miércoles, 8 de marzo de 2017

La Negra Matea Bolívar

Busto de la Negra Matea Bolívar en la Maternidad de la ciudad de Maracay, Edo. Aragua

Por: Janite Fuentes
El 21 de septiembre de 1773 nació, la Negra Matea Bolívar, quien fue en vida la aya del Libertador Simón Bolívar. Hija y nieta de esclavizados, por tradición adoptó el apellido de sus dueños, nació en Hato El Totumo, al sur de San José de Tiznados, estado Guárico, y falleció en en 1886 a la avanzada edad de 112 años, longevidad que causó asombró en sus tiempos.

Matea estuvo viviendo en la hacienda de los Bolívar en San Mateo y también en la casa de María Antonia, hermana del Libertador. Hizo de aya, muy niña, de los Bolívar más pequeños, entre ellos Simón, un tanto menor que ella.
La Negra Matea vio morir a Antonio Ricaurte en la batalla de San Mateo, luego Bolívar le otorga libertad, sin embargo, ella no se quiso ir, se quedó con la familia. Parte junto con María Antonia, hermana de Bolívar a La Habana, Cuba, huyendo de la persecución de los realistas. Una vez liberada la patria regresa a Venezuela y se entera de la muerte de su tan querido Simón.

FUENTE

El escultor venezolano Alejandro Colina y su obra "Negra Matea" en el taller

Antonia Esteller Camacho Clemente y Bolívar, quien fue pedagoga y escritora, redactó una biografía de Matea en la que señala que al llegar a la casa de Juan Vicente Bolívar, padre del Libertador, Matea fue bien recibida por la esposa María de la Concepción Palacios y Blanco, al lado de la cual aprendió con esmero el arte culinario y donde sus postres se hicieron muy famosos.

Cuando se supo en Caracas la muerte del Libertador, acaecida en Santa Marta - Colombia, el 17 de diciembre de 1830, Matea compartió con la familia la gran pena que los agobiaba.
Matea vivía, entonces, en la casa de María Antonia Bolívar Palacios, quien era casada con Pablo Clemente y Palacios. A la muerte de ésta, la negra vivió con la hija de María Antonia, Valentina Clemente de Camacho.

La gente en Caracas se asombraba de la longevidad de Matea, quien acompañó al entonces Presidente de la República Antonio Guzmán Blanco, cuando trasladaron los restos del Libertador desde la Catedral de Caracas hasta el Panteón Nacional, el 28 de octubre de 1876. Matea tenía entonces 103 años.
Muerte de Maria Teresa del Toro 
(La negra Matea acompaña a Bolívar en tan doloroso momento)

“Cuando algún caballero venía a visitar la casa, Matea lo confundía siempre con algunos de los personajes de la Independencia, así es que no lo anunciaba sino con el nombre de Montilla o Sucre o cualquier otro general de tan alta talla”, escribió Antonia Esteller Camacho Clemente y Bolívar, quien asegura que la negra justificaba sus malas palabras diciendo que las había aprendido de José Tomás Boves (comandante del Ejército Real), cuando la batalla de San Mateo (1814).


Matea murió en Caracas a la edad de 112 años y seis meses, el 29 de marzo de 1886.
FUENTE