sábado, 12 de diciembre de 2009

LAS ÁNIMAS Y EL CULTO A MARÍA LIONZA (Última parte)







SIMÓN BOLÍVAR
Esta devoción tiene tres aspectos diversos: En primer lugar, todos los venezolanos veneran al gran Libertador, creador de la nación. Se celebra su fiesta natalicia y se conmemora el día de su muerte. En cada pueblo la estatua del Libertador se encuentra en el centro de la plaza principal, siempre llamada Plaza Bolívar. Desde temprana edad, los niños y jóvenes saben de las hazañas llevadas a cabo por el gran prócer. En las escuelas ponen énfasis al estudio de la historia de la lucha para la libertad. Simón Bolívar tiene importancia para todos los venezolanos, ricos y pobres, educados o analfabetas.
En el segundo lugar, muchos venezolanos veneran al ánima milagrosa del Libertador. A menudo su estatua se encuentra en el altar del hogar. Los devotos encienden velas para el descanso eterno de su alma, pero al mismo tiempo se !e reza. como a cualquier otro santo que se encuentra en el altar también. En especial se invoca a Simón Bolívar para la solución de problemas en el hogar y en la familia. Se hacen rogaciones a su alma para progresar en la política. para lograr un rápido ascenso militar, para conseguir dinero y trabajo, para liberar presos injustamente encarcelados y para proteger cualquier misión difícil. Se invoca también al Libertador para seguridad y orden público. Su ánima auxilia a los estudiantes y resuelve problemas amorosos de los jóvenes. También ayuda a los enfermos, a los que sufren de tuberculosis, porque el murió de esta enfermedad.
En el tercer lugar, el espíritu de Simón Bolívar fue incorporado en el panteón del culto de María Lionza. Se montan "trabajos" en su nombre para vencer a los enemigos. El "trabajo que revienta" sirve para liberar un preso. Prenden velas en su honor: color amarillo para conseguir dinero, color rojo para amores o para liberar un preso.
Simón Bolívar es considerado un espíritu guía de alta luz por los espiritistas. Encabeza la Corte Libertadora, donde se encuentran también los otros héroes de la Independencia: Piar, Páez, Urdaneta, Arismendi, Mariño, Brión, Miranda y el Negro Primero. Este último juega un papel importante en el culto, porque es el mensajero de Bolívar. Cuando se manifiesta en un médium, siempre transmite un mensaje del Libertador, porque el mismo Bolívar solo se manifiesta en un médium muy raras veces, quizás en la fecha de la fiesta nacional o en ocasiones muy importantes. Solo un médium muy experimentado puede soportar la tremenda fuerza del Libertador cuando baja. En tal caso es acompañado por el Negro Primero; que baja antes "para abrir el paso". Simón Bolívar se manifiesta en tres formas distintas: en el momento de agonía, tosiendo muy fuerte; como militar guerrero serio —sobre todo en ocasión de una fiesta nacional— y en el paso por Los Andes, tiritando de frío. Los médiums transmiten la energía del Libertador a los creyentes. Cuando se presenta su espíritu, los fieles cantan el himno nacional y mueven la bandera. No rinden culto en su tumba, porque los guardianes de honor no permiten ofrendas y velas en este lugar (Salas de Lecuna, 1987).











MARÍA FRANCIA
La tumba de esta joven de clase alta se encuentra en el Cementerio del Sur de Caracas. Era una jovencita de buena familia, que se murió en los años 30 de este siglo. Cuenta la leyenda que los padres le obligaron a casarse con un hombre que no quería. En el día de su matrimonio, ya vestida de novia fue picada por una culebra y se murió instantáneamente, evitando así ligarse a un marido antipático. Como María Francia era estudiante, los estudiantes la escogieron como su protectora. Piden al ánima que pasen bien los exámenes. Prenden velas y traen flores. Las jovencitas piden a María Francia que les encuentre un novio y luego depositan su traje de novia en la tumba. En las rejas de la tumba se encuentran muchísimas placas conmemorativas, dando testimonios de Ios milagros.
Oraciones: "Lulú María Francia, en nombre de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. María Francia, que has alcanzado la bienaventuranza que posees y puedes interceder ante la Santísima Trinidad por las súplicas de Ios feligreses creyentes y de Ios que en vos confían. Te pido me ayudes en vida angelical en ésta y en otras atribulaciones ya que mortal te viste por normas cultivar en el bien y en Ios estudios fuiste tenaz y en vos confío y pido me ayudes y me ilumines. Así sea". (En esta súplica se ofrecen tres rosas blancas y se reza un Credo y un Padre Nuestro ofrecido a la Santísima Trinidad).
"Con el permiso del Gran Poder de Dios, creador del Universo acudo en busca de refugio ante Ti, Divina María Francia para suplicarte que intercedas con nuestro Superior Padre Celestial en el desarrollo intelectual para que yo y todos los míos en colegios y universidades fortaleciéndose en coronar nuestros estudios."






DR. JOSÉ GREGORIO HERNÁNDEZ
El ánima de este famoso médico ocupa un puesto muy importante en la religiosidad popular. Para muchos venezolanos es "su" santo de devoción especial, protector de su casa y de su familia. Es el único muerto milagroso reconocido por la Igiesia Católica, porque desde hace muchos años se esta haciendo un esfuerzo para lograr la canonización de este personaje.
Aunque su imagen no se encuentra todavía en los templos católicos al lado de los otros santos, la estatua de José Gregorio Hernández fué colocada en la entrada de la iglesia parroquiai en Isnotú, pueblo natal del médico. Este templo fué construído con las ofrendas de los numerosos peregrinos que díariamente visitan esta aldea trujillana en los andes venezolanos, La tumba del doctor se encuentra en la actualidad en la iglesia de la Plaza Candelaria de Caracas, donde fue trasladado el ataúd hace algunos años desde el Cementerio Principal del Sur.
Cierto es, que hoy en día el médico es el "santo" mas venerado de los pobres y ricos en todo el territorio nacional. Su culto se desarrollo como los cultos a otras ÁNIMAS, a nivel local, inmedíatamente después de su muerte, que ocurrió tragicamente en 1918, convirtiéndose pronto en fenómeno nacional e internacional. Hernández era un hombre muy devoto y humilde, hijo de un farmacéutico andino, que practicaba medicina en los pueblos aislados de los andes. Con muchos sacrificios estudió medicina en la Universidad de Caracas y más tarde en París, con una beca del gobierno venezolano. Dos veces Hernández trato de entrar en un convento y hacerse sacerdote, pero sus colegas de la universidad le llamaron para seguir con sus labores científicas. Nunca se casó. Su fama como científico aumentó, trabajó en las clínicas y aulas de la universidad. Al mismo tiempo mantuvo por su propia cuenta un dispensario para los pobres de Caracas, donde no cobraba por la atención médica prestada. Murió, atropellado por un automóvil.
Inmedíatamente después de su fallecimiento, los fieles pacientes empezaron a visitar su tumba, para pedir curaciónes milagrosas. La leyenda cuenta de muchos milagros ocurridos, sin embargo, la Iglesia no reconoció estos milagros como auténticos.
Los enfermos que visitaban la tumba, tocaron la piedra con los remedios comprados en la farmacia o preparados en la casa, para que las fuerzas curativas del médico penetraran en el brebaje. Los adeptos cuentan que Hernández se les aparece en sueñoos para dar consejos con respecto a la salud, para díagnosticar y recetar. A menudo los que curan "milagrosamente" hacen peregrinaciones a Isnotú, donde dejan ofrendas, colocan placas y toman un baño en una laguna cercana. Para pagar promesas, ofrecen velas y flores en su tumba, pagan para misas y publican un aviso de agradecirniento en los periódicos.
Desde hace diez años la tumba se encuentra en el atrio de la iglesia de La Candelaria detrás de unas fuertes rejas. Los fieles dejan cartas, flores y velas. Otros van al Cementerio del Sur para rezar en el lugar donde Hernández estaba enterrado anteriormente; dicen que la tierra esta todavía llena de su fuerza en este lugar.
Hace mas de veinte años empezó el proceso para lograr la beatificación del médico milagroso. Obtuvo el titulo "Siervo de Dios" y recientemente es considerado "Venerable". Hoy en día la Iglesia Catolica no reconoce la autenticidad de cualquier "milagro" atribuído a un "santo popular" y así el proceso de canonización es muy largo y se lleva a cabo sólo despues de escrutinio muy cuidadoso.
Sin embargo, para el pueblo venezolano José Gregorio es un verdadero santo ya desde hace muchos años. Muchas farmacias, tiendas y dispensarios llevan su nombre. Su estatua nunca falta en los altares de los campesinos. Los conductores de vehículos llevan su imagen en el carro o autobús para protegerse contra accidentes de tránsito. En las "perfumerias" (tiendas que venden toda clase de objetos usados en ritos mágicos y de curación) se venden oraciones impresas, carnets de protección con su imagen, velones especiales, "milagritos" (ex-votos) y estatuas. El "santo" lleva un traje oscuro y un sombrero negro, a veces una bata de médico.
Muchos buenos católicos consideran a José Gregorio santo auténtico. A veces un sacerdote católico o un grupo de damas de una parroquia organizan una peregrinación a Isnotú. En el viaje visitan también el santuario de la Virgen de Coromoto en Guanare. El cura que acompaña a los peregrinos suele celebrar una misa en la hermosa iglesia de Isnotú, construída con las contribuciones de los fieles. A menudo los enfermos que participan en estos viajes se sienten mejor, pero la Iglesia no acepta cualquier curación espontánea como auténtico milagro.
José Gregorio Hernández fue incorporado también en el panteón del culto espiritista de María Lionza. Se manifiesta en los médiums para diagnosticar una enfermedad y para curar a los creyentes, aunque en el curso de los dos últimos años, desde que el doctor es considerado "Venerable" ya no suele manifestarse con gran frecuencia, puesto que su espíritu ya es "muy elevado". Manda más bien los espíritus de otros médicos, sus asistentes, para llevar a cabo operaciones espirituales y para recetar y diagnosticar. Se nota la distinción que hace el mismo pueblo entre "ÁNIMAS" y "auténticos santos": Las ÁNIMAS pueden manifestarse en médiums en forma de espíritus, pero los santos nunca toman posesión de una persona en trance.
Algunos curanderos trabajan exclusivamente con Hernández: dicen que reciben mensajes mentales del médico o tienen visiones. Sin embargo, la imagen de José Gregorio nunca falta en los altares de los cultistas, ocupando una posición central en la mesa.
Recientemente los indios pemones de la Gran Sabana incorporaron al médico en un culto sincrético de origen chamánico llamado "Halleluya". Los adeptos piden su ayuda en los ritos de curación. En los templos la imagen del Dr. Hernández ocupa un puesto especial.
En el curso de los últimos años el culto a José Gregorio se extendió hacia Colombia, la República Dominicana, las Antillas Holandesas y Guyana. En Bonaire hay un importante santuario a donde acuden creyentes enfermos en pos de salud. En Colombia el médico es invocado por espiritistas y curanderos. En los taxis de Bogotá nunca falta su imagen. Se encuentran estatuas de José Gregorio en tiendas especiales en Panamá, Miami y Puerto Rico.
El Dr. Hernández es un ejemplo de la transformación de un "ánima" en un santo auténtico, según el patrón medieval.
Oración al Dr. José Gregorio Hernández Cisneros: Oh Dios misericordioso que te has dignado escoger a Venezuela para ser la patria de tu siervo José Gregorio, quien prevenido por tu gracia practicó desde niño las más heroicas virtudes, en especial una fe ardiente, una pureza angelical y una caridad encendida, siendo esta la escala cuando recibiste el holocausto de su vida. Concédenos que brille pronto sobre tu frente la aureola de los santos, si es para tu mayor gloria y honor de la Santa Iglesia. Te lo pedimos por los méritos de Cristo Nuestro Señor. Amén. (Pídase aquí la gracia que se desea obtener)
Oh Virgen de las Mercedes, obtened de vuestro Divino Hijo para este pueblo venezolano que tan tiernamente os ama, la gracia insigne de la exaltación a los altares de vuestro devoto José Gregorio Hernández, que tan inefable os ama. Seráfico San Francisco de Asís, alcánzale a este insigne hijo de tu Orden Tercera, José Gregorio, el honor supremo de ser pronto elevado a los altares. Y tú, gloriosa Santa Teresa de Jesús, haz prueba de tu valimiento ante la Soberana Majestad, acelerando la hora de su beatificación. Amén. Gracias José Gregorio por favores concedidos.
Agradecimiento al Siervo de Dios José Gregorio Hernández: Por su divina intervención espiritual en favor de la grave enfermedad que yo sufría en mi columna vertebral por más de ocho años, por lo que fui desahuciado por una junta especialista de médicos en el New York Hospital de la ciudad de Nueva York, en presencia de un médico familiar y hoy, después de haber invocado con toda mi fe al gran poder Divino y al Siervo de Dios José Gregorio Hernández, estoy completamente curado de dicho mal, según examen radiológico realizado por un eminente médico de esta ciudad de Ca­racas, (firmado y publicado).
Agradecimiento al Siervo de Dios José Gregorio Hernández: Por el milagro concedido, el haber puesto en mi camino al médico, que por obra y gracia de Dios Nuestro Señor, me curó de la enfermedad que padecí por 39 años. (firmado y publicado).
LA EXPANSIÓN DE LOS CULTOS A LAS ÁNIMAS
Pude comprobar que la devoción a las ÁNIMAS está proliferando en las últimas décadas. Se están formando muchos santos populares nuevos. Aparecen capillas y altares en muchos lugares.
Parece que la expansión de la devoción coincide con la expansión del culto de María Lionza. En mis estudios sobre el espiritismo en Venezuela (1985) note que el rápido desarrollo del culto de María Lionza y de la santería cubana al margen de la religión establecida —el catolicismo— es un fenómeno esencialmente urbano, ligado al cambio social, el éxodo rural y el crecimiento de las ciudades. Las antiguas tradiciones se pierden y la gente busca algo para sustituir a ellas. Para el pueblo humilde, la religión siempre servía para la solución de problemas. Ahora la gente está buscando otros métodos mágico-religiosos para hacer frente a los nuevos problemas.
Para muchas personas de origen rural humilde. la migración hacia los centros industriales y urbanos lleva consigo problemas socio-económicos y psicológicos. Se están atenuando los lazos de parentesco. Las familias están dispersas en diferentes ciudades de la república. Los hijos de los inmigrantes se crían en un ambiente distinto de sus padres, van a la escuela y tienen otros anhelos y ambiciones, lo que puede provocar fricciones dentro de la familia. Las aspiraciones de los jóvenes van más allá de la realidad. No todos logran conseguir un trabajo adecuado, una formación satisfactoria o una vivienda. Las condiciones económicas son precarias y la vivienda inadecuada; hay mucho desempleo o subempleo. Un diploma universitario ya no abre más las puertas. El consumo de las drogas es un problema serio, resulta en el aumento de la violencia y de la criminalidad, provoca enfermedades y trastornos mentales.
La desintegración de la familia es otro problema serio, provocado por la rápida urbanización de la mayoría de los habitantes de Venezuela. En los barrios hay promiscuidad y muchas familias matrifocales, muchos niños crecen sin conocer a los padres. En la clase medía el divorcio es muy común. Las mujeres trabajan y no se ocupan mucho de sus hijos.
Los inmigrantes rurales transplantan su catolicismo popular a las ciudades; pero en el ambiente urbano no pueden celebrar las fiestas a los santos protectores de su pueblo de manera acostumbrada. En los barrios a menudo los sacerdotes católicos son extranjeros que no comprenden la mentalidad de sus feligreses. La gente se siente aislada. Así se buscan nuevas expresiones de la religiosidad y métodos para la solución de los problemas que son más serios en las ciudades, y que —según ellos— no encuentran solución con los medios usuales disponibles, La gente acude a los centros espirituales, de santería y de María Lionza, frecuentan consultorios de "parapsicólogos" y videntes.
Los jóvenes alienados de la Iglesia buscan nuevas maneras de expresarse también. Algunos se convierten en drogadictos, buscando una "revelación" en el éxtasis provocado por drogas, otros se asocian a grupos de la izquierda política, predicando la revolución mundial. Otros acuden a las ánimas para tener éxito en los exámenes, para encontrar un novio o para conseguir un buen trabajo. Los jóvenes desempleados y desilusionados con el régimen político se identifican fácilmente con los "muertos milagrosos" aventureros quienes en su vida eran como sus compañeros con los mismos problemas y anhelos. A los jóvenes, un "santo" tal como Machera sirve de ejemplo de cómo dominar la vida y el mundo. Para la nueva generación son estos los santos de mayor atracción, porque pueden identificarse con ellos. El espiritismo y las "ciencias ocultas" atraen muchos jóvenes también, porque no encuentran otros métodos para solucionar sus problemas.
Las personas mayores se dedican más bien al culto de ÁNIMAS ya establecido desde hace tiempo de muertos milagrosos de origen humilde, tales como Pancha Duarte, una mujer sencilla, humilde, sincera, generosa, trabajadora y muy humana, como la mayoría de las mujeres campesinas, que luchan en silencio para mejorar la situación de sus hijos. Pancha Duarte es símbolo del matriarcado venezolano. Las mujeres suelen identificarse con esta figura, que luego se convierte en su protectora.
Aunque el Dr. José Gregorio Hernández era miembro de una clase más elevada, en su vida siempre mantuvo contactos con las clases humildes, a pesar de ser profesor universitario. El pueblo se acuerda de estos contactos. Sus adeptos provienen de toda las clases sociales; las actitudes hacia él varían según el grupo social al cual pertenece el devoto. Para muchas personas educadas ya es un verdadero santo establecido. Algunos sacerdotes católicos organizan peregrinaciones a Isnotú y luego rezan para que pronto sea beatificado.
Para sus adeptos más humildes, José Gregorio es el gran médico milagroso, que les aconseja en sueños o visiones sobre lo que deben hacer para curarse. Para los espiritistas el doctor es un espíritu muy elevado de mucha luz, muy potente. Hasta hace poco solía manifestarse en los médiums para hablar con los pacientes y para llevar a cabo operaciones mágicas y otras prácticas curativas. El caso de! Dr. Hernández es especial, es un ejemplo de la transición entre ánima/espíritu por un lado y santo verdadero por el otro.
Muchos antropólogos afirman que frecuentemente el cambio social provoca un resurgimiento de creencias y prácticas mágicas o el nacimiento de nuevos cultos y religiones más apropiados para solucionar los problemas de los fieles.
En el Culto de María Lionza los adeptos encuentran un espíritu de "comunitas", se reúnen alrededor de un líder carismático y con la ayuda de los espíritus solucionan muchos problemas. Los ritos mágicos sirven para curar a los enfermos y limpiar a las personas de todo el mal. El contacto directo con los seres sobrenaturales a través de los médiums en trance es lo que cuenta.
Algunos antropólogos consideran los cultos espiritistas y las devociones populares como mecanismos de escape, que ayudan a los marginados a adaptarse a su vida precaria. Se consideran ser alternativas a movimientos revolucionarios. Los cultistas aceptan la situación socio-política y tratan de adaptarse con la ayuda de seres sobrenaturales. En cambio los revolucionarios tratan de provocar un giro abrupto para mejorar las condiciones de vida.
La devoción a las ÁNIMAS contiene algunos aspectos mágicos: la fe ayuda a los afligidos a solucionar los problemas y adaptarse mejor a las condiciones socio-económicas vigentes. El contacto intimo y personal con el "santo de protección especial" es importante para e! devoto. Así, el culto para ÁNIMAS no es un fenómeno aislado, sino se encuentra en un continuum que va del culto para santos del catolicismo popular al espiritismo.
El culto para ÁNIMAS o muertos milagrosos no es un fenómeno aislado en Venezuela. Existen las mismas devociones en otros países latinoamericanos y en Europa. Los "santos populares" latinoamericanos tienen las mismas características que los nuestros. En Europa se rinde culto más bien a muertos que ya están en proceso de beatificación y a menudo no es evidente si los devotos rezan por estas ÁNIMAS para su pronta canonización o a las ÁNIMAS para solucionar sus problemas.
LAS ÁNIMAS Y SUS PODERES
SALUD:
José Gregorio Hernández
María Catalina
Gómez Pena
Jacinta Flores
Lino Valles
NOVIO, MATRIMONIO FELIZ: María Francia. Gabriela Matos
EXITO EN ESTUDIOS: María Francia, Machera
Ánima de La Yaguara; General J.V. Gómez
OBJETOS, GANADO PERDIDO: Gregorio Rivera; Mata Silva
PROBLEMAS EN LA FAMILIA: Simón Bolívar; General J.V. Gómez; Ánima de La Yaguara
EMPLEO FIJO: Montenegro
Simón Bolívar
Ánima de La Yaguara
PROBLEMAS DE MUJERES, PARTO, ETC: Gabriela Matos f Negra Matea; Lorenza Andrade
NEGOCIOS: Padre Magne
ACCIDENTES, PROTECCION DE CARROS:
Ánima de Guasare; José Gregorio Hernández; Ánima de Taguapire
SALIR DE LA CARCEL: General J.V. Gómez; Simón Bolívar
ASUNTOS POLITICOS, ELECCIONES: Simón Bolívar .
ASCENSO MILITAR: Simón Bolívar
LOTERIA Y SUERTE EN GENERAL: Ánima de La Yaguara y muchos otros
FUENTE: Las Ánimas Milagrosas En Venezuela / Angelina Pollak-Eltz Fundacion Bigott 1989

SOBRE LA AUTORA DEL LIBRO:
ANGELINA POLLAK-ELTZ Venezolana nacida en Austria. Ph.D: Universidad de Viena, major en Antropología Cultural y minor en Antropología Física. Licenciada en Administración de Empresas y Psicología: Piedmont College, Demorest, Georgia, Estados Unidos. Certificado para la enseñanza del idioma italiano: Universidad de Perugia, Italia. Traducción: Universidad de Ginebra, Suiza.
Profesora de Antropología en la Universidad Católica Andrés Bello, desde 1969. Directora del Centro de Estudios Comparativos de Religión de la U.C.A.B. Editora del Anuario MONTALBAN de la misma Universidad.
Ha publicado 16 libros y más de 180 trabajos científicos en 17 países.