sábado, 21 de febrero de 2009

Ánimas en México: Jesús Malverde, Juan Soldado y San Toribio Romo

Malverde es un santo cuyos milagros no reconoce la Iglesia. Tiene tres capillas en el mundo donde honran su memoria. Una está en Cali, en Colombia. La otra en Culiacán, en México. Y la tercera, en Los Ángeles. Es la ruta de la coca. Es el patrón de los narcotraficantes.

La leyenda cuenta que Jesús Malverde fue un bandido que vivió a finales del XIX en la sierra de Sinaloa. Su cabeza tenía precio. Un cazador de recompensas le hirió de bala en una pierna pero Malverde consiguió refugiarse en las montañas. La herida se gangrenó y, cuando ya no había esperanza de salvar la vida, pidió a uno de sus compañeros que le entregase al gobernador, cobrase la recompensa y utilizase después el dinero para ayudar a los pobres.

Tal vez no fue así. Tal vez Jesús Malverde nunca existió. Pero cada 3 de mayo, el día de este santo bandolero, la capilla de Culiacán se llena de fieles devotos del Robin Hood mexicano. Es el patrón de los pobres, de los desesperados. Pero, sobre todo, es el santo de los narcos, que rezan por su memoria y le encomiendan su suerte.

La capilla de Malverde en Culiacán, la primera de las tres, se construyó hace pocas décadas, en el mismo sitio en el que contaban que el bandolero había sido ajusticiado, a pocos metros del palacio de Gobierno del Estado de Sinaloa. Es una construcción caótica y abigarrada, apenas 100 metros cuadrados de pequeñas salas alrededor del busto de Malverde que aparece en la foto. Está lleno de decenas de placas, la mayoría de ellas con faltas de ortografía.

Fuente:http://www.informativos.telecinco.es



Juan Soldado


Juan Soldado es el nombre con el que se conoce a un militar mexicano, que se cree se llamaba en realidad Juan Castillo Morales. El soldado raso del ejército fue ejecutado en Tijuana, Baja California, el 17 de febrero de 1938 tras la violación y asesinato de la niña Olga Camacho Martínez. Se le venera en la región noroccidental de México y sudoeste de los Estados Unidos como un supuesto santo. Aquellos que creen en sus milagros dicen que fue acusado falsamente y que a través de su intercesión espititual, pueden conseguir ayuda en problemas de salud, familiares o facilitar el cruce fronterizo a los inmgrantes indocumentados. Es por ello por lo que se le considera el santo patrón de los indocumentados mexicanos.


La imagen que se venera de él es considerada como falsa.



En tanto la tumba de Juan Castillo Morales recibe a diario la visita de muchas personas creyentes en sus milagros y que van a orar y rogar por favores, la tumba de la niña Olga Camacho Martínez permanece en el olvido. Por ser el único panteón municipal disponible en esos días tanto la niña como su victimario fueron sepultados en el panteón municipal "número uno" conocido también como panteón de "puerta blanca", posteriormente la familia de la niña Olga cambió su restos al panteón municipal "número dos" en donde aún yacen y su tumba se conoce entre quienes conocen la historia de su muerte como la "tumba olvidada".

Para más información: http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_Soldado


San Toribio Romo

San Toribio Romo, mejor conocido como el "Santo de los Mojados", es otra imagen a la que se encomiendan los inmigrantes para cruzar la frontera y al que piden no ser víctimas de los asaltantes, ser "agarrados" por la migra o, en el peor de los casos, morir a consecuencia de las altas temperaturas del desierto de Arizona.

Cuenta la historia que durante el periodo conocido como "la guerra cristiana" de 1926 a 1929, el gobierno mexicano arremetió en contra de la Iglesia Católica por su oposición a las leyes anticlericales de la nueva Constitución.

Muchas iglesias fueron cerradas y se prohibieron las misas, varios sacerdotes fueron perseguidos, torturados y asesinados, entre ellos el joven sacerdote Toribio Romo González.

En el año 2000, Toribio Romo fue canonizado por el Papa Juan Pablo II.

"Hemos escuchados relatos de inmigrantes que aseguran haber visto al Santo Toribio en sus momentos mas difíciles", dijo Fife quien trae consigo una imagen de este santo.

"La fe de las personas forma parte de sus vidas, cuando enfrentan lo desconocido y lo adverso. Lo vemos en el inmigrante que antes de subirse a la camioneta que le llevará a la frontera se santigua y se dice a sí mismo que sea lo que Dios quiera", agregó.

Es común que del cuello de los inmigrantes cuelgue un rosario o una cadena con la imagen de Cristo o de la Virgen de Guadalupe.

"Entre los inmigrantes hay un gran respeto por la muerte", dijo Javier Duran, profesor de español y portugués en la Universidad de Arizona.

El académico afirmó que se han escrito múltiples libros que documentan esa relación entre el inmigrante indocumentado y los peligros que enfrenta al cruzar la frontera.

Durán destacó que muchos inmigrantes, particularmente los centroamericanos, desconocen la magnitud del desierto, algo que incrementa los peligros de muerte.

En el centro de la ciudad de Tucson se encuentra un lugar conocido como "El Tiradito" que se ha convertido en una capilla improvisada al aire libre donde los indocumentados que han logrado "cruzar" la frontera acuden a prender una veladora (vela) para dar las gracias.

También se acercan a este lugar familiares de aquellos que intentarán el "cruce" para pedir la protección de los santos para su ser querido.

Veladoras, fotografías, flores de tela y mensajes escritos en papeles muestran la importancia de la fe para los inmigrantes indocumentados.

"Cuidado virgencita y tráelo con cuidado", señala uno de los mensajes dejados de forma anónima en "El Tiradito". EFE ml/cs/esc

En: "Símbolos religiosos acompañan a indocumentados en su cruce por la frontera"

http://noticias.terra.com/articulo/html/act1180408.htm

El padre Toribio murió como mártir de la fe cristiana el 25 de febrero de 1928. Veinte años después de su sacrificio, los restos del mártir Toribio Romo regresaron a su lugar de origen, y fueron depositados en la capilla construida por él, en Jalostotitlán.. El 22 de noviembre de 1992 fue beatificado, y el 21 de mayo de 2000 fue canonizado junto con 24 compañeros.

Petición a Santo Toribio Romo


Padre mío, tú que me escuchas y que te gusta que te pidamos favores; como hijos tuyos y ánimas necesitadas, por la intercesión de Santo Toribio, tu siervo amado, derrama tus gracias sobre mí.

Ayúdame a ser sencillo (a) y humilde de corazón para saber adorarte como él lo hizo; que entregó su vida "Amando a Dios sobre todas las cosas" quiero entregarte lo mejor de mí, sin ninguna condición; y así como Santo Toribio fue fiel a tí, hasta el martirio, yo también te ofrezco mi fidelidad, mis trabajos, mis sacrificios y mis oraciones, para alabarte y bendecirte incansablemente.

Concédeme este favor especial que hoy te pido, si está dentro de tu plan divino: (se menciona el favor)

Dame lo que Tú creas que yo necesito y que sea para mi salvación; te lo pido con mucha fe, con mucha humildad y con mucha esperanza. Así sea. (hacer la oración durante 9 días. Se rezan también 3 padres nuestros, aves marías y glorias, y en cada uno se agrega: "Santo Toribio, ruega por nosotros")