martes, 5 de mayo de 2009

Indicaciones que se deben seguir en el caso de un sismo

Luego de los eventos sísmicos, no esta mal tener algunas recomendaciones para estar prevenidos:

1.- Antes del Terremoto

Vigile que las normas antisísmicas de construcción establecidas por los consejos municipales, sean totalmente respetadas.

Cuide que todos los muebles y otros aparatos eléctricos sean fijados a las paredes.

No coloque objetos sobre roperos, puertas, escaleras y otros sobre las ventanas de las habitaciones que dan a la calle o interior.

Tenga en casa siempre una radio a pilas, una linterna, alimentos enlatados, agua y los medicamentos necesarios para primeros auxilios.

Asegúrese de que todos saben donde están guardados.

Preocúpese por conocer las zonas de mayor seguridad en vuestras casas, tales como portadas, escaleras, muebles sólidos, etc.. Enseñe a todos los miembros de la familia como cortar el gas, el agua y la electricidad.

Piense en un plan para volver a reunir a la familia después de un terremoto, en el caso de que alguien esté separado.

En los colegios, solicite que la dirección y los profesores expliquen a los estudiantes de años superiores como actuar en caso de terremoto.

En el trabajo, averigüe si en la oficina o taller se cuenta con un plan de emergencia.


Durante un Sismo

Se debe procurar evitar el pánico y la confusión y no correr atropelladamente.

Si Ud. está en casa u otro edificio: cúbrase debajo de un mueble sólido, apóyese en un muro, ubíquese debajo del arco de una puerta interior, lejos de las ventanas y de las puertas exteriores.

En casa, se puede salir a un jardín o patio, pero con precaución, ya que podrían caer recubrimientos de la fachada, vidrios de ventanas o cables de energía eléctrica. Dentro del inmueble, hay que alejarse de muebles altos que pueden caer, como libreros y vitrinas. Es recomendable cubrirse la cabeza con cojines o almohadas por si cayeran fragmentos de plafón.
Guarde provisiones (comida enlatada y agua hervida) podrían ser necesarias.

Tenga a la mano números telefónicos de emergencia, botiquín, de ser posible un radio portátil y una linterna con pilas

No use velas, ni cerillas ni ningún tipo de llama.

Procure que todos, especialmente los niños. Tengan consigo una identificación. De ser posible con número telefónico y tipo de sangre.

En los centros de trabajo

En una oficina o edificio alto, un buen lugar para refugiarse es debajo de un escritorio sólido, sobre todo para protegerse contra la caída de plafones y lámparas. Como medida de emergencia, puede colocarse sobre la cabeza un libro grueso, un portafolios o una bolsa de mano.

Mantener la calma.

Apagar el equipo eléctrico.

Evitar perder el tiempo reuniendo las pertenencias personales

Evitar correr y gritar

Es mejor quedarse en un lugar fijo y no usar nunca los elevadores. Las escaleras también pueden ser peligrosas, ya que son estructuras flotantes que pueden desprenderse por el balanceo del inmueble y el peso de la gente. Antes de abrir una puerte, se debe tocar con atención la perilla: Si está caliente, no debe abrirse porque seguramente hay fuego al otro lado.

En la calle, debemos alejarnos de los edificios altos, porque los vidrios de las ventanas se rompen con facilidad, al igual que los ornamentos de las fachadas. Es primordial evitar los postes eléctricos y no tocar los cables si han caído o las cosas que estén cerca de ellos; ni siquiera para tratar de retirarlos. Si se conduce un vehículo, no debe estacionarse arriba o abajo de un puente. Se debe prestar atanción a los árboles grandes y anuncios espectaculares o billboards, que podrían caer.

En un centro comercial, no se debe estar cerca de los aparadores y los muros de vidrio.

En un cine, teatro o centro de espectáculos, se debe desalojar ordenadamente y sin empujar, ya que el pánico puede causar más daños que el sismo. Si no se puede evacuar la sala, es aconsejable colocarse entre los respaldos de los asientos para protegerse contra la caída de lámparas y plafones.

Dentro de las instalaciones del Metro o tren subterráneo, simplemente hay que guardar la calma, ya que es uno de los lugares más seguros en este tipo de eventos. No hay que perder de vista que las vías están electrificadas.

En el vehículo

Mantener el control del automóvil disminuyendo la velocidad hasta detenerse por completo.

Estacionar el vehículo evitando quedar a la sombra de los edificios que tienen de cinco a siete pisos, los cuales son más vulnerables.

Evitar descender de la unidad y mantener la calma

Encender el radio a fin de informarse sobre la magnitud del evento y sus consecuencias.

Comunicarse con sus familiares para conocer su estado.

c) Después del sismo

Un peligro muy grande después de un movimiento telúrico es el rumor, que no hace sino avivar el pánico y el nerviosismo. En vez de ello, debe escucharse la radio, donde normalmente se dan informaciones o instrucciones adecuadas a la situación de emergencia.

Se deben conservar puestos los zapatos, pues podría haber vidrios rotos en el suelo.

Si es posible, deben verificarse las condiciones de las líneas de gas y electricidad, para evitar incendios. Si hay fugas de gas, debe cerrarse la llave principal. Si hay un problema eléctrico, debe bajarse la palanca del interruptor principal hasta reparar la avería.

Los sismos de gran magnitud vienen acompañados de réplicas o temblores secundarios. Aunque por lo general son menos intensos que el primero, pueden ser suficientemente grandes para causar nuevos daños y afectar edificios ya perjudicados; hay ocasiones en que la réplica es de mayor magnitud, como sucedió en Chile en 1960. El teléfono sólo debe usarse para las llamadas de emergencia, ya que se congestiona la red.

En caso de quedar atrapado, conserve la calma y trate de comunicarse al exterior golpeando con algún objeto.

Si la energía eléctrica queda interrumpida mucho tiempo, es aconsejable consumir primero los alimentos que se echan a perder rápidamente.

No consuma alimentos ni bebidas que hayan podido estar en contacto con vidrios rotos o algún contaminante.

No propague rumores.