viernes, 20 de febrero de 2009

DISTINTAS NOTICIAS... 12 de octubre


Montaña de Sorte será sede del Parque Turístico María Lionza

Lunes, 13 de Octubre de 2008
Lorena Pulido

Enmarcada en la celebración del Día de la Resistencia Indígena y del Baile en Candela que se efectuó ayer en la montaña de Sorte, ubicada en el sector Quibayo de Chivacoa, municipio Bruzual el candidato a la gobernación, Edgar Azuaje propuso la creación del Parque Turístico María Lionza.

El aspirante explicó que de llegar a la silla gubernamental, uno de los primeros proyectos que iniciará es la edificación de un parque que reúna las condiciones necesarias para el disfrute y alojamiento de 200 mil turistas.

Azuaje bajo el respaldo del partido Independiente Por la Comunidad (IPC) indicó que el proyecto es viable, pues se trata de un plan que beneficiará la economía de Bruzual, Yaracuy e incluso de Venezuela.

“Es un trabajo macro que terminaremos en dos años, tendrá una estatua de la diosa María Lionza similar a la Virgen de la Paz que está en Trujillo, la cual tendrá en su interior una sala de conferencia, cafetín, pista de patinaje de hielo, exposición de artesanías, teleférico y un observatorio espacial”, declaró.

El candidato a la gobernación agregó que también habilitará un espacio de la montaña para edificar varias posadas con sus respectivas piscinas además de áreas recreativas, un casino, portales a base de adobe y piedra para los espiritistas y una excelente plataforma satelital que se encargue de la vigilancia de los turistas.

“El principal propósito es explotar el turismo en la región, para nadie es un secreto que al Baile en Candela vienen personas de otros países, esto hay que aprovecharlo”, dijo Azuaje.


El hampa tiene azotados a cultores de María Lionza en montaña de Sorte
El Carabobeño - 18 Sep 2008

Caracas, septiembre 18 (REDACTA).- Un grupo de cultores de la mitológica María Lionza proveniente del estado Yaracuy, acudió este jueves a la Defensoría del Pueblo, donde entregaron un documento en el que se exige resguardo contra el hampa que actúa impunemente matando y asaltando personas en la montaña mágica de Sorte.

Sandro Pérez, vocero del grupo, explicó que ellos veneran el culto de “Nuestra Santa Madre Reina María Lionza, en la montaña de Sorte en Yaracuy”, y puntualizó que la referida montaña no ha escapado de la inseguridad que afecta al resto del país.

En los últimos días, explica Pérez, en “la sagrada montaña” se han visto robos, hurtos, atracos, han asesinado personas, y por eso se han visto en la necesidad imperiosa de solicitar a la Defensoría del Pueblo, que el Gobierno Nacional intervenga y dé una pronta solución a este grave problema.

Pérez expresó que el documento entregado en la Defensoría del Pueblo está avalado por firmas recolectadas a personas que han sido víctimas de los desmanes de delincuentes que actúan impunemente en la montaña de Sorte. Asimismo, han pasado cartas a diferentes organismos gubernamentales pidiendo que todo el gobierno se avoque a solucionar el problema de inseguridad que los acosa, “porque son nuestras raíces, todos los venezolanos conocen el santuario de la reina María Lionza, y tenemos que defenderla y luchar por ella”, expresó Sandro Pérez.

FUENTE: http://www.el-carabobeno.com/p_pag_not.aspx?art=a190908e11&id=t190908-e11
Asesinan a militar en el Monumento a María Lionza
16 Jun 2008

Un militar del Ejército venezolano fue asesinado por unos atracadores, pero minutos antes de morir acabó con la vida de uno de ellos. El hecho se registró el pasado sábado en las montañas de Sorte, municipio Bruzual, estado Yaracuy. Lo cuenta El Informador.

El Monumento Natural a María Lionza se tiñó de rojo, al servir como escenario de un doble homicidio en el que también resultaron heridas tres personas quienes andaban de excursión en la montaña, junto al maestro técnico de tercera Argenis Antonio Navas Portillo, de 35 años de edad, quien murió al recibir un tiro en el pecho de mano de delincuentes.

Este militar tenía fijada su residencia en la urbanización La Florida de Valencia, estado Carabobo, pero estaba destacado en el área de Inspectoría de la Comandancia General en Caracas.

Aprovechó sus días libres para viajar a Yaracuy con su esposa, Francis Escobar, su hija de tres añitos y unos amigos que también pertenecen a los organismos de seguridad, pero del estado Portuguesa.

Con las intenciones de disfrutar del paisaje llegaron estos valencianos a la montaña. Apenas se estaban bajando de sus vehículos cuando fueron sorprendidos por tres sujetos armados, quienes los conminaron a entregarles sus pertenencias.

Cuenta Escobar, con lágrimas en los ojos y con un gran nudo en la garganta, que los individuos llegaron sacándole la camisa a su esposo y obligándolo a entregar un cargador de pistola Glock que guardaba en uno de sus bolsillos.

Se originó un forcejeo en el que los delincuentes comenzaron a disparar "como gatillos alegres", hirieron al militar en la región torácica y a cuatro de sus amigos que responden a los nombres de Gualberto Valecillos; María Valecillos, agente e inspectora de la policía de Portuguesa, respectivamente; y el padre de ambos, Antonio Valecillos.

En medio de la balacera y en estado de agonía, Portillo sacó su arma de reglamento y le disparó a uno de los choros, identificado como Aurelio Zúñiga Arrollo, de 27 años de edad, quien vivía en el barrio Lambruchini de Chivacoa pero, al parecer, era natural de Colombia, donde le darían cristiana sepultura. Funcionarios del Cicpc de Chivacoa se presentaron en el sitio para levantar los cadáveres que fueron ingresados a la morgue del Hospital de San Felipe y de Barquisimeto. La comisión investiga el hecho en el que manejan el móvil del robo, de acuerdo las primeras pesquisas.

Fuego, fuerza, y espiritualidad se conjugaron en honor a María Lionza


La protagonista, sin duda, es María Lionza (Foto: Rodolfo Cárdenas)
Los espíritus una vez más se hicieron sentir en Quibayo. Ellos fueron los protagonistas del encuentro de los dos mundos lejanos que se conjugaron sobre las brasas ardientes en pleno corazón de la montaña de Sorte la medianoche del 11 de octubre.
Más de veinte almas lejanas y desconocidas tomaron el cuerpo prestado de los creyentes para hacer un homenaje, como todos los años, a la milagrosa existencia de la mujer hecha leyenda que habita las verdes esquinas de cada árbol de la montaña: la Reina María Lionza.

Aurimare, como todos los años, se preparó al igual que todos los participantes, con una penitencia espiritual y una dieta de fe continuada para que los hermanos que ya se fueron puedan tocar los palos rojos que rodearon decenas de creyentes en la medianoche del 11 de octubre.

Las fogatas se encendieron con el permiso de la reina. Los fieles hicieron un círculo con las manos agarradas para iniciar la oración de bienvenida del ritual.

El banco de Aurimare, atento, susurró algunas palabras con el tabaco rozándole los labios, mientras ella sentía, de manera absoluta, la entrada infalible de un espíritu desconocido para la multitud.

Después de las 12 eran muchos cuerpos los que danzaban sobre los carbones, frente a los ojos absortos de los espectadores, pero las almas de cada uno de ellos ocuparon un puesto en el aire mientras la visita esperada hacía de las suyas bajo la brillante luna que alumbró la velada.

Los extraños salieron del nirvana para bailar por horas en los carbones encendidos. Sus cenizas ya se deslizaban por el aire cuando algunos habían vuelto a donde pertenecen.

Las almas volvieron, los cuerpos tuvieron sus dueños y las visitas lejanas volvieron satisfechas a sus lechos después de ofrecer a la reina de la danta una noche de sacrificio, de goce y de fe.

Los participantes mostraron el orgullo de haber pasado inadvertidos ante el implacable poder del fuego. Muchos levantaron sus pies para aplacar las dudas de las posibles heridas. “No tengo nada, no me duele nada”, dijeron unos.

Baile en manos del Gobierno

Decenas de participantes del Baile en Candela se reunieron con el director del Instituto Nacional de Parques, Lucas Fernández, para hacer de su conocimiento la decisión de eliminar del ojo público el Baile en Candela si no se construye, para esta fecha del año próximo, un anfiteatro propicio para la actividad.

Según Pablo Vásquez, presidente de la Asociación Nacional de Espiritistas Hijos de María Lionza, junto con otros creyentes del culto, la decisión se tomó porque la seguridad de los espectadores se fragiliza durante el baile.

“Los espíritus están gozando cuando bailan y no saben lo que hacen, de pronto pueden tirar una de las brasas a la gente y puede ocurrir un accidente. Además, el sitio ya es muy pequeño para la gran cantidad de personas”, comentó uno de los participantes.

Vásquez asegura que el proyecto del anfiteatro está aprobado desde hace más de tres años y que por la no ejecución de algunas partes de éste, se encuentra paralizado.

“Se han realizado algunos de los puntos del proyecto, como el puente, pero el más importante, que es el anfiteatro, aún no se ha concretado”, dijo Pablo Vásquez.

Juana de Dios: “Gústele a quien le guste”

“Sigo siendo la sacerdotisa hasta que la reina quiera”

La ausencia de Juana de Dios durante el Baile en Candela brilló tanto o más que las brasas encendidas. La mujer conocida como la sacerdotisa de María Lionza se limitó sólo a realizar su tradicional altar, donde realizó rituales y actividades propias de la religión.

“Mucha gente que tiene poco tiempo en esto quiere ser como yo, pero aunque a algunos no les guste, sigo siendo la sacerdotisa hasta que la reina quiera”, dijo Juana al explicar el motivo de su ausencia.

“Yo he realizado este ritual por más de sesenta años, ahora lo realiza el hermano Pablo, pero yo no voy para donde no me inviten”, comentó la conocida mujer.

Al parecer los problemas en la montaña se hacen cada vez más palpables, al punto de atentar contra la realización de la tradicional danza.

“Desde que yo estoy aquí, el baile se hace en la medianoche del once. Yo consulté con la reina y sí era posible la realización del baile el día de siempre. A mucha gente le molestó el cambio, pero yo no participé esta vez”.

Juana asegura que mucha gente extrañó el ritual de las antorchas, que se realizan antes del baile como tal, para dar colorido y como parte del protocolo religioso del culto.

La confusión con la fecha

Es necesario aclarar la situación presentada con el supuesto cambio de fecha del Baile en Candela para el viernes. Fue Pablo Vásquez, de la asociación de espiritistas que organiza la actividad, de aseguró que el evento había sido cambiado para el 12 de octubre a las 9:00 pm.

Resulta que horas después de habernos asegurado la especie, la situación cambió y fue retornado el baile a su momento original, la medianoche del jueves 11.

Sólo faltó un detalle: avisar a la redacción de este diario la información de que todo había retornado al plan original. Pedimos disculpas a nuestros lectores.

Tal situación, como otros aspectos que se evidenciaron, denotan que aún, a pesar de los años que se tiene realizando la actividad, priva la desorganización.

Fiesta todo el fin de semana

A pesar de las confusiones entre los organizadores del evento los visitantes siguen llegando a la montaña durante estos días de asueto.

El baile terminó, pero las ganas de rendir culto a la reina no cesan en estos días. Miles de personas han llegado de distintas partes del país y el mundo.

Según Lucas Fernández, director de Inparques, durante el baile se contabilizaron cerca de siete mil personas, pero el número podría haber aumentado durante el día de ayer.

“Las personas no dejan de llegar. Hemos habilitado todos los espacios para que todo esté lo mejor posible”, dijo Fernández.

Informó que durante el evento se contó con todas las fuerzas de seguridad y resguardo del estado, para preservar la tranquilidad de las personas que visitan la montaña.

Se contabilizaron cerca de mil quinientos funcionarios de seguridad y civiles incluyendo la Guardia Nacional, Reserva Militar, policía del estado, Protección Civil, Inparques, el cuerpo de Bomberos, la Disip, estudiantes de la Unefa, entre otros cuerpos.

El Fondo Mixto de Turismo del estado Yaracuy colaboró con el operativo de sensibilización dirigido a los turistas, al igual que la entrega de dípticos y trípticos con la intención de impulsar el turismo en el estado.

Juan José Faría (13/10/2007)

EN: http://www.yaracuyaldia.net/?page=noticia&id=13560


María Lionza: naturaleza encarnada en mujer y madre de la raza - 13 Octubre 2006 - 00:30
María Lionza: naturaleza encarnada en mujer y madre de la raza - 13 Octubre 2006 - 00:30

Homenajeada en su día
Venerada como “La Reina”, incontables creyentes rindieron homenaje en su día (ayer) a María Lionza, conocida por muchos historiadores como la naturaleza encarnada en mujer y la madre de la raza mestiza. Cada 12 de Octubre, Día de la Raza, personas de diversos rincones del país se acercan a la montaña de Sorte y Quibayo a cumplir sus promesas.

Frutas, velas, tabacos y hasta dinero forman parte de los obsequios otorgados por los asistentes. Los rituales espirituales ocurren cons-tantemente en la montaña “mágica”. Según los espiritistas del lugar, existen denominaciones que juzgan su labor como “chamarrerías”, “mentiras” y muchas otras, las cuales afirmaron ofenden en cierto modo a los que allí trabajan, no obstante hacen caso omiso a esas palabras.

Pablo Vásquez, presidente de la Asociación Nacional de Espiritistas Hijos de María Lionza, afirma que cada año se realizan diversos rituales en estos espacios con el propósito de fomentar la creencia hacia la reina en niños, jóvenes y adultos. Manifestó que más de 100 mil personas asistieron al acto denominado “baile de candela” y día de María Lionza.

“Por primera vez, se presentó antes del baile de candela, un documental hecho en el estado Yaracuy sobre las actividades curativas y espirituales que aquí se efectúan, para luego desarrollar alrededor de las 4:00 de la madrugada de ayer dicho baile sobre las brasas, en el cual participaron 30 personas” acotó Vásquez, quien se desenvuelve también como jefe de ceremonia.

En Sorte: se encuentra de todo...

Luego de hacer un largo recorrido por la montaña, el equipo reporteril de EL INFORMADOR pudo percibir y comprobar a través de las palabras de Pablo Vásquez, que en Sorte se encuentra de todo. Desde despojos, pasando por velaciones, flagelos (sacrificios por medio de cortadas), hasta música ofrecida a diversas imágenes, actividades que forman parte de lo que visitantes y creyentes pueden observar en el lugar.

Aprovechando la ocasión y el paseo, entrevistamos a la señora Juana de Dios Martínez, sacerdotisa, reconocida por el Ministro de la Cultura como patrimonio cultural de Yaracuy y una de las pioneras del culto a María Lionza, quien además se destacó en la edición pasada de la revista Estampas Larense. Nos contó un poco sobre la tradición, “Cada año, esto es un compromiso que yo adquirí, levanto un altar en homenaje a la “Reina”, allí se colocan las ofren-das de los visitantes y creyentes, quienes agradecen por los favores recibidos por la diosa”.

El culto hacia la reina de las aguas sagradas como también se conoce, no tiene distinción de edad, sexo, raza ni clase social. Personas con deseos de solventar sus problemas, o simplemente agradecidas con la venerada imagen se unieron en un mismo espacio para homena jear a la que llaman la diosa de los venezolanos.

Varias “cortes” como se denominan los grupos de espiritistas, se distribuyen a lo largo y ancho de la montaña de Sorte y Quibayo. “La más nueva es la corte malandra, la cual busca atraer a jóvenes para la creencia y respeto hacia la reina. En algunas ocasiones, se brinda obsequios a diversos personajes de dicha corte a quienes la gente les pide su ayuda u otro tipo de cosas”, expresó Vásquez.

El jefe de ceremonia expresó que según lo establecido en la ley, los menores de edad no pueden formar parte de los rituales, más sin embargo, muchos de las personas que se acercan al lugar no respetan la condición, claro – indicó – no se puede quitar que un niño o niña obtengan de repente un mal espíritu y deba acudir a Sorte, pero realmente no es recomendable”.

EN:
http://elinformador.com.ve/noticiero3/xxprint.php?ArtID=33929

Yo estuve en el trono de la Reina María Lionza
09 Octubre 2004

Yo estuve en el trono de la Reina María Lionza
Crónicas del más allá

(Abelardo Ramírez).-

Vamos a emprender un viaje físico y espiritual, en tres pasos simbólicos, a las entrañas del mito y del culto a María Lionza, de la ma- no del único ser vivo que ha visi- tado las moradas y el trono mayor de la Reina en las montañas de Sor- te: Rosa Emilia Soteldo, vigorosa anciana de cerca de 90 años de edad, nacida en El Ceibal y residente en Peguaima, Chivacoa, estado Yaracuy.

Paso I

Recorrido con Rosa Soteldo

Para comenzar el camino físico hacia las montañas de Sorte, tenemos que ubicarnos en el Yaracuy de la primera mitad del siglo pasado, cuando todo el estado era un emporio de riquezas, con minas, como las de Aroa, grandes hatos ganaderos, como los de Fermín Calderón, las inmensas plantaciones de caña del Central Matilde y las instalaciones industriales de la destilería.

Por los caminos que hacía el ganado para ir a beber al río y por el guardarraya de los cañaduzales, Rosa Soteldo y Lino Valle, primer apóstol de María Lionza, se desplazaban para internarse en las montañas de Sorte, atendiendo el llamado espiritual de la Reina. Una fuerza sobrenatural los atraía hacia la montaña para recibir los dones y la fuerza de la alta luz en Roca Bella, Copa de Oro y El Dique.

En presencia de María Lionza

En el año 1937, de la mano de Lino Valle, su padrino y maestro espiritual, Rosa Soteldo llegó hasta la Gruta en donde está el Comando Mayor de María Lionza y entró al Palacio del Encanto.

«Al estar en los aposentos sagrados de la Diosa sentí una gran paz espiritual, parecida a un dulce sueño. Todos mis sentidos y mis facultades se exaltaron, y mi alma quedó embargada de una quietud indescriptible y en medio del más profundo silencio, vi frente a mí a una hermosa joven brotando luz por todos los costados y su resplandor nos envolvió a Lino a mí y nos llenó de inspiración y fuerzas especiales que nos dieron poder de sanación corporal y espiritual y a partir de ese momento fueron muchas las curaciones y prodigios realizados por Lino, hasta su muerte», dice Rosa.

Muerte de Lino Valle

«Cuando Lino estaba siendo llamado a juicio de Dios, en 1952, yo tenía más de 30 años de edad y más de 15 viajando con él a la montaña», continúa diciendo Rosa Soteldo. «Un día antes de morir Lino, me llegó un espíritu que dijo: -Rosa, tienes que irte a Roca Bella. En 12 horas morirá el Profesor. A partir de hoy deberás ayunar durante nueve días, mientras su espíritu descarna, para que te purifiques y recibas la fuerza y el poder de tu padrino y continúes la misión de curar a los enfermos y de abrir los caminos al templo de la Reina en la montaña. Así lo hice.

Subí hasta Roca Bella y permanecí 9 días en ayuno, hasta que me encontró el compadre Crispín Pérez, que había ido a buscarme», concluye Rosa Emilia.

Y fiel a su misión, Rosa consagró toda su vida al servicio del culto a María Lionza.

Persecución implacable

En contraste con lo que sucede en nuestros días, cuando generales y hasta presidentes en persona han visitado las montañas de Sorte para recibir las gracias y las bie- naventuranzas de la Reina María Lionza, en las épocas de Pérez Ji- ménez se desató una obsesiva e implacable persecución contra los practicantes del culto.

Personas como Rosa Soteldo y otros, a los que ya les había llegado la buena nueva del culto a una Diosa propia, con arraigo en los ancestros indígenas, tuvieron que entrar en la clandestinidad y a escondidas seguir haciendo la peregrinación a la montaña.

Eran tantos los adeptos que cada día se sumaban a la nueva corriente religiosa, que había desbordado los límites locales y nacionales, que con el tiempo y haciendo eco a un clamor general, las Montañas de Sorte fueron declaradas Monumento Nacional, se les asignó guardabosques y una precaria vigilancia.

Asociación de practicantes

Hoy en día, Rosa Soteldo, en uso de sus plenas facultades físicas y mentales, está prácticamente retirada del febril ajetreo en las montañas, pero son tantos los frutos de la semilla evangelizadora sobre el culto a María Lionza que por más de 70 años fue sembrando, que no hay hogar o negocio en Venezuela que no tenga una imagen de la reina o de alguien de sus cortes, que no use una vela, un riego, un sahumerio o un tabaco, o que no haya oído hablar del Negro Felipe, Guaicaipuro y las 7 Potencias Africanas, de Don Juan del Dinero, de Shangó Macho o Shangó Hembra.

En todos los pozos del río Yaracuy, al pie de la montaña y en los Portales, miles de practicantes de ritos afines, brujos, piaches, chamanes, candombleros, espiritistas, macumberos, curiosos, santeros, yerbateros y todo tipo de nigromantes y practicantes de magia, ejercen sus conocimientos y realizan sus prácticas al amparo del culto a María Lionza.

Para poner orden y controlar atentados contra la moral y las buenas costumbres en la zona, como sacrificio de animales o consumo excesivo de licor, Pablo Vásquez y Adolfo Hernández, crearon la Asociación Nacional Hijos de María Lionza, que dirige el primero, y la Asociación Filosófica Religiosa y Cultural Altar Fuerzas Unidas, que dirige el segundo, para agrupar a los jefes de caravanas y a los responsables de los grupos que llegan de todo el país y del exterior.

Estas agrupaciones además de identificar y carnetizar a sus afiliados, buscan la protección del medio ambiente y la seguridad de visitantes y peregrinos.

12 de Octubre, fiesta de María Lionza

Este viaje con Rosa Soteldo sólo culminará el próximo martes 12 de octubre en las Montañas de Sorte, con el cumplimiento de la promesa de invocar sus espíritus protectores y revelar los secretos y las profecías depositadas en ella por la Reina y su primer apóstol, Lino Valle, con la celebración del tradicional baile en candela al pie de la montaña. To- dos los integrantes de Nuestro Místico Universo, reporteros, periodistas, profesionales de la pa- rapsicología, síquicos y la Pitonisa María Guadalupe, estaremos cubriendo todas las incidencias de la celebración de la fiesta a María Lionza en las Montañas para llevar a todos los lectores de EL INFORMADOR el próximo domingo los pormenores de la efemérides.

Paso II

Accidente de la estatua de María Lionza

Este año, el 12 de Octubre, Día de la Raza, tendrá una connotación especial por la celebración de «El Día de la Resistencia Indígena» que tiene en el Cacique Guaicaipuro su máximo exponente. Homenaje especial le será rendido en el Panteón Nacional, como adalid de todos los indígenas de América que sacrificaron heroicamente la vida por defender su tierra y su libertad.

Por primera vez en toda la his- toria, este 12 de octubre, día de la Hispanidad, se celebrará la fiesta de María Lionza con la imponente escultura fuera de su pedestal, con múltiples fracturas, en cuidados intensivos, en peligro de muerte y varias entidades del Estado disputándose sus ruinas.

¿Será este el reflejo de la realidad del culto a María Lionza si no se reorienta por caminos más seguros y ciertos con el apoyo oficial?
¿Será una voz de alerta sobre la distracción y afán mercantilista de su culto?

¿Será un presagio sobre acontecimientos futuros en Venezuela?

¿Qué extraños augurios encierra el raro accidente de la obra de Alejandro Colina de la avenida Francisco Fajardo de Caracas, en la madrugada del domingo 6 de junio?

¿Accidente por fuerzas sobrenaturales?

Estudios técnicos y científicos efectuados por ingenieros y expertos restauradores indican que, si bien el revestimiento exterior de la estatua pudiera desmoronarse en mil pedazos, no así su estructura metálica trabajada con los mejores hierros, capaces de resistir tempestades y lo más inclementes fenómenos de la naturaleza.

¿Fuerzas extrañas la derribaron? ¿Por qué se fracturó por la cintura y cayó de espaldas, con la mirada suplicante dirigida al cielo?

¡Doctores tiene la Santa Madre Iglesia que sabrán responder!

Paso III

Un sueño hecho realidad

Un inquieto y visionario hombre de Barquisimeto, abogado y poeta, ampliamente conocido por su labor en la Casa de las Letras «Antonio Arráiz», Freddy Castillo Castellanos, se dio a la quijotesca tarea de realizar un sueño y crear en Yaracuy una Universidad Experimental con programas y espacios académicos bien definidos, pero sin facultades ni decanaturas y lo consiguió con la fundación, en el año 99, de la Universidad Nacional Experimental de Yaracuy -UNEY-, cuya Cátedra Internacional de Estudios Americanos Tradicionales «Gilberto Anto- línez», está orientada al estudio e investigación sobre el Culto a María Lionza.

Desde sus inicios la UNEY, con otras personalidades de la Academia, del Arte, de las Ciencias y de las Letras, como la Dra. Deysi Ba- rreto, el Lic. Santos López, Natividad Barroso García, los presidentes de las Asociaciones de Practicantes del Culto a María Lionza, devotos, seguidores y muchas personas más, abanderó la cruzada que busca conseguir que el Estado declare el Culto a María Lionza, patrimonio intangible de la nación.

Profundos y exhaustivos estudios sociológicos, folklóricos y an- tropológicos, demuestran que la tradición cultural de María Lionza reúne las condiciones para lograr su acreditación como Patrimonio Cultural de Venezuela. Sólo con su aprobación oficial se podrían obtener del Estado recursos económicos para proteger el culto y la tradición, que vienen siendo últimamente tergiversados, expoliados y contaminados por nuevas y foráneas tendencias seudoespirituales.

María Lionza, depositaria de la cultura prehistórica venezolana, da fisonomía propia a la religiosidad de Venezuela, invade las expresiones de la inteligencia humana y está presente en todas las manifestaciones artísticas y culturales del país con canciones populares, obras sinfónicas, artesanías, pinturas, esculturas, poesías, novelas, teatro, cine y televisión.

(...)

Por las raíces españolas y africanas mezcladas con la sangre indígena, el venezolano, como casi todos los pueblos con idéntico pasado, no puede sustraerse al mundo de lo desconocido con su carga de fe en fuerzas sobrenaturales y ocultas que lo llevan a incluir en sus compras diarias, velas, yerbas, tabacos, santos y oraciones y lo inducen a visitar al curioso, al brujo o a la pitonisa. Una hermosa y sentida copla venezolana, hace un retrato fiel de la forma de ser y de la idiosincrasia del pueblo venezolano:


Una mujer pendenciera,

señores, y qué les cuento,

se puso a hacer un invento

para volverme un cualquiera.

Y tenía la hechicera

un sombrero y un retrato,

un flux y unos zapatos,

todo eso poseía,

pero yo me defendía

con la oración del tabaco.




EL INFORMADOR- LARA
!A bailar sobre candela en Sorte¡ 11/10/06
!A bailar sobre candela en Sorte¡

Por: Lisbella Páez
Publicado el Miércoles, 11/10/06

Esta noche como todos los 12 de octubre en la montaña de Sorte lugar del reino de Maria Lionza, retumbarán los tambores para acompañar al ritual del Baile en candela.

Sorte es una montaña del macizo de Nirgua cruzada por el río Yaracuy decretada en 1960 monumento natural, por ser cuna del mito más antiguo del país y considerarse una divisoria de aguas.

Gilberto Antolinez recogió en 1939 que “… para el fin de la cosecha, los nirguas del núcleo principal de la tribu, recibieron de su gran piache o moján un doloroso presagio: que a un cacique de la tribu le nacería una niña con los ojos de tan extraño color que, de mirarse en las aguas de la laguna, no podría ver sus pupilas. Además, tan pronto como esta niña de ojos de agua se viese espejada en alguna parte, por el doble hueco de la imagen brotaría una monstruosa anaconda, que causaría la ruina de los nirguas”

Fue tan el desconsuelo que cada vez que nacía una niña toda la tribu pasaba momentos de angustia hasta que nació la niña que fue escondida y sólo su madre y sus guardianes conocían su existencia.

“Pero llegó el día en que se cumpliría la profecía. La doncella de los ojos de agua salió en un descuido de sus cuidadores y llegó hasta la orilla de la laguna encantada. Se miró en las aguas profundas y de repente empezó a moverse el agua y a producirse un remolino. Fue transformándose el rostro de la joven en serpiente. Así se convirtió en la anaconda, dueña del agua, quien fue creciendo hasta hacer que las aguas se desbordarán”.”Tanto creció la sierpe, que finalmente estalló dando un roletazo, vibró; se desmadejó y quedó inerte, la cola en Sorte, cerca de Chivacoa (estado Yaracuy), y la cabeza en Tacarigua (estado Carabobo)”. El presagio se había cumplido.

Pero Maria Lionza también es el culto mas extendido en el país y su espíritu junto a sus acompañantes divididos en cortes (africana, Juanes, Vikinga, Medica,Chamarrera), baja a la tierra en cuerpos transportados, llamados materia para hacer el bien en la tierra.

Muchos elementos son utilizados para la transportación que se hace en portales casi siempre al pie de árboles donde se fabrica el altar adorando con flores, frutas, bebidas, pólvora, talco, perfumes tabacos, velas.

Y hoy al son de tambores muchos espíritus bajarán en materias en la montaña de Sorte.

EN:
http://encontrarte.aporrea.org/noticias/n3944.html

OCTUBRE 2006


MARIA LIONZA: naturaleza encarnada en mujer y madre de la raza
Homenajeada en su día

Venerada como “La Reina”, incontables creyentes rindieron homenaje en su día (ayer) a María Lionza, conocida por muchos historiadores como la naturaleza encarnada en mujer y la madre de la raza mestiza. Cada 12 de Octubre, Día de la Raza, personas de diversos rincones del país se acercan a la montaña de Sorte y Quibayo a cumplir sus promesas.
Frutas, velas, tabacos y hasta dinero forman parte de los obsequios otorgados por los asistentes. Los rituales espirituales ocurren cons-tantemente en la montaña “mágica”. Según los espiritistas del lugar, existen denominaciones que juzgan su labor como “chamarrerías”, “mentiras” y muchas otras, las cuales afirmaron ofenden en cierto modo a los que allí trabajan, no obstante hacen caso omiso a esas palabras.
Pablo Vásquez, presidente de la Asociación Nacional de Espiritistas Hijos de María Lionza, afirma que cada año se realizan diversos rituales en estos espacios con el propósito de fomentar la creencia hacia la reina en niños, jóvenes y adultos. Manifestó que más de 100 mil personas asistieron al acto denominado “baile de candela” y día de María Lionza.
“Por primera vez, se presentó antes del baile de candela, un documental hecho en el estado Yaracuy sobre las actividades curativas y espirituales que aquí se efectúan, para luego desarrollar alrededor de las 4:00 de la madrugada de ayer dicho baile sobre las brasas, en el cual participaron 30 personas” acotó Vásquez, quien se desenvuelve también como jefe de ceremonia.
En Sorte: se encuentra
de todo...
Luego de hacer un largo recorrido por la montaña, el equipo reporteril de EL INFORMADOR pudo percibir y comprobar a través de las palabras de Pablo Vásquez, que en Sorte se encuentra de todo. Desde despojos, pasando por velaciones, flagelos (sacrificios por medio de cortadas), hasta música ofrecida a diversas imágenes, actividades que forman parte de lo que visitantes y creyentes pueden observar en el lugar.
Aprovechando la ocasión y el paseo, entrevistamos a la señora Juana de Dios Martínez, sacerdotisa, reconocida por el Ministro de la Cultura como patrimonio cultural de Yaracuy y una de las pioneras del culto a María Lionza, quien además se destacó en la edición pasada de la revista Estampas Larense. Nos contó un poco sobre la tradición, “Cada año, esto es un compromiso que yo adquirí, levanto un altar en homenaje a la “Reina”, allí se colocan las ofren-das de los visitantes y creyentes, quienes agradecen por los favores recibidos por la diosa”.
El culto hacia la reina de las aguas sagradas como también se conoce, no tiene distinción de edad, sexo, raza ni clase social. Personas con deseos de solventar sus problemas, o simplemente agradecidas con la venerada imagen se unieron en un mismo espacio para homena jear a la que llaman la diosa de los venezolanos.
Varias “cortes” como se denominan los grupos de espiritistas, se distribuyen a lo largo y ancho de la montaña de Sorte y Quibayo. “La más nueva es la corte malandra, la cual busca atraer a jóvenes para la creencia y respeto hacia la reina. En algunas ocasiones, se brinda obsequios a diversos personajes de dicha corte a quienes la gente les pide su ayuda u otro tipo de cosas”, expresó Vásquez.
El jefe de ceremonia expresó que según lo establecido en la ley, los menores de edad no pueden formar parte de los rituales, más sin embargo, muchos de las personas que se acercan al lugar no respetan la condición, claro – indicó – no se puede quitar que un niño o niña obtengan de repente un mal espíritu y deba acudir a Sorte, pero realmente no es recomendable”.

http://elinformador.com.ve/noticiero3/xxview.php?ArtID=33929

NACIONALES / YARACUY

Rito de María Lionza atrajo a cientos de devotos del mundo

SAN FELIPE.- La celebración anual del Día de la Resistencia Indígena con el culto a María Lionza en el monumento natural homónimo de la diosa, ubicado en el estado Yaracuy, atrajo este 12 de octubre a visitantes y devotos de todo el mundo.

Cada año acuden al encuentro personas de Curazao, Colombia, Francia, Holanda y hasta de Japón, destacó Pablo Vásquez, presidente de la Asociación de Espiritistas Hijos de María Lionza (Aehm).

Devotos venezolanos y extranjeros acuden a los sectores Quibayo, El Oro y Sorte a profesar su fe a la Reina de la Montaña y algunos optan por consultar a los espiritistas acerca de su salud y bienestar.

Pastor Mendoza, líder espiritual mariolioncero que se encontraba en el sector El Oro, confirmó la presencia de personas de distintos países que acuden a la montaña a rendirle culto a la diosa.

Señaló que María Lionza tiene seguidores en Estados Unidos y Suiza, y destacó que en Francia y España existen centros donde se le rinden honores.

Pero María Lionza no sólo atrae a visitantes extranjeros, sino también a estudiosos de otros países. Tal es el caso de Roger Canals, investigador de la Universidad Autónoma de Cataluña, quien se ha visto interesado en la devoción que genera la diosa venezolana.

Por esta razón, el museo Carmelo Fernández del estado Yaracuy, donde recientemente se organizó una exposición sobre la reina María Lionza, negocia con la universidad española la realización de una exposición acerca del culto en varios países de Europa, informó Rafael Principal, director del museo yaracuyano.

Objetos del culto serían expuestos en el Museo Etnográfico de Barcelona y posiblemente en museos similares en las ciudades españolas Sevilla y Valencia, así como en París, Francia.

La celebración anual del Día de la Resistencia Indígena reunió a unos 18 mil visitantes que se concentraron en 11 hectáreas, de las 11 mil 993 que conforman el Monumento Natural, indicó el superintendente del Instituto Nacional de Parques (Inparques) del Monumento Natural María Lionza, Carlos Delgado.
EN:
http://www.eltiempo.com.ve/noticias/default.asp?id=89641


En el estado Yaracuy

RITO DE MARIA LIONZA ATRAJO A MILES DE DEVOTOS DEL MUNDO

Personas de Curazao, Colombia, Francia, Holanda y hasta de Japón se dieron cita en Sorte para rendir tributo a la diosa. Tal devoción atrajo incluso a estudiosos de otras latitudes

La celebración anual del Día de la Resistencia Indígena con el culto a María Lionza en el monumento natural homónimo de la diosa, ubicado en el estado Yaracuy, atrajo este 12 de octubre a visitantes y devotos de todo el mundo. Cada año acuden al encuentro personas de Curazao, Colombia, Francia, Holanda y hasta de Japón, destacó Pablo Vásquez, presidente de la Asociación de Espiritistas Hijos de María Lionza (AEHM).

Devotos venezolanos y extranjeros acuden a los sectores Quibayo, El Oro y Sorte a profesar su fe a la Reina de la Montaña y algunos optan por consultar a los espiritistas acerca de su salud y bienestar.

Pastor Mendoza, líder espiritual mariolioncero que se encontraba en el sector El Oro, confirmó la presencia de personas de distintos países que acuden a la montaña a rendirle culto a la diosa. Señaló que María Lionza tiene seguidores en Estados Unidos y Suiza y destacó que en Francia y España existen centros donde se le rinden honores.

Pero María Lionza no sólo atrae a visitantes extranjeros, sino también a estudiosos de otros países. Tal es el caso de Roger Canals, investigador de la Universidad Autónoma de Cataluña, quien se ha visto interesado en la devoción que genera la diosa venezolana.

Por esta razón, el museo Carmelo Fernández del estado Yaracuy, donde recientemente se organizó una exposición sobre la reina María Lionza, negocia con la universidad española la realización de una exposición acerca del culto en varios países de Europa, informó Rafael Principal, director del museo yaracuyano. Objetos del culto serían expuestos en el Museo Etnográfico de Barcelona y posiblemente en museos similares en las ciudades españolas Sevilla y Valencia, así como en París, Francia.

La celebración anual del Día de la Resistencia Indígena reunió a unos 18 mil visitantes que se concentraron en 11 hectáreas, de las 11 mil 993 que conforman el Monumento Natural, indicó el superintendente del Instituto Nacional de Parques (Inparques) del Monumento Natural María Lionza, Carlos Delgado.

http://www.rnv.gov.ve/noticias/index.php?act=ST&f=16&t=39144


EL DIARIO/ La Prensa on line New York

Peregrinación a santuario de María Lionza

NUESTROS PAÍSES - 10/13/2006

Varios miles de devotos viajaron para venerar a una mítica diosa indígena en las montañas donde habría estado su hogar, mientras que su estatua en la capital recibía un vistazo por primera vez después de dos años de esfuerzo por restaurarla que generó una polémica en Venezuela.
Los seguidores del culto a María Lionza, cuyas referencias datan de hace más de 500 años, cruzaron campos de caña de azúcar hasta un río cercano a las montañas de Sorte, localizada a unos 290 kilómetros al occidente de Caracas, para llevar a cabo los rituales el miércoles en la noche en honor de la diosa, pedir su protección o agradecerle por curar sus afecciones.
“Venimos a ofrendar a la reina por los favores conseguidos”, dijo Reinaldo Pinto, de 37 años, quien desde hace 15 años funge como enlace entre los creyentes y el espíritu de la diosa y su “corte” o conjuntos de espíritus.
Más temprano en Caracas, los venezolanos consiguieron ver por primera vez la estatua restaurada de 6.7 metros, la cual en junio del 2004 se fracturó, generando consternación entre los seguidores del culto a la diosa, los familiares del escultor de la obra, el artista venezolano Alejandro Colina, y las autoridades locales.
El torso de la diosa amaneció acostado, mirando hacia el cielo sobre unos andamios que habían instalado alrededor por una fundación dependiente de la alcaldía de Caracas que entonces trataba de repararla.
La escultura de María Lionza, que data de 1951, enfrentó legalmente a la Universidad Central de Venezuela (UCV), propietaria de la pieza, y la alcaldía de Caracas, que quería mudar la obra para repararla.
“Los que siguen el culto siempre han venido por aquí, estaban en contacto con nosotros. Creo que estarán satisfechos con lo que hemos hecho”, dijo el ingeniero civil José Luis Beauperthruy, quien encabezó los esfuerzos de la UCV.
En el año 1953 el dictador Marcos Pérez Jiménez, quien era devoto de la diosa, ordenó instalarla sobre un pedestal 4.5 metros de alto en medio de la principal autopista de Caracas, lugar considerado por sus devotos como el centro energético de la ciudad.
El dictador, que promovió activamente el establecimiento de santos patrones en toda Venezuela, esperaba legitimar su gobierno con la imagen de la diosa, que levanta la pelvis al cielo, montada en un tapir, en cuyas patas del mamífero se enrosca una serpiente.
El 12 de octubre
Durante la Semana Santa y el Día de la Resistencia Indígena (12 de octubre), son numerosas la peregrinaciones a la montaña de Sorte, la cual se encuentra ubicada cerca de Chivacoa, en el estado de Yaracuy.
A este lugar llegan los devotos con el objeto de hacerle todo tipo de peticiones a María Lionza, las cuales puede ir desde la cura de enfermedades, la solución de problemas de amor, hasta la obtención de riqueza o poder.
Los creyente eligen un rincón en el bosque o un recodo en el río, donde construir un altar desde donde invocarla.
El altar en cuestión se decora con fotografías, figuras estatuillas, vasos con ron o aguardiente, tabacos, cigarrillos en cruz, flores y frutos. Asimismo, el altar debe estar presidido por la Reina María Lionza, quien en el mundo del espiritismo es la “monarca de cuarenta legiones, formadas por diez mil espíritus cada una”.
Al lado de la Reina, colocan a Guaicaipuro, el cacique que luchó valientemente contra los conquistadores españoles en el valle de Caracas y que preside la Corte Indígena; y al otro lado, colocan al Negro Primero, el único negro con rango de oficial en el ejército de Bolívar, que preside la Corte Negra.
El culto a María Lionza se remonta al tiempo previo a la llegada de los españoles.
Los indígenas que habitaban lo que hoy se conoce como el Estado Yaracuy, veneraban a Yara, Diosa de la Naturaleza y del Amor.
De hecho, según algunos lingüistas, el vocablo Yaracauy significa “lugar de Yara”.
De acuerdo a la descripción que los indígenas hacían de Yara, ésta era una mujer triste de grandes ojos verdes, pestañas largas y amplias caderas.
Olía a orquídeas, su sonrisa era dulce y melancólica, los cabellos lisos y largos hasta la cintura, con tres hermosas flores abiertas tras las orejas.
Según la leyenda, Yara quien era una hermosa princesa indígena, fue raptada por una enorme culebra dueña de las lagunas y los ríos, que se enamoró de ella.
Enterados los espíritus de la montaña de lo hecho por la culebra, decidieron castigarla haciendo que se hinchara hasta que reventara y muriera. Tras esto, eligieron a Yara como dueña de las lagunas, ríos y cascadas, madre protectora de la naturaleza y reina del amor.
El mito de Yara sobrevivió a la conquista española, aunque sufrió algunas modificaciones.
En este sentido, Yara fue cubierta por la religión católica con el manto de la virgen cristiana y tomó el nombre de Nuestra Señora María de la Onza del Prado de Talavera de Nivar. Sin embargo, con el paso del tiempo, sería conocida como María de la Onza, o sea, María Lionza.

http://www.eldiariony.com/noticias/detail.aspx?section=20&desc=Nuestros%20Pa%C3%ADses&id=1506729


La resistencia indígena ardió en el Monumento de Maria Lionza

Georgely Morin
ABN 12/10/2006

Archivo, ABN.
Sorte, 12 Oct. ABN.- El culto a María Lionza se hizo sentir en el Monumento Natural que lleva su nombre, ubicado Sorte en el estado Yaracuy, donde sus creyentes acudieron para hacer velaciones, purificaciones, y sobre todo, para presenciar El baile de la candela.

Este baile se hace cada 12 de octubre, y consiste en un recorrido que marialonceros realizan por brasas, con la fuerza que les dan los espíritus que toman su cuerpo, según explican los creyentes, y que a su vez permite que el fuego no les haga quemaduras.

Pastor Mendoza, líder espiritual, señaló que este ritual busca la purificación y la fuerza, tal como lo hacían los indígenas luego de la invasión española por la impotencia que sentían al ser vejados ellos mismos, sus familias y sus tierras.

El ritual se realiza en tres sectores del Monumento Natural María Lionza: El Oro, Quibayo y Sorte.

El permiso

El baile de la candela se realiza a las 12:00 de la medianoche, apenas comienza el día 12 de octubre, pero la preparación para el ritual comienza desde antes.

En el sector El Oro, en las últimas horas de la tarde del 11 de octubre, un grupo de creyentes sube a una de las cabeceras de río de la montaña, donde las imágenes de María Lionza, el Negro Primero y el Cacique Guaicapuro, que son las tres potencias del culto, se encuentran en una especie de capilla de piedra, junto con las imágenes del doctor José Gregorio Hernández y Jesús de Nazareth.

Ya ubicados, los marialonceros encienden una hoguera y le piden permiso a Dios, a la reina María Lionza, y a las entidades espirituales para realizar el ritual de la candela, al tiempo que le piden por su protección y por la energía positiva.

El sincretismo con la religión católica se evidencia cuando rezan El Padre Nuestro, el Ave María, el Credo y otras oraciones, al igual que cuando cantan canciones litúrgicas.

Luego las letras a María ceden paso a los tambores que piden fuerza a los espíritus, mientras que los creyentes cantan, fuman tabaco y esperan que el fuego de la hoguera se levante y súbitamente baje, como señal de permiso concedido para el baile, que sucede cuando la luz de sol esta casi ausente.

La bajada se emprende en la oscuridad, con linternas que iluminan las piedras y las aguas que caen a la montaña, hasta un pequeño río adyacente al campamento dónde están ubicados los creyentes.

En la noche, cada sector esta iluminado con la luz de las velas de su propio altar, y algunos realizan velaciones, que según Pastor Mendoza, conectan el fuego con la tierra, purifican y dan fuerza al que está acostado en la tierra, rodeado de velas, y de marcas hechas en el suelo.

El que «payasea» se quema

Ya cerca de las diez de la noche están listos tres pilares de leña, hechos en forma de cono, y colocados en un espacio en cuyo centro está la figura de un indígena, «que representa la fuerza india de América», según explicó Mendoza.

Allí se realizará El baile de la candela y desde ese momento los creyentes rodean el espacio y cantan al repique de los tambores que le piden lo bueno a María Lienza.

La gasolina levanta las llamas, las cuales, a su vez, prenden los tabacos de algunos que se acercan a las hogueras, mientras que estas se consumen ante el altar que esta lleno de ofrendas para las tres potencias.

Mientras tanto, en el altar mayor de El Oro los que van a bailar se preparan fumando tabaco y pidiéndole a los espíritus, a la vez que se preparan para recibirlos.

«Estas son las materias, es decir, el espíritu baja a su cuerpo», explicó Mendoza, quien además señaló que los bancos son aquellos que acompañan a las materias y los ayudan a canalizar las energías y a recibir la fuerza espiritual.

Los aplausos aumentan cuando las leñas de los tres pilares ceden al fuego y se acerca la medianoche.

Luego de las 12, van saliendo los mariolonceros que son materia del santuario principal y bailan alrededor del fuego, lo rozan, lo atraviesan sin quemarse, unos por unos segundos y otros por un poco más de tiempo.

«Aquí hemos tenido quemados de segundo y tercer grado. Aquí tienen que estar concentrados, el que payasea se quema», manifestó Mendoza, de 45 años, y con más de 20 en el mundo espiritual.

Quibayo, el sector que más alberga creyentes

En la mañana del 12 de octubre es posible entrar a Quibayo, cuyo acceso estaba colapsado la noche anterior, por la gran cantidad de marialonceros presentes en el sitio.

Según el superintendente del Instituto Nacional de Parques (Inparques) del Monumento Natural Maria Lionza, Carlos Delgado, esta es la zona que recibe mayor cantidad de visitas, cerca de 12 mil, en comparación a El Oro o a Sorte, que albergan cerca de 3 mil visitantes cada uno.

«A Sorte la gente ha dejado de ir por la inseguridad, aquí en Quibayo hay un puesto de la Guardia Nacional» explicó Delgado.

A la luz del día es más fácil observar los rituales y las transportaciones, en las que algunas materias hablan en otros idiomas o se cortan la piel, sobre todo si se trata de espíritus vikingos, según explican los versados en el asunto.

José López es uno de los jóvenes creyentes, quien practica el culto desde que tenía ocho años y muestra sus creencias con los tatuajes en sus brazos: del lado derecho tiene un símbolo vikingo y del otro la imagen de Cristo.

«Hoy a las 7:00 de la noche me va a bajar un espíritu», aseguró, al explicar que hay distintas cortes del culto marioloncero, como la indígena, la chamarrera, la cale, etc. y que, en su caso, la identificación ocurre con la vikinga.

Así, cada corte agrupa a los distintos espíritus, según sus características propias: la indígena está conformada por guerreros indígenas, la cale por espíritus que en vida que fueron malandros y bajan a las materias para hacer el bien y llenarse de luz.

Creyentes de la santería también acuden a la montaña en estas fechas, ya que el culto está vinculado con sus raíces, tal como lo explicó Eleonora Elías, contadora pública, santera desde hace seis años.

Distintas personas y distintas creencias conviven en Sorte, con un fuerte sabor nacional.

«En el tricolor, el amarillo representa la fuerza de Guaicaipuro, el rojo la protección del negro primero y el azul la luz de María Lienza», manifestó el presidente de la Asociación Nacional de espiritistas hijos de Maria Lionza, Pablo Vásquez.

Así se vivió en Sorte este año el 12 de octubre en honor a la diosa Maria Lionza, cuya leyenda cuenta la historia de una princesa de ojos verdes, tragada por una serpiente, que reventó y la dejó salir, convirtiéndose de esta forma en la reina de las aguas.
http://www.abn.info.ve/reportaje_detalle.php?articulo=335

Sorte y Quibayo, reino de la resistencia
12 Octubre 2004 - 18:34
Sorte y Quibayo, reino de la resistencia
María Lionza sobrevive

(Jessica Rojas Savedra).-

Foto: Julio Colmenárez

Una vez más las montañas del estado Yaracuy, entre ellas Sorte y Quibayo, fue-ron escenario de numerosas mani-festaciones por parte de los creyentes que como cada 12 de Octubre se acercaron al bosque con el propósito de peregrinar y hacer peticiones a María Lionza: Cura de enferme-dades, solución de problemas de amor, hasta la obtención de riquezas o poder, son algunas de ellas.

Pero cuando el objetivo es rendir culto por los favores concedidos, los creyentes eligen un rincón dentro de la montaña para construir en el lugar electo un altar desde donde invocarla; éste debe estar decorado de fotografías, estatuas de la reina, vasos de licor, preferiblemente aguardiente o ron, así como también tabacos, flores y frutos. El altar es presidido por la reina María Lionza, quien en el mundo del espiritismo es la monarca de cuarenta legiones formadas por diez mil espíritus.

Primero fue Yara

El culto de María Lionza se remonta a los tiempos previos a la llegada de los españoles a territorio venezolano en el siglo XV. Los indígenas que habitaban lo que hoy se conoce como el estado Yaracuy veneraban a “Yara”, diosa de la naturaleza y el amor.

Según cuenta la leyenda, Yara era una princesa indígena que fue raptada por una enorme culebra dueña de las lagunas y ríos, que se enamoró de ella. Los espíritus de la montaña se enteraron de lo ocurrido y decidieron castigar al animal haciéndola hinchar hasta reventar. Posteriormente, Yara fue elegida como la dueña de las lagunas, ríos y cascadas, madre protectora de la naturaleza y reina del amor.

En este sentido, Yara fue cubierta por la religión católica con el manto de la virgen cristiana y tomó el nombre de Nuestra Señora María de la Onza del Prato de Talavera de Nivar, mejor conocida con el transcurrir del tiempo como María de la Onza, o María Lionza.

El culto a María Lionza sobre-vivió a la conquista española, y cobró fuerza en la década de los 50 durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, quien ordenó que se levantara en la autopista del Este de Caracas, una estatua de la reina montada en una danta, la cual se mantuvo hasta hace unos meses atrás cuando su torso se fracturó.

Un mito cargado de tradiciones

Por celebrarse ayer el Día de la Resistencia Indígena, donde la unidad y conjugación de las culturas africanas, asiáticas y europeas contribuyeron a la conformación de nuestra identidad; este día es considerado por los seguidores de la mitología de María Lionza como el espacio perfecto para venerarla y canalizar la presencia de los espíritus, ya que según la historia, María Lionza fue hija de un gran cacique de Yaracuy con una espa-ñola, por ello es considerada como la madre de la raza mestiza.

La celebración se inicia con el característico “Baile en candela”, donde la fuerza del son del tambor enciende la algarabía y la gente que recibe a los espíritus de las cortes se hacen partícipes de la danza, la cual consiste en girar en torno al fuego y caminar sobre él. Lo sorprendente del baile es que quienes canalizan la bajada del espíritu no les queda signo alguno de quemaduras u otros estigmas, puesto que se invoca a las tres potencias (María Lionza, Negro Felipe y el Indio Guaicaipuro) para dar gracias por favores concedidos, explicó la sacerdotisa Juana de Dios, que por más de cincuenta años participa en la actividad.

Comentó que al amanecer se rinde culto a la reina en el altar ma-yor, así como también en los par-ticulares, desde donde los espiritistas y santeros, hacen sus peticiones u ofrendas, así como también trabajos para atraer prosperidad, eliminar cargas negativas, sanar enferme-dades, entre otras cosas.

Tradicionalmente, recalcó Juana de Dios, el 12 de Octubre se realiza una procesión con la imagen de María Lionza y las caravanas (decorativo a grupos de gente), le bailan al ritmo de los cueros al llegar o partir.


Quien va hacer el mal, no sale con bien

Tanto para la sacerdotisa Juana de Dios como para el médium Tubal Romero, la invocación de los espíritus de las diferentes cortes como parte del culto a María Lionza no debe ser evocado para fines malignos o destructivos, ya que la salud, estabilidad y el amor son los tres poderes de este mito. No obs-tante, en lo más intrínseco de la montaña, resulta inevitable la pre-sencia de espiritistas que sacrifican animales en medio de su ritual, y no precisamente para hacer el bien.

Entre tanto, algunas personas consideran la leyenda de María Lionza como una fantasía o asombrosa realidad, la cual no es fácil de aceptar, pero que de algún modo tiene mucha influencia en el pueblo venezolano.
EL INFORMADOR. ESTADO LARA