martes, 6 de diciembre de 2011

Por órdenes del gran cacique Guaicaipuro, el jefe Paramaconi destruye el hato San Francisco, fundado por Francisco Fajardo a orillas del Guaire.



TAL DÍA COMO HOY 6 DE DICIEMBRE

Debido a las atrocidades de los conquistadores, se generalizó la resistencia e insurrección de los pueblos originarios. Muerte del conquistador Rodríguez Suárez


Tal día como hoy, el 6 de diciembre de 1560, el cacique Paramaconi, jefe del pueblo de los taramainas, actuando de acuerdo con un plan de Guaicaipuro, asaltó las instalaciones fundadas por Francisco Fajardo en el valle de San Francisco, a orillas del río Guaire (Caracas).

Guaicaipuro, de la nación caribe, era el máximo caudillo de los pueblos originarios de todos las tierras comprendidas en las riberas del río Guaire y sus nacientes, pobladas por los teques, los caracas, los taramainas, los marichis, los meregotos y otros pueblos. Desde la llegada de los conquistadores, Guaicaipuro dispuso todos sus esfuerzos a fin de combatirlos y expulsarlos del país. En esta dirección, el gran cacique de los teques logró formar alianzas con todos los pueblos de la región bañada por los ríos San Pedro (Miranda), Guaire y Tuy (Miranda), y de las costas del litoral central (Vargas). Paramaconi llevó a cabo el ataque al mando de ochenta guerreros y arrasó con las instalaciones españolas construidas por Fajardo.

El mestizo Francisco Fajardo había nacido en la isla de Margarita (Nueva Esparta). Era hijo de una guaiquerí (Isabel) nieta del cacique Charaima y de un conquistador español (Francisco Fajardo). Obtuvo apoyo para organizar una expedición para la conquista de las tierras situadas al oriente de Tacarigua (Miranda). En 1559, en una tercera expedición, Fajardo se adentró por el curso del río Tuy, los valles de Aragua y las posesiones del cacique Macario (Miranda). En el valle de los caracas fundó el hato San Francisco, varias veces destruido por los guerreros de Guaicaipuro o por los pueblos bajo su influencia. Este lugar era conocido por los pueblos originarios con el nombre de Catuchaquao.

Fajardo hablaba las lenguas de muchos de los pueblos originarios del territorio venezolano. Por ser pariente del cacique Naiguatá y por su madre de origen guaiquerí y nación caribe, establecía fáciles relaciones con los pueblos que habitaban todas las regiones.

Durante su segunda expedición, en 1557, salió de Margarita con su madre y 100 guerreros vasallos suyos del pueblo de los guaiqueríes. Desembarcó en el sitio llamado Chuspa y penetró en el valle conocido con el nombre de Panecillo (Vargas). En este valle fundó una villa que llamó Rosario con el consentimiento de los habitantes del lugar. Sin embargo, bien pronto los españoles que acompañaban a Fajardo se dieron a la tarea de cometer toda clase de atropellos, provocando la resistencia y el rechazo de los pueblos originarios.

Cuando los invasores capturaron mujeres y niños con el propósito de pedir rescate a cambio de oro, pieles y mantas, el cacique Paisana fue uno de los primeros en vengarse. Envenenó las aguas que llegaban a la villa del Rosario, sitió las instalaciones y luego arrasó con ellas. Una de las primeras en morir fue la propia madre de Fajardo. Lleno de cólera, éste montó una expedición armada y capturó a Paisana, ahorcándolo junto a 10 caciques. Fajardo organizaría nuevas fundaciones en el valle de los caracas y en el litoral hasta que Guaicaipuro, quien ya había dado muerte en combate a Juan Rodríguez Suárez, en alianza con otros caciques lo atacó en El Collado (Vargas) y lo hizo huir.

Fajardo murió en Cumaná (Sucre) en 1564, cuando Alonso Cobos, justicia mayor, lo hizo preso y él mismo lo ahorcó en la prisión. No tardó mucho tiempo sin que los parientes y amigos de Fajardo vengaran su muerte. Fueron a Cumaná, capturaron a Cobos lo llevaron a Margarita, lo sometieron a juicio y fue ahorcado por mandato de la Real Audiencia de Santo Domingo (Dominicana). FUENTE