sábado, 21 de febrero de 2009

La Santa Muerte: Noticias

EN MEXICO: Polémica por la Santa Muerte

EN MEXICO: Polémica por la Santa Muerte
UN CULTO PAGANO QUE SUBSISTE EN PLENA CAPITAL DE MEXICO... LEAN Y ENTERENSE DE QUE SE TRATA...

El culto a la Santa Muerte en México -una imagen con el rostro de una calavera, ataviada con ropas femeninas, una guadaña en una mano y el mundo en la otra- es un fenómeno social que provoca polémica.

Sin embargo, a pesar de que el gobierno mexicano canceló en meses pasados su registro como asociación religiosa, los seguidores de la Santa Muerte continúan visitándola.

La "Santa Muerte" es un esqueleto con ropa de mujer, una guadaña en una mano y el mundo en la otra.
Su creciente devoción se ha nutrido de un variado sincretismo que entreteje las raíces prehispánicas con el catolicismo barroco español y algunos trazos de santería.

Según los especialistas en religión consultados por la BBC como Bernardo Barranco, "la base social del culto está integrada por personas de escasos recursos, excluidas de los mercados formales de la economía, de la seguridad social, del sistema jurídico y del acceso a la educación."

Su culto se ha extendido a tal grado que sus fieles no lo ocultan más y han puesto altares en la calle para que quien necesite su ayuda, pueda invocarla.

BBC Mundo realizó un recorrido por algunos de los 450 altares, que aseguran sus fieles existen en todo el país, y que se han levantado en los barrios populares de esta capital. Justo a unos pasos del santuario de la patrona de todos los mexicanos, la Virgen de Guadalupe, se ubica uno de ellos.

Ahí, frente a la imagen de la Santa Muerte ataviada con un vestido de novia, encontré a Guillermo Moreno, cuidador del altar, "yo tengo 33 años de ser devoto de ella y gracias a la fe que le tengo he salido adelante", dice .

La "Niña Blanca"

México es un país con una población mayoritariamente católica, casi el 90% de los mexicanos profesan esta fe.

Este culto responde a las necesidades de los seres humanos de esta época, una época de violencia, de enorme inseguridad, de drogadicción, de crimen

Homero Aridjis, investigador de la "Santa Muerte"
Sin embargo, un poco más de medio millón de católicos, según algunas estimaciones de los estudiosos del fenómeno, han decidido abandonar la iglesia romana para explorar los misteriosos caminos del culto a la Santa Muerte.

La "Niña Blanca" como también es conocida, está representada por un esqueleto cubierto con una túnica que puede ser de diferentes colores dependiendo de los favores que el devoto desea pedirle, en una de sus manos sostiene una guadaña y en la otra al mundo.

Sus fieles la presentan como una entidad espiritual que ha existido siempre, desde el principio de los tiempos hasta nuestros días, por lo que maneja una energía denominada "de la muerte", que concentra tanto la fuerza creadora como la destructora del universo.

Tepito y su Santa patrona

Este culto ha sido ligado por las autoridades y por la iglesia católica a la violencia cometida por el narcotráfico, la delincuencia común y la prostitución y uno de los lugares en donde se vive todo esto es en Tepito.

En esta zona marginal de la ciudad, es considerada la santa patrona y su imagen se reverencia en muchas de las vecindades de este lugar.

En compañía del escritor Homero Aridjis, quien ha dedicado parte de su trabajo literario a este fenómeno, BBC Mundo visitó otro altar dedicado a la "Señora", como cariñosamente le llaman. Está ubicado en Alfareros, una de las calles más peligrosas del barrio.

"Este culto responde a necesidades actuales que la iglesia católica no ha contestado, es una imagen que responde a las necesidades de los seres humanos de esta época, una época de violencia, de enorme inseguridad, de drogadicción, de crimen", asegura Aridjis.

Cancelación del Registro

El cambio de color en la túnica depende de los favores solicitados por los devotos.
Hace unos meses, la Secretaría de Gobernación decidió retirarle su registro como asociación religiosa a la iglesia Tradicionalista México-Estados Unidos, que representa sólo a una vertiente de este culto, bajo el argumento de que violó sus propios estatutos.

Álvaro Castro, Director de Registro de Asociaciones Religiosas de la dependencia, explicó a BBC Mundo los motivos: "Un ministro de culto de la propia asociación religiosa, denunció que el representante legal había incurrido en cambios graves de doctrina que agreden en gran magnitud a la educación cristiana."

Y es que en su solicitud, el grupo dijo que su propósito era conservar la liturgia de la Santa Misa Tridentina. Sin embargo, según las autoridades, esta organización no tiene nada que ver con el catolicismo y nunca mencionaron que su actividad consistía en orar por la intercesión de la Santa Muerte.

Pero los fieles de esta iglesia aseguran que esa decisión es una muestra de la presión que la iglesia católica ha ejercido sobre las autoridades. "A la iglesia no le ha convenido que nazca esta fe, porque le está quitando devotos y le quita limosnas" considera Guillermo Moreno, cuidador del altar en las cercanías de la Basílica.

Mientras se desarrolla esta polémica, la Santísima, como también le llaman, espera paciente con su rostro descarnado y envuelta en una suntuosa vestimenta a sus fieles agradecidos que con presente en mano acuden a sus pies a pagar sus favores.

TOMADO DE: BBC NOTICIAS

LO SIGUIENTE ES DE ABRIL DE 2005
La secta perdió su reconocimiento oficial por desviar gravemente los fines establecidos en sus estatutos, según informó la Secretaría de Gobernación.

El objetivo declarado de la organización era conservar la tradicional misa en latín.

Sin embargo, el gobierno dijo que la secta promovía entre sus feligreses el culto a la denominada "Santa Muerte", representada en un esqueleto sonriente vestido con ropa de mujer.

El hecho fue reconocido por el representante legal de la congregación.

¿Culto de narcotraficantes?

La asociación ha ganado adeptos en cárceles y barrios pobres.
Uno de los voceros de la asociación, David Romo Guillén, dijo que habían recibido críticas de la Iglesia Católica, por haber captado muchos de los fieles en cárceles y barrios pobres.

La cancelación del registro no impide a la secta continuar con sus prácticas religiosas, pero afecta su derecho a recolectar dinero y comprar propiedades.

Tampoco pueden difundir actividades religiosas a través de los medios de comunicación ni contar con personalidad jurídica.

El culto a la Santa Muerte o la "niña blanca", como se le conoce en México, se ha extendido en los últimos años tanto en la capital del país como en la frontera con Estados Unidos, donde sus seguidores levantan altares y le atribuyen milagros.

Según la policía mexicana, entre los seguidores del culto habría algunas personas vinculadas con el narcotráfico, ya que se han encontrado imágenes de la "Santa Muerte" en allanamientos a escondites de mafiosos.

ABRIL 30 2005
http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/misc/newsid_4555000/4555582.stm


La Santa Muerte está en aprietos
Le quitan su registro como religión

Los fieles creyentes de la Santa Muerte están en descontento. El gobierno mexicano canceló el registro al grupo religioso bajo el argumento de que violó sus propios estatutos.

"La Santa Niña Blanca"

"Al haber registrado un objeto de culto y dedicarse a otro, se afecta gravemente el objeto de la asociación religiosa y se les retira el registro en garantía de las personas que profesan esta confesión", argumentó Armando Salinas Torre, subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación.

Y es que en su solicitud, el grupo dijo que su propósito era conservar la liturgia de la Santa Misa Tridentina, codificada por el papa Pío V a petición del Concilio de Trento en 1570.

Sin embargo, esta organización no tiene nada que ver con el catolicismo y más aún, nunca mencionaron que su actividad consistía en orar por la intercesión de la Santa Muerte, que suele ser simbolizada con un esqueleto cubierto con una túnica.

“Nosotros no hemos encontrado nada realmente criticable, o a juicio nuestro, capaz de juzgarse como herético o que desvíe la doctrina o el conocimiento de la fe", dijo David Romo, arzobispo primado de la Iglesia Tradicional Mex-USA, nombre dado al templo de la Santa Muerte.

Un artículo del padre Sergio Román, publicado en el semanario Desde la fe, revista oficial de la Arquidiócesis Primada de México, dice al respecto: "Jesús venció a la muerte, su enemiga, consecuencia y castigo del pecado...¿Cómo, pues, vamos a llamar a la muerte 'Santísima'?".

No obstante, acepta que "el culto a la 'Santísima Muerte' ha cobrado a lo largo de los últimos años numerosos adeptos...[pero] ningún católico [romano] debe tener devoción a esa grotesca imagen que representa fundamentalmente todo aquello contra lo que Cristo luchó", apuntó finalmente el escrito del cura católico.

La decisión del gobierno mexicano se dio a raíz de que un sacerdote disidente del grupo pidió, el año pasado, que se investigara a la asociación religiosa, que considera a la Santa Niña Blanca como una servidora de Dios.

A lo que Romo comentó que la Secretaría de Gobernación se ha convertido en una oficina más del Vaticano.

Aunque la cancelación no impedirá que los seguidores continúen con sus prácticas religiosas, sí influirá en sus derechos, ahora pérdidos, para la recaudación de fondos y posesión de bienes.

"El hecho de que las autoridades se pronuncien vía una negativa de registro contra los fieles, no acabará con su culto", dijo Romo.

Los inconformes no esperan quedarse de brazos cruzados. Durante los últimos días, amas de casa, delincuentes y prostitutas han realizado una serie de manifestaciones en las afueras de la Residencia Oficial de Los Pinos para protestar por este retiro.

El culto pagano a la Santa Muerte, que recientemente ha cobrado popularidad, cuenta con dos millones de creyentes en México y es venerada en el barrio de Tepito, en el centro de la capital mexicana.

A pesar de que la Iglesia de Roma siempre ha repudiado esta práctica, que antecede al conquistador español Hernán Cortés, está integrada por 15 parroquias en Los Angeles, California, y una en México.

Con ropaje elegantemente decorado y del tamaño de una persona, la imagen de la Santa Niña Blanca muestra su guadaña mientras sostiene al mundo sobre la palma de la mano izquierda, en una vitrina colocada en la entrada de la Parroquia de la Misericordia, ubicada en la Colonia Morelos.

http://www.univision.com/content/content.jhtml%3Fcid%3D242599&h=190&w=250&sz=10&tbnid=Z9g-McnJuM4r7M:&tbnh=80&tbnw=106&hl=es&start=5&prev=/images%3Fq%3DSANTA%2BMUERTE%26svnum%3D10%26hl%3Des%26lr%3D
----------------------------------------------------------------------------------------------------------

EL CULTO A LA SANTISIMA MUERTE: UNA IDEA DE LOS NARCOS QUE CALA EN MEXICO


En la región del norte del país el culto a la Santa Muerte está acompañado con la veneración a Jesús Malverde, el “Santo de los Narcos”, cuyas imágenes aparecen continuamente en los domicilios que catean las autoridades cuando detiene a grupos por tráfico de drogas.

Por Juan Alberto Cedillo
EFE

El culto a la Santísima Muerte, condenado por la Iglesia católica, ha tenido un “boom” en México en los últimos años. Se manifiesta con mayor intensidad en la frontera con Estados Unidos gracias a que los narcotraficantes descubrieron una “imagen religiosa acorde a sus actividades”. Ahora la veneran y le piden protección, según confirman académicos, sacerdotes y autoridades. De lejos, las imágenes de la “Santa Muerte” se podrían confundir con la propia Virgen de Guadalupe...

La figura, que ahora se puede apreciar en mercados, en puestos de revistas y en pequeños altares en colonias populares, es un esqueleto vestido a imagen y semejanza de la patrona de México.

SINCRETISMO RELIGIOSO Y CATOLICISMO
En los mercados populares de México, donde se pueden comprar yerbas, veladoras y artículos religiosos para combatir el “mal del ojo” y todo tipos de “brujerías”, la Santísima Muerte aparece junto con las imágenes de los santos tradicionales del catolicismo.

Se pueden encontrar oraciones y rezos para pedirle favores, fundiéndose en su sincretismo religioso con el catolicismo.

Todo lo anterior provocó que la Iglesia católica de México saliera a condenar el culto a la Santísima Muerte.

En su publicación oficial “Desde la Fe”, la Iglesia rechazó que forme parte de los santos de esa religión y advirtió a sus feligreses contra ese culto.

“Los narcotraficantes siempre han sido muy religiosos, no son individuos ateos. Al contrario son muy superticiosos”, aseguró José María Infante, doctor en psicología y director de Investigación en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Nuevo León.

Infante agregó que “los narcos” siempre han tenido cultos muy particulares y encontraron en la Santa Muerte una imagen que los represente.

“Es una figura que está muy acorde a sus actividades donde la vida y la muerte están estrechamente unidas”, precisó José María Infante.

Comentó que los narcotraficantes son concientes que en esa actividad en cualquier momento pueden morir, para ellos la vida y la muerte es una experiencia cotidiana, porque saben que a veces tienen que matar o ser asesinados.

En 2004 fueron capturados varios narcotraficantes que tenían altares a la Santísima Muerte. (EFE)

EVIDENCIA DE CRIMEN ORGANIZADO
Este culto se ha convertido en evidencia de que una persona puede estar relacionado con el crimen organizado, aseguró el psicólogo.

Destacó que los narcotraficantes también pretenden en la Santísima Muerte una solución mágica a sus problemas.

“Buscan una protección por una imagen que los debe proteger precisamente de la muerte, a la que están expuestos todos los días”, afirmó el director de Investigaciones.

“Con el culto a la Santa Muerte pretenden también evitar un castigo absoluto después de perder la vida”, dijo el académico.

Mencionó que la amplia difusión de la veneración a la muerte en la frontera norte de México demuestra que el narcotráfico ha dejado de ser un problema policíaco, ya que pasó a ser toda una forma de vida.

En la frontera la pelea contra el narcotráfico está perdida, porque ya nos son pequeños grupos que se dedican a esta actividad, a los cuales se les podía eliminar o controlar, añadió.

Ahora es una cultura en donde salen como punta del iceberg los “narco corridos” (canciones rancheras que cuentan las “hazañas” de delincuentes) y también el culto a la Santísima Muerte, concluyó Infante.

“El florecimiento del narcotráfico en la frontera con Estados Unidos está provocando que aumente el culto a la Santísima Muerte", denunció el sacerdote católico Armando Arizola Garza.

CAMBIANDO IMÁGENES
Arizola Garza es sacerdote de la Iglesia de Guadalupe en el municipio fronterizo de Anáhuac, Nuevo León (norte de México), en donde el año pasado fue dañada una capilla a la Virgen de Guadalupe y se edificó otra dedicada a la "Santísima Muerte".

A mediados de 2004, en la carretera fronteriza Anáhuac-Nuevo Laredo, Tamaulipas, fue incendiada y semidestruida una pequeña capilla dedicada a la Virgen de Guadalupe.

Mientras que en la carretera Anáhuac-Lampazos, una ruta muy utilizada por los narcos, fue construida una capilla en donde sobresale una figura de casi un metro de altura de la "Santísima Muerte".

La capilla tiene además una fotografía de Jesús Malverde, "el Santo de los Narcos", una imagen de Pancho Villa y como ofrenda cigarros de marihuana.

"La iglesia no reconoce a la Santísima muerte y no aprueba que se edifiquen capillas para adorarla", aseguró a EFE-Reportajes el sacerdote Armando Arizola Garza.

Mencionó que los narcotraficantes que operan en la región "le están rezando para que los cuide".

"Ignoramos quién construyó la capilla a la muerte, pero vemos que tiene muchas veladoras", subrayó Arizola Garza.

También atribuyó el crecimiento del culto a que "la gente no está preparada para morir y está buscando aliados para que los cuide en ese último trance".

Las personas de la delincuencia organizada no se acercan a la Iglesia, agregó el sacerdote.

"Son personas que no han sido bien preparadas en la religión", añadió el cura de la parroquia de Guadalupe.


En la región del norte del país el culto a la Santa Muerte está acompañado con la veneración a Jesús Malverde, el “Santo de los Narcos”. (EFE)
PIDIÉNDOLE FAVORES
Comentó que la Iglesia no se olvida de ellos aunque estén por el camino equivocado.
Ahora que existen muchas personas que se dedican al narcotráfico faltan pastores que los orienten, concluyó Armando Arizola.

Francisco Javier Cantú Romero, vocero de la Procuraduría General de la República (PGR) en Nuevo León, informó que en 2004 fueron capturados diversos narcotraficantes que tenían altares a la Santísima Muerte.

A finales de diciembre pasado la policía detuvo al líder de la banda dedicada al narcotráfico conocida como "Los norteños", José Gil Caro Quintero, y cuatro de sus cómplices en Guadalajara (Jalisco, oeste de México),

"Los norteños" fueron identificados por las autoridades policiales como una banda dedicada al tráfico de drogas en Jalisco, Morelos y Veracruz.
A estos delincuentes les fueron incautadas armas de fuego, entre ellas una pistola calibre 38, de oro, con pedrería y con la figura de la Santa Muerte.

"Desde hace más de un año que se ha dado un auge por las imágenes de la Santísima Muerte", contó Griselda Valerio, propietaria de un local donde se vende diversos artículos esotéricos.

En su "yerbería" denominada Divina Providencia, ubicada en un mercado popular de Monterrey, Valerio tiene diversas figuras de la "Santa muerte" que van desde 10 centímetros hasta más de un metro de altura.

Sus precios van desde dos dólares hasta más de ochenta y según su propietaria se vende alrededor de 30 figuras por semana.

"Es una Santa para casos desesperado y las personas recurren a ella como último recursos", afirmó Valerio.

Comentó que la gente le pide todo tipo de favores, principalmente para casos desahuciados, “aunque algunos la utilizan para hacer el mal”.

"La muerte se presta para hacer el bien o para el mal y depende de cada persona qué le pide porque cada cabeza es un mundo", concluyó Griselda Valerio.

TOMADO DE:
http://www.ocexcelsior.com/desde_mexico/newswires/0128_dm_culto_santa_muerte.shtml