domingo, 1 de marzo de 2009

ORACIONES Y FÓRMULAS DE BENDICIÓN



PARA LA ELABORACIÓN DE RITUALES, SIEMPRE EXISTEN "PEQUEÑOS SECRETOS"...
Hoy les daremos ciertas oraciones que se realizan para distintos elementos utilizados dentro de los trabajos de magia:

Exorcismo de Pergaminos

Yo te exorcizo, espíritu inmundo, espíritu de ilusión, a fin de que en nombre de Dios Todopoderoso huyas de aquí y quede este Pergamino limpio de maleficios y vibraciones negativas y santificado debidamente como requiere el fin que se persigue. En Nombre del Padre y del hijo y del Espíritu Santo, Amén. Yo te bendigo para que ayudado por Dios y por la virtud del exorcismo pueda sostenerse en la virtud del exorcismo, pueda sostenerse en la virtud del Espíritu de Dios y que ninguna ilusión pueda perjudicarme, cosa que pido por le Grande y Formidable Nombre de Dios Samhmaphoras, Amén

Bendición de los Perfumes

Dios de Abraham, Dios de Isaac, Dios de Jacob, Bendice a esta criatura para que duplique la fuerza y virtud de estos perfumes, a fin de que pueda entretener a los espíritus a quienes deseo evocar para la perfección de mi obra y para mi provecho. Yo os pido por Vuestro Hijo Nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina con Vos Dios Padre en unión del Espíritu Santo; por todos los siglos de lo siglos . Amén.

Exorcismo de la Sal

Te exorcizo criatura de sal, por Dios vivo, por Dios Santo, por el Dios por el que el profeta Eliseo mandó que fueses puesta en el agua para que subsanases sus esterilidad, a fin de que te conviertas en sal exorcizada para la salud de los creyentes y seas la salud del alma y del cuerpo, para que todos los que te tomen, y huya y se aleje del lugar que contigo fuese rociado toda fantasía, maldad, ardid diabólico, de fraude y todo espíritu inmundo. Te he conjurado por el Ángel que ha de venir, a juzgar a los vivos y a los muertos. Así sea. Dios omnipotente y eterno, humildemente imploramos tu inmensa clemencia a fin de que con tu piedad ye dignes purificar, bendecir, santificar, esta criatura de sal que diste para el uso del género humano: a fin de que a todos los que la tomen de salud, de cuerpo y todo lo que con ella fuese tocado y rociado carezca de toda inmundicia y de toda impugnación de maldad espiritual. Por Nuestro Señor Jesucristo, Amén.

Exorcismo del Agua

Yo te exorcizo criatura del agua, en Nombre de Dios Padre Omnipotente, en Nombre de Jesús a fin de que te conviertas en agua exorcizada para ahuyentas todo poder enemigo y para que puedas arrancar y expulsar al mimo enemigo con sus ángeles apostatas: por virtud del mismo Señor Nuestro Jesucristo, que ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos, así sea. Dios que para salud del género humano pusiste la mayor parte de tus Sacramentos en la sustancia de las aguas, atiende propicio nuestras invocaciones y a este elemento preparado con diversas purificaciones infúndele la virtud de tu bendición, a fin de que tu criatura, sirviendo a tus misterios, reciba el efecto de tu divina gracia para arrojar los demonios y quitar las enfermedades, para que en cuanto en las casas o en los lugares de los fieles esta agua rociarse perezca toda inmundicia y se libre de todo mal: no resida allí el espíritu de la peste, ni el aura corruptora: se aparten todas las acechanzas del enemigo oculto y si nada hubiese que amenazase la seguridad y el sosiego de sus moradores, la paz y el bienestar permanezcan así por la aspersión de esta agua; para que la salud perdida por medio de la invocación de tu Santo Nombre se vea libre de toda impugnación, se introduce tres veces la sal en el agua formando una cruz y se dice: Hágase igualmente la mezcla de la sal y el agua en Nombre del Padre del hijo y del Espíritu Santo. Así sea.

Bendición de las Velas

Recibamos auxilio en Nombre del Señor, que hizo el cielo y la tierra, el Señor esté con nosotros y con tu Espíritu. Señor Jesucristo, Hijo de Dios vivo. Bendice estas velas por nuestras súplicas, infúndeles Señor por la virtud de la Santa Cruz, la bendición celestial, que les diste para disipar las tinieblas del género humano y reciban tal bendición, por la señal de la Santa Cruz, que en cualquier lugar donde se enciendan velas, sean expulsados los espíritus malos, los príncipes de las tinieblas, que se estremezcan y huyan asustados con todos sus ministros de habitaciones, cuerpos y almas y no intenten molestar más a los servidores tuyos. Dios omnipotente que vives y reinas por los siglos de los Siglos Amén.

Bendición de un Lugar

Rociar con agua bendita mientras se recita ésta fórmula:

Recibamos auxilio en Nombre del Señor que hizo el cielo y la tierra. Señor atiende mi oración y mi súplica llegue a ti. El Señor está con nosotros y con tu Espíritu. Bendice Señor Omnipotente este lugar para que haya en el, salud, castidad, virtud, humildad, bondad, mansedumbre, plenitud de la Ley y acción de gracias al Dios Padre y al Hijo y al Espíritu Santo y esta bendición permanezca sobre este lugar y sobre los que en el habitan, moran o permanezcan ahora y siempre Amén