lunes, 20 de octubre de 2008


me dijeron que te llamabas María,
mis ancestros te decían Yara,
en mi país te bautizaron Coromoto,
como Progenitora me pariste,
te he amado como Esposa,
me provees como Pachamama,
por primera vez te vi
a la cara como María Lionza...
y me di cuenta que eres
la misma de siempre...

Madre, bendíceme para siempre.


foto: Pablo Krish

(TOMADA DE UNA ESTAMPA DE VENTA EN EL MUSEO DE ARTE CONTEMPORÁNEO - CARACAS)