jueves, 19 de febrero de 2009

ESPIRITUS DEL CULTO




Lino de las Mercedes Valle

INICIAMOS ESTE AREA CON UNA HISTORIA DEL "PROFESOR LINO VALLES", GRAN ESPIRITU MUY QUERIDO POR LOS ESTUDIANTES. ES FIEL SERVIDOR DE LA DIOSA Y CONSIDERADO COMO SU APÓSTOL Y PIONERO EN EL CULTO.

Crónicas del más allá: El hombre que venció a muerte - 25 Septiembre 2004 - 17:48

(Abelardo Ramírez).-

«Bienvenidos a la tumba del profesor Lino de las Mercedes Valle, la fuerza de la Corte Celestial y Chamarrera».

Esta elocuente inscripción encontrada en una cripta llena de alamares, jinetas, galones, charreteras y demás arreos e insignias militares, amén de libros, togas y birretes, dejados allí en agradecimiento por los favores recibidos, bien podría ser la presentación de la majestuosa tumba de un poderoso personaje o de un milagroso de la más elevada alcurnia santoral.

¡Quién lo creyera!

¿A quién van dirigidos estos honores y la devoción de personas de todos los estratos sociales: ricos, pobres, humildes, poderosos, amas de casa, estudiantes, profesionales, comisarios de policía, oficiales del Ejército y personas venidas de todos los contornos del país y del exterior para pedir favores y milagros o dejar testimonio de agradecimiento por los favores recibidos?

A un humilde hombre de muy baja estatura, analfabeta, nacido y muerto en Chivacoa, estado Yaracuy y enterrado en el Cementerio Municipal a cuya tumba llegan caravanas de carros desde Oriente, Centro y Sur, los Andes y el Litoral y romerías procedentes de las islas del caribe y las Antillas, unos para pedrile milagros y otros para dejar en su tumba objetos en reconocimiento por las gracias concedidas.

Duelo con la muerte

Uno de los tantos casos asombrosos de curaciones realizadas por Lino Valle, en vida, y recordado hasta ahora en todo el estado Yaracuy, fue el de Concepción Piña. Varios testigos que aún viven, como Eugenia Durán, Rosa Soteldo, Benjamín Rodríguez Querales, Aniceto Casola y Tomás Ascanio, relatan la lucha evidente de Lino contra unas fuerzas extrañas, para arrebatar a Concepción de las garras de la muerte.

Todos coinciden en que la enferma estaba más del otro mundo que de éste, pero Lino, al verla dijo: «¡venceremos la muerte!», y como si esta hubiera sido su consigna de batalla, el cuerpo de Concepción comenzó a estremecerse con violentos espasmos que las frágiles manos de Lino controlaban con facilidad. Era una batalla entre dos fuerzas contrarias, que todos podían ver. De la pequeña figura corporal de Lino se sentía salir una fuerza descomunal capaz de derribar las más fieras bestias y de su boca salían las más enérgicas palabras desafiando el poderío de la muerte.

Hasta que venció

El cuerpo de Concepción Piña dejó de temblar, se desvaneció como muerta y Lino, recostándola suavemente sobre la cama, respiró profundo y con voz entrecortada y ronca por el esfuerzo realizado, se dirigió a todos diciendo: «La hermana Concepción ha regresado de más allá de la muerte».

La crispación de las manos, la rigidez de todos los músculos y de las facciones de la cara y el abundante sudor que empapaba sus ropas eran signo evidente de la desigual lucha de este hombre de pequeña estatura contra una fuerza extraña, a la que logró vencer.

Fiel y elocuente testigo de este triunfo de Lino sobre la muerte fue la misma Concepción Piña, que vivió más de cien años.

La curación de Rosa Casola

Otra curación milagrosa realizada por Lino Valle que marcó un hecho histórico en Chhivacoa y sus alrededores fue el de Heraclio Casola y su hija Rosa, y aún recordado por Aniceto Casola, hijo de Heraclio y hermano de Rosa.

Relata Aniceto que su hermana, a la edad de 15 años, sufrió una rara enfermedad que la postró en cama durante meses, con ataques convulsivos y caída de cabello. Al llevarla a la presencia de Lino, éste comenzó a recitar sus secretas oraciones, a hacer pases de manos sobre su cuerpo y a aplicarle paño de agua con plantas silvestres durante varios minutos, al cabo de los cuales le dijo que se podía ir por sus propios medios, que ya estaba curada. «Mi hermana no volvió a sufrir ataques, le volvió a crecer el cabello, se casó, tuvo cinco hijos y murió a la edad de 58 años, concluye diciendo Aniceto Casola.

Cuando tembló en El Tocuyo

Otro hecho recordado por Aniceto fue en una reunión de amigos en la cancha de bolas criollas, cerca del cementerio, en los años cincuenta, cuando irrumpió Lino con la adavertencia que en pocas horas habría un temblor, se inundaría un pueblo y morirían varias personas. «Incrédulos no hicimos caso y varias horas después llegaron con la noticia del temblor en El Tocuyo en donde uno de los muertos fue el hermano de Rodríguez, compañero nuestro en el juego de bolas criollas», dice Aniceto.

Ahogado en El Tamarindo

Otro de los muchos testigos de los hechos prodigiosos realizados en vida por Lino Valle es Tomás Ascanio, actual administrador del Cementerio Municipal, hijo de Maglovia Ascanio, madrina de Lino.

Uno de los hechos anecdóticos que recuerda Tomás es cuando el río se lo llevó a la alturaa del sitio llamado El Tamarindo, y cuando todos lo dieron por muerto, lo encontraron enterrado hasta el cuello en la arena a la orilla del río, sano y salvo. El atribuyó el milagro a la Diosa María Lionza, que lo protegía para que propagara su fé.

Cábala sobre su nacimiento

Una persona nacida el 5-5-5 por fuerza de la cábala numerológica no podría ser alguien que pasara desapercibido por la vida. Así como el 6-6-6 es el signo de la gran bestia, el 5-5-5 simboliza la fuerza espiritual. La parábola vital de Lino Valle estaba marcada desde su nacimiento. Lino nació el 5 de mayo de 1905, es decir, el 5-5-5.

La fuerza vital y el poder espiritual de Lino no están sólo reflejados en los prodigios y milagros que se le atribuyen en vida y después de muerto, sino más que todo en la pujanza y expansión de su mensaje espiritual sobre la Reina María Lionza y su morada en las montañas de Sorte.

Culto a María Lionza

Fue Lino Valle el primero en andar, en compañía de Rosa Soteldo, predicando el culto a María Lionza y en abrir caminos hacia la montaña, culto que ha traspasado las fronteras de Venezuela y al que se adhieren diariamente miles de seguidores en el mundo entero.

El, como los primeros apóstoles del cristianismo, andaba haciendo milagros y difundiendo la buena nueva de una Diosa lugareña con su cohorte de espíritus y su palacio en las montañas de Sorte.

Rosa Soteldo, nacida en el monte El Ceibal, hoy una enérgica anciana de 84 años de edad, menuda y ágil como una gacela, a pesar de sus años, vive en un humilde rancho a la salida de Chivacoa, donde comienza el camino hacia las montañasde Sorte y Quibayo. Si Lino Valle y Rosa Soteldo no hubiesen existido, el mito de María Lionza estaría en el limbo.

Con orgullo, Rosa Soteldo nos cuenta el caso de la señora Graciela Díaz, devota de Lino Valle, venida de Valencia en busca de ayuda por un mal que le paralizaba las manos y los pies todos los viernes. Invocando el espíritu de Lino, Rosa descubrió que esa parálisis se debía a un fetiche bautizado con su nombre y enterrado con prendas personales, en un cementerio, por venganza de unos familiares que se sintieron maltratados en la repartición de una herencia.

Asombrosa predicción

Ante la insistencia para que invocara el espíritu de Lino Valle en presencia nuestra, nos pidió que soltáramos los brazos y los pies, que no cruzáramos los dedos y con una asistente o banco al lado, dió inicio a un ritual de movimientos cadenciosos y voces ininteligibles invocando la presencia del espíritu de Lino de las Mercedes Valle. Ante el asombro general del reducido grupo de personas que estábamos presentes, esta menuda mujer blanca, de 84 años de edad, comenzó a transfigurarse contorsionando el cuerpo, abriendo y cerrando los ojos y la boca espasmódicamente y lanzando sonidos guruturales. Nuestro asombro y estupor llegó al límite cuando, con voz pausada pero firme, dijo: «tomen nota para que lo confirmen y luego lo divulguen. Muy cerca de la fiesta de la Reina, habrá un acontecimiento que marcará la historia. La imágen de la Diosa Reina se fracturó como advertencia».

Al terminar la frase, la médium entró en profundo supor. Guardamos silencio respetuoso esperando poder profundizar sobre tan asombrosa predicción. De repente le dió un sorpresivo estremecimiento a través de todo el cuerpo y despertó del trance. Ya vuelta en sí la interrogamos sobre lo sucedido y sobre sus últimas palabras y nos recordó que quien habla a través de la materia es el espíritu invocado y que la médium nada recuerda sobre la experiencia.

Las cortes de María Lionza

Lino Valle, que en vida recibía los espíritus de las cortes de la Diosa María Lionza, después de muerto pasó a formar parte de una de ellas al lado de Guaicaipuro y Tamanaco, de Bolívar y Miranda, de Shangó y las 7 Potencias Africanas, de José Gregorio Hernández y José María Vargas, espíritus que bajan a la tierra y se incorporan en el cuerpo de los médium o materia, con el poder de la Reina para la curación de los males del cuerpo y del espíritu.

Médium o materia propia

Eugenia Durán conoció a Lino Valle cuando ella tenía 7 años de edad y su mamá la mandaba a preparar café para «El Profesor», como todos le decían. Dos o tres años después Eugenia se fué a vivir a Maracay, estado Aragua.

Después de muerto Lino, Eugenia regresó de Maracay, para visitar la tumba del «profesor» y así lo hizo. Estaba haciendo oraciones para el eterno descanso de su alma cuando una voz le susurró al oído: «Gracias Eugenia, siempre me acuerdo de su cafecito».

Después de esa comunicación, Eugenia se convirtió en su médium o materia, además de la fiel y devota vigilante de su mausoleo.

A partir de ese momento, Eugenia comenzó a hacer uso de sus prodigiosas facultades de médium para prolongar en la tierra de los poderes de Lino y ayudar con su fuerza espiritual a los que acuden a él en busca de ayuda.

Al despedirnos nos dió como recuerdo una de las tantas placas que llevan a diario al cementerio como agradecimiento. (...)

TOMADO DE:

el mundo de la sra Carla



Don José Nicanor de las Mercedes Ochoa Pinto Morillo nació el 19 de febrero de 1868 en Miranda, y murió el 17 de mayo de 1957, a los 89 años de edad.

Es conocido como el poderoso Brujo que cura (y mata) las 24 horas (no en 24 horas como dicen por ahí).

Era un hombre muy elegante y mujeriego, tuvo siete esposas e innumerables hijos.

Uno de sus trucos favoritos era hacer brotar de la nada una serpiente, que inmediatamente abandonaba, mientras la gente se entretenía matándola, él se marchaba sin importarle el incidente.

Dicen los lugareños que Don Nicanor se tumbaba al piso (se acostaba), le entregaba un garrote a las personas y les pedía que lo golpeasen, él se reía, y nadie jamás le pudo propinar un sólo golpe, él se movía muy rápido en el suelo.

No fumaba tabaco, pero si cigarrillos especialmente “Capitolio” y “Continental”, le encantaba tomar café amargo sin azúcar, y era feliz regalándole a todas las mujeres caramelos de coco.

Este poderoso ser se presenta como JOSÉ NICANOR OCHOA PINTO MORILLO, Brujo de Nirgua que cura y mata las 24 horas del día, siempre nombra mucho a la Virgencita del Carmen.

Cada vez que se presenta canta esta canción: Virgen del Carmen patrona de Nirgua, Virgen del Carmen patrona de Nirgua, soy José Nicanor que viene a curar (y a matar).

Al respecto, siempre ha pedido que alguien le componga una canción completa con sus dichos. Situación que continúa vigente.

Don Nicanor murió un día lunes a causa de un infarto. Cuenta unos de sus hijos (que aún vive) de nombre SIMÓN OCHOA que el día anterior a su muerte Don Nicanor tuvo una discusión con un lugareño de Montalbán por una Pelea de Gallos (una de sus aficiones), él poseía un gallo llamado Mantequilla que mataba en sólo dos (2) minutos a cualquier gallo oponente.

Debido a la fama del gallo, un día una persona que había apostado dinero, desistió de la apuesta, tal fue la molestia causada por el retiro de la apuesta que Don Nicanor se retiró diciendo: "NUNCA MÁS VOLVERÉ A PISAR ESTA GALLERA, NI A JUGAR GALLOS”, según Simón producto de este malestar su padre amanece el día lunes muy mal y en la tarde muere.

Don Nicanor es la Luz más elevada de la CORTE YERBATERA O CHAMARRERA, a la cual pertenecen otros seres de luz como EMILIANO DE LA HUERTA, y un gran amigo de nombre FRANCISCO CEBALLOS el cual nombra frecuentemente, al igual que a su compadre por sacramento Don APOLINAR CAMPOS que muere el 23 de marzo del año 1963, y está enterrado al lado de Blanca Campos en el cementerio de Nirgua.

Don Nicanor tuvo una esposa legal llamada MARIA EUFEMIA, y seis amantes más: MARIA ANTONIA, MARIA EUSTAKI, MARIA SURFELIA, SARA MARIA y otras que curiosamente todas tenían como nombre María.

Cada una vivía por separado y a todas atendía como hombre, igualmente con todas tuvo hijos.

Alguno de sus hijos son: Aristóbulo (muerto), Simón (trabaja en el correo de Nirgua) y Nicanor (Nono como le dicen y es evangélico cristiano).

La madre de Don Nicanor se llamaba MARIA ANTONIA FRANCISCA, su padre era ABDÓN OCHOA.

Don Nicanor tiene una hermana que se llama JESUSITA OCHOA, tuvo un hermano de nombre NICOMEDES OCHOA, quien se encargó de Criar a ANA CARMONA y a CRISTINA CARMONA. Nicomedes ya ha muerto, y las dos niñas Carmona están vivas en Caracas.

Su refrán preferido al ver a una persona que tenia tiempo sin ver era: "AVE DE MAR POR TIERRA... URRACA SEGURA"

Como dato curioso indicamos que El General LUCAS RINCÓN ROMERO, como todos sabemos fue quién dio la noticia que Chávez había renunciado, fue el que construyó de su propio peculio el mausoleo de Don Nicanor.

Algo misterioso es que dentro de ese mausoleo está enterrado además de Don Nicanor, un angelito (suponemos que es un niño) de quien nadie sabe ningún detalle de él.

Don Nicanor en las fiestas solía sacar pañuelos de su boca, que regalaba a todas las mujeres presentes.

Por: SraCarla

TOMADO DE:
EL MUNDO DE LA SRA. CARLA
ORACIÓN A JOSE NICANOR OCHOA PINTO MORILLO
DON JOSE NICANOR OCHOA PINTO MORILLO

En el nombre del Padre Creador , pido la fuerza para hacer esta invocacion al hermano Don Jose Nicanor Ochoa Pinto Morillo, Brujo entre los Brujos De Nirgua; Santo varon de cementerio , con tus resos y oraciones espanta al enemigo oculto, ayudame a combatir el poder del maligno ... Ave Maria Purisima , Con Dios delante de mi y Santa Maria en mi cabeza yo revoco toda clase de hechizo, brujerias, trabajos tacitos y compuestos, rituales solenmes y toda clase de daño que venga hacia mi cuerpo o ha mi espiritu, Pues invoco a las santas animas benditas para que custodien mis caminos, por la Luz del Altisimo y la ayuda de Juan Bautista Campos Don juan del tabaco y el hermano Don Nicanor Ochoa Pinto Morillo , Reviento toda clase de mal fluido amen



Faustino Parra


Se dice que Faustino Parra se convirtió en el defensor de los pobres por eso lo llamaban “el guerrillero del pueblo de Guama”.

A Faustino Parra lo velan el primer viernes del mes de enero y junio.


La Universidad Nacional Experimental del Yaracuy- UNEY- publicó la segunda edición del libro Faustino Parra y su Tiempo, un minucioso trabajo de investigación que bajo la pluma del yaracuyano Ramón Avendaño Lugo relata la vida y obra de uno de los principales personajes de la historia de Guama, hoy capital del municipio Sucre.

Este libro “da muestra no sólo de un gran conocimiento sobre el personaje y su contexto histórico, cultural y social en el que se desenvolvió, sino también de la gran destreza literaria de su autor, quien usó el recurso de la entrevista para contar una historia que nunca antes nadie había contado con tantos detalles y con tanta penetración histórica”, declaró Freddy Castillo Castellanos, rector de la UNEY y coordinador del equipo editorial, una vez publicada su segunda edición.

Como se puede leer en la introducción de esta obra, Faustino Parra fue un rebelde, un guerrillero de sus tiempos que abrazó con gran pasión el liberalismo y llegó a creer que la identidad partidista era el vínculo acortador de distancias y el eje propulso de un mañana mejor. La lucha por los pobres y la redención de los humildes constituyeron sus banderas.
Dice su autor que Parra no necesitó proclamas, no hizo falta el discurso ni el laudatorio propagandístico. En los repartos de víveres a los necesitados, en el amor a su territorio natal y su identificación con los problemas populares está su mensaje.

Ramón Avendaño Lugo, historiador de Guama, oriundo de estas tierras y profesor titular de La Universidad del Zulia, desarrolló esta investigación en el año 1988 para participar en un concurso de ascenso que le otorgó la credencial universitaria.

En una valoración de esta obra, Castillo Castellanos asegura que ella permite aproximar a sus lectores a la figura mítica de Parra y a la historia del municipio Sucre y a muchas de las zonas que la integran como “las riquezas cafetaleras de su tiempo y desde luego a todo el transcurso histórico que fue llenando el binomio Faustino- Café, uno como personaje y el otro como producto fundamental de la vida económica de Guama. Desconocer a Faustino Parra en Guama es desconocer el alma histórica de los guameños”.




Esta segunda edición contó con el apoyo de los diseñadores gráficos de la UNEY y su equipo editorial “convirtiéndose en una demostración de que cuando el esmero artístico acompaña la elaboración de un libro, éste crece y se convierte en una forma perdurable”.