tiene un rostro de rasgos mestizos y el cuerpo canela cubierto de trazos inspirados en los pigmentos propios de la casta guerrera indígena. A su espalda la mariposa azul (morpho pelleides), refleja una de las formas icónicas en que la diosa se muestra en la naturaleza y se comunica con sus creyentes. Madre del oro y madre de las aguas, la identidad de la diosa surge desde la mixtura entre creencias de origen amazonico, caribe y caquetio que encarnan en su figura la fuerza devoradora de las aguas y la abrumadora belleza de la naturaleza venezolana.
Texto. Soledad Vasquez (ECOUS 2015)

martes, 21 de julio de 2015

COMUNICADO IMPORTANTE: "Un llamado de María Lionza" se realizará en la Cinemateca de San Felipe. Edo. Yaracuy



El equipo organizador de "Un llamado de María Lionza" participa al público general que la actividad pautada para este próximo 24 de julio, será realizada finalmente en los espacios de la CINEMATECA DE SAN FELIPE, debido a cambios inesperados en la programación del Museo "Carmelo Fernández".

Invitamos a toda la colectividad a ser partícipe de esta actividad socio-cultural en favor de la promoción, creación artística e investigación de nuestras raíces étnicas.