miércoles, 13 de octubre de 2010

Pisadas de fuego que purifican el espíritu





Miércoles 13 Octubre 2010




Una inmensa nube gris se posó sobre la ‘montaña de Sorte’ el pasado 11 de octubre en la tarde. El misterio rodeaba la población de Chivacoa que, paulatinamente, despedía a la gente que se encaminaba para rendirle culto a su Reina María Lionza.




El Baile de la Candela recibió a alrededor de 2 mil personas en el sector de Quibayo. Foto: Roger Valera



[ i ] ÁNGEL OMAR MOYETONES.- A las 12: 00 de la madrugada se dio inicio, en el altar mayor ubicado en la población de Sorte, la ceremonia para dar un tributo a la resistencia indígena en su día. Un encuentro que estuvo rodeado de cortes santeras y tradición por la purificación con el Baile de la Candela. Después de la bendición del fuego, alrededor de 25 personas sirvieron de ‘materia’ para que pudieran bajar los espíritus indígenas, y así caminar sobre las brasas como puente a la limpieza. Norma Rodríguez es la principal representante de la caravana que estuvo para este acto de rescate cultural que se desarrolla desde hace 150 años aproximadamente. Fue así como los curiosos y amantes de la ‘Diosa del amor y la fortuna’ presenciaron lo que, al parecer, fue la posesión de las ‘materias’ por parte de los indios Guaicaipuro, Tamanaco, Coromoto, Yaracuy; la india Tibisay y Atahualpa. En el desarrollo del baile fueron invocados algunos espíritus pertenecientes a la Corte Negra, como las esclavas Francisca y Tomasa. Pedro Arrieta, cuya función en el ritual fue de ‘materia’ comentó que a este baile que ellos hacen todos los años asistieron caravanas de personas de distintos sectores del municipio Peña, pero también de varios estados como Lara, Carabobo, Portuguesa; igual del Distrito Capital. “En esto de los mitos se puede trabajar bien sea con los paleros, santeros y espiritistas, nosotros, en este caso, trabajamos con esta última”, dijo Arrieta. El personaje destacó que la de los paleros trabajan con el sacrificado de los animales, puesto que su medio es la sangre, pero “no la realizamos en este altar”, puntualizó. El Altar Mayor compuesto por las tres potencias es el más solicitado por los asistentes. En ellas intervienen El Negro Felipe, El Cacique Guaicaipuro y la Reina María Lionza. Además existen las cortes como La Vikinga, La Malandra y La Celestial. Alrededor de 2.000 personas asistieron a estos actos de magia, mito y leyenda; cada ‘materia’ bailó al ritmo de los tambores y presuntamente, ninguno resultó quemado ni cortado con los vidrios. Antes de comenzar con el baile, prepararon el lugar con limpiezas y despojos; además de pedir permiso a los espíritus y bendecir la madera que se quemó y convirtió en brasa.

[*] CON PREPARACIÓN
Con 30 días previos al ritual, ‘bancos’ y ‘materias’ se resguardaron en la montaña para iniciar su preparación que consiste en ayunar, abstinencia sexual y de carnes rojas. También deben meditar constantemente y someterse a un proceso de purificación intenso; los despojos se hacen en el río y tienen el objetivo de ser disciplinados y humildes.

FUENTE