viernes, 20 de febrero de 2009

ENTREVISTA A JUANA DE DIOS, SACERDOTIZA DE QUIBAYO


JUANA DE DIOS:
“María Lionza símbolo de la venezolanidad”

En el territorio ocupado en la actualidad por el estado Yaracuy se encuentra una capa profunda de elementos antiguos y diversificados, donde los yacimientos culturales que ocuparon esta tierra inculcaron a sus fieles religiosos, místicos y mágicos, creencias sublimes, donde la razón no tiene lugar a los encuentros naturales de la Sierra de Nirgua y del Tigre, donde el aire que se respira llega pletórico de magia y fuerza espiritual, ocupando lugar preferencial María Lionza, la reina y diosa de las aguas, fauna y flora natural.


Desde años muy remotos, María Lionza ha tenido gran significado en el país. Su leyenda ha traspasado las fronteras.


La creencia en este mito se ha convertido en parte identificativa del pueblo venezolano y yaracuyano en especial, el cual ha sido divulgado de generación en generación.

JUANA DE DIOS
(Fotografía de Yunis Narváez)

La sacerdotisa Juana de Dios, elegida como representante de su Corte para resguardar sus montañas, sus creencias, su fe, comenta aspectos sobre este tema, puesto en boga a partir de la restauración y posible traslado de la estatua de esta diosa pagana, elaborada en piedra por Alejandro Colina, la cual estuvo ubicada en la autopista Francisco Fajardo de Caracas y en la actualidad en la Universidad Central de Venezuela, luego de haber sido medio restaurada in situ, por cuya intervención se desplomó partiéndose en dos partes.

Orígenes del mito
-¿Cuál es el origen del mito de María Lionza? .

-“Son creencias indígenas que actualmente están ensombrecidas debido al sincretismo surgido por la penetración de religiones provenientes de África, Cuba y de Europa, pero debo señalar, que antes de convertirse en reina, María Lionza era conocida entre los aborígenes como la Princesa Yara, que según la tradición llegó a tornarse en la dueña de las aguas, de la fauna y flora silvestre y reina del amor. Aquí venían las tribus de los caquetíos y caribes a tributarle honor, a través de las ofrendas, por las buenas cosechas, abundancia de las aguas, por la vida y sobre todo por el amor, por ello María Lionza es el símbolo de la venezolanidad”.

-¿Qué significa María Lionza para usted?
Juana de Dios respira profundo y de sus labios surge una voz cantarina muy suave y tenue y responde entrecortadamente:

“Déjame decirte, que mi reina es una diosa encantada que siempre está acompañada de su danta. Peroo, como describírtela, -piensa un instante - Ella es una joven de piel canela, cabellos muy largos y de cuerpo escultural; de mirada dulce y voz melodiosa, suave muy suave que apenas puede oírse”.

-Pero, esa no es la imagen que uno ve por allí.

“No, lo que pasó es que para evitar persecuciones religiosas, su nombre dado por los aborígenes fue sustituido por el de María Lionza y así mismo, su imagen pasó, del de la joven india a una majestuosa dama que semeja más al de una reina imperial, vestida con un manto azul, plumas de colores y muchas joyas; dotada de cierto orgullo y soberbia”.


¿El culto de María Lionza se radica sólo en Yaracuy, en Venezuela o va más allá?
“No, éste se extiende por muchos países. A Sorte llegan visitantes de República Dominicana, Puerto Rico, Brasil, Argentina, Portugal, Francia, España y hasta chinos y alemanes he visto por aquí. Además, la Reina es conocida entre los practicantes de la religión yuruba en Cuba; de la rastafari en Jamaica; de la macumba, y la camdomblé en Brasil, Uruguay y Argentina. Asimismo, del vudú en Haití, es más, se pudiera decir que la leyenda de esta diosa es conocida en diversos rincones”.

-¿Se pudiera considerar entonces que el culto de María Lionza se encuentra aún vivo?
“Si, María Lionza es la reina de las cuarenta legiones, con 10.000 espíritus cada uno. Para ella trabajan toda una corte de don juanes y niñas como protectores del templo y de estas tierras encantadas. Este culto está vigente, tiene sus sacerdotes, sus magníficos lugares, como cavernas y aguas que salen de riachuelos y quebradas que componen la montaña de Sorte y cada 12 de octubre se realizan una serie de eventos, visto por miles de personas, donde se observan ciertos rituales típicos, como transportaciones, velaciones, baños curativos y especialmente el Baile de la Candela, que es el paso descalzo y en trance sobre carbones calientes, sin presentar dolor alguno. Les invito para que vengan hasta acá y se bañen en estas aguas sagradas y sientan la fuerza que brinda la naturaleza”. “¡Esto es un paraíso!”


Tomado de:
En: http://64.233.167.104/search?q=cache:mR2wuJNTDqAJ:fama.fm/modules.php%3Fname%3DNews%26file%3Darticle%26sid%3D2719+maria+lionza+noticias&hl=es&lr=lang_es

Creado, desarrollado y mantenido por NA GUARA SERVICIOS, C. A.

Puede comunicarse con nosotros al e-mail: info@fama.fm
Hospedaje proporcionado por NAGUARA.COM ...la expresión lo dice todo
ENTREVISTA PUBLICADA EL DIA
Viernes, 17 de Diciembre del 2004 (8:57:52) FAMA

ENTREVISTA A:
Nelson Garrido:
"Siempre me mantengo del lado de la luz"

por: Rafael Serrano
julio 25, 2005


Siempre dispuesto a luchar por la libertad, Nelson Garrido, premio nacional de artes plásticas (1991), conversa con nosotros en esta tercera entrega de entrevistas a fotógrafos venezolanos, para que conozcamos por su propia voz la naturaleza de su trabajo y las relaciones entre éste y su postura ante la vida.


---------------------------------------------- ----------------------------------

-¿Cómo son tus inicios en la fotografía?

-La fotografía es el resultado de lo que se ha vivido. Por eso pienso la pregunta como ¿Cuándo empezaste a vivir cosas que hacen que seas fotógrafo? Por cuestiones de orden político mis padres fueron exiliados y tuve la gran suerte de vivir fuera de Venezuela. Yo tenía 13 años y mi papá a pesar de ser militar siempre estuvo muy ligado al mundo del arte, pero por su profesión le daba pena asumirlo. Él pintaba y yo firmaba sus cuadros. En ese entonces hacíamos cosas cinéticas y por lo de la pena, él me mandaba donde Carlos Cruz Diez para que me explicara cómo pintar y yo se lo contara a él. Ése es mi gran maestro; Cruz Diez me mandó a leer y a cultivarme para acercarme a la imagen.

-¿Cuándo decidiste asumir la fotografía?

-La asumí a los 16 años. Después de Francia nos mu-damos a Chile en el 69 y conocí gente que determinó mucho mi formación. Conocí personas como Nicanor Parra, a quien le llegaban fotógrafos profesionales para retratarlo por La Obra Gruesa, y él dijo "las fotos me las hace Nelson", después de eso me metí en una cantidad de cosas.

-A ti se te conoce por tu trabajo comercial de cultura popular y aparte por tu trabajo personal. ¿Es necesario mantener esa división en la fotografía?

-Para mí es lo mismo; una la hago para vivir y la otra vivo para hacerla. Mucha gente cree que hay dos Nelson Garrido: uno muy serio que tiene 20 años haciendo el trabajo de cultura popular venezolana, publicando en revistas y en libros, y otro que es más joven y medio loco que fotografía perros muertos. No siento ningún tipo de contradicción porque es muy difícil vivir de la obra autoral, además me encanta no vivir de ella porque así lo económico no la determina. Si viviera de mi obra tendría que ceder al mercado en función de mis necesidades. Así no hay necesidad de bajar el lenguaje, y al mismo tiempo me nutro mucho de la cultura popular ya que la incluyo en mi obra personal. Me parecen mucho más contemporáneos ciertos altares de María Lionza o de la Cruz de Mayo que ciertos planteamientos del Salón Pirelli que me parecen previsibles y hasta bobolongos.

-¿Te nutres a nivel estético?

-Estético y hasta ideológico. En lo popular hay un hecho contemporáneo, el problema es que siempre se habla de lo po-pular como algo referido al pasado. Por ejemplo, las fiestas de diablos de hace treinta años no tienen nada que ver con las de ahora, se han ido actualizando y por eso se mantienen. Esa parte contemporánea de lo popular hay que rescatarla porque lo popular no fue, sino que es.

-¿Esa fuente de nutrición la usas para cuestionar nuestra identidad como venezolanos?

-No pretendo cuestionar. Al contrario, lo que me importa es hallar lo universal en los he-chos cercanos, creo que en lo popular hay una cantidad de puntos que pasan a ser hechos universales. No cuestiono lo popular sino que lo revitalizo y lo reconceptualizo dentro de normas estéticas universales; por eso en mi obra siempre están María Lionza, José Gregorio etc. Yo cuestiono profundamente la Iglesia Católica, pero por la religiosidad popular siento un profundo respeto y me identifico mucho con ella.

-Usando los mismos códigos y patrones de composición de la imaginería religiosa pareciera que subviertes y cuestionas la religiosidad católica.

-Hago un cuestionamiento profundo porque trastoco el imaginario cristiano y me nutro de él. Cuando hago San Martín de Porres que se representa con un perro y con un ratón, pongo a Pluto que es un perro y a Mickey Mouse que es una rata. Hago una lectura de lo religioso y reconceptualizo sus códigos con los contemporáneos. Por supuesto que la obra es un detonante de provocación.

-¿Cuál es la intención?

-Que la gente se cuestione y piense sobre lo que cree que cree. Además, estamos en una sociedad bombardeada por millones de imágenes, si tú no haces imágenes que trastoquen los códigos de lectura normales, éstas no se fijan en la memoria. Estoy seguro de que mucha gente que ha visto mis imágenes no sabe mi nombre, pero se acuerda ellas.

-¿Ésa es la única manera de vencer la barrera de las imágenes?

-Creo que es la única manera. Los mismos medios de co-municación están empezando a usar los códigos que se usaban en su contra. La estética de la violencia es muy contemporánea y ya está muy comercializada, la cosa es cómo hacer que la imagen venza eso que la sociedad está tratando de reciclar. Para mí es importante difundir mi trabajo en ámbitos distintos a los museos y a las galerías para romper con los círculos de especialistas. Me encantaría que mis fotos salieran en papel toilet y que la gente cuando fuera a cagar se limpiara con ellas. ¡Yo me sentiría honradísimo!

-Actualmente el lenguaje artístico pareciera estar en un atolladero. En nombre del arte se hacen obras totalmente vacías de contenido

-Estamos en un total atolladero. Pero el problema es cómo reaccionar de manera activa porque el arte ha sido convertido en un producto de consumo en el que no hay fundamento ni ideológico ni teórico. La obra es simplemente la manifestación de la ideología ante la vida que tiene quien la crea y no al revés, el problema es que el fetiche ha agarrado el puesto de la idea. La obra es una excusa para transmitir ideas, otra cosa no tiene ningún sentido.

-¿Cuál sería la sociedad ideal de Nelson Garrido?

-Sería una sociedad sin poder, una cosa totalmente utópica, en la que no haya instancias de poder, ya sea entre maestro y alumno, padre e hijo, esposa y esposo, sociedad y presidente. Lo más importante es la lucha contra el poder, la práctica de la libertad y el respeto a las minorías. Trato de inyectar esa práctica de la libertad todos los días de mi vida aunque no sea cosa fácil. Si no se pelea todos los días por la libertad, la pierdes. Uno mismo cae en las tentaciones de poder y se equivoca mucho. Las trampas son muchas: los títulos, los premios, el dinero, etc. Yo entiendo que tú veas el engaño, el problema es cuando la gente se lo cree. Uno tiene que borrar su historia personal para no tener ese peso. Por eso hay que considerar que la acumulación de hacer el bien no garantiza que hagas el bien. La revisión diaria de tu acción hace que te mantengas del lado de la luz y en eso soy casi fundamentalista. Siempre con la luz.

http://www.ucabista.com.ve/vnews/display.v/ART/2005/07/25/42e0fa4cf3cfa


Entrevista al "Andy Warhol Latinoamericano"
El arte sirve para exorcizar

Viene a Caracas el "Andy Warhol Latinoamericano"

ZINNIA MARTINEZ

Marcos López, fotógrafo argentino invitado internacional de la Feria Iberoamericana de Arte, mostrará su trabajo en los espacios del Hotel Tamanaco, la Sala Mendoza y el Centro Cultural Chacao. Una relación de afecto lo une con Caracas y dice que su obra es "profundamente bolivariana" sin connotaciones políticas de por medio.
Sus imágenes, sin duda, son un puente que va desde el Río Grande hasta la Patagonia.

_¿Qué nos trae de su trabajo para la FIA?

_Algunos de mis últimos trabajos, que van a ser expuestos ahora en la feria, tienen como eje central la puesta en escena. Ya casi no hago fotografía callejera, sino que estoy trabajando con una actitud cercana a lo teatral. Experimento en el margen entre la fotografía y la pintura.

También exhibiré algunas obras inspiradas en clásicos de la pintura y la fotografía latinoamericana. Por ejemplo, en la Feria estará expuesta una idea tomada del cuadro Las dos fridas, de Frida Kahlo y La buena fama durmiendo, que es un clásico de Manuel Alvarez Bravo.

_En su texto El otro soy yo dice que su puesta en escena se resume en: primer planofondo mensaje social sin muchas vueltas...

_Me interesa no hacer una fotografía hermética, sino trabajar en cierta línea de la obviedad. Una imagen clara, precisa, "que se entienda"....

No busco jugar con el hermetismo, me interesa la potencia visual. (...)

_Sin embargo, se le compara con Andy Warhol, ¿qué le parece la comparación?

_No me molesta, creo que Andy Warhol fue un artista muy importante y yo, en lugar de hacer una foto de la sopa Campbell, la hice de la botella de Inca Cola. Hice una referencia directa al arte pop y a Andy Warhol. No me molesta asumir las influencias, me siento influenciado de la misma manera por David Hockney, que es inglés, que por Antonio Berni, que es argentino, me interesa la poética y la simpleza del vallenato colombiano trasladadas a la fotografía.

_De Venezuela ¿podemos ver algo en su obra?

_Hice un trabajo que está centrado en la figura de María Lionza, me interesan los santos populares, me interesa la diversidad cultural de Venezuela, me interesa el Caribe venezolano, y siempre hablo del espíritu bolivariano de mi obra, que yo como argentino me tomé el atrevimiento de lanzarme hacia América Latina como apropiándome de un espíritu bolivariano. (...)
TOMADO DE:

http://politica.eluniversal.com/2005/06/29/til_art_29348A.shtml