viernes, 20 de febrero de 2009

SOBRE LOS ANGELES:


Los Ángeles son espíritus sin cuerpo, que “trabajan” como mensajeros de Dios, definiciónvalida no solo para la religión cristiana si no también para las musulmana y el judaísmo, las tres comparten el enfoque tripartito: creen la división del cosmos en cielo, tierra, infierno y consecuentemente su formación estaría basada en Ángeles, Humanos y Demonios.

Fueron creados perfectos libres de las limitaciones humanas, Son seres de luz, criaturas amorfas, asexuadas, de naturaleza inmortal que cuando necesitan tener contacto con alguna persona pueden presentarse tanto como hombre o mujer u otro tipo de energía. Ellos mantienen una relación muy especial con Dios y se regocijan en su presencia porque son sus mas fieles servidores, quienes llevan su mensaje a los humanos; Algunos de ellos son frecuentemente enviados como mensajeros para los hombres desde el Cielo.


Los ángeles se comunican con nosotros de una manera fluida , clara y sin rodeos. En ese momento se activa un centro energético que está en la coronilla de la cabeza que es también denominado Chacra de la corona y tiene su relación física con la glándula pituitaria. Es este centro el que se activa y el sonido es espectacularmente claro. No se necesita hacer ningún esfuerzo para recordar pues si la comunicación se estableció y aunque sea una sola palabra haya escuchado, usted jamás podrá olvidar semejante sensación en toda su persona. Pues la impresión es inmensa a comparación con el sonido terrestre e impregna todo su ser.

Para establecer una comunicación angelical no hace falta hacer un curso especial,no hace falta adornarse de palabras y significados exóticos, los ángeles entienden tus sentimientos, emociones, penas, alegrías, enojos, y rabias que no se pueden describir, ellos van a un nivel mas profundo que no necesita de grandes palabras. Cuando te comuniques con ellos, habla desde el corazón , di lo que sientes, busca en tus pensamientos y ellos verán por ti....

Que existen Ángeles y Arcángeles casi todas las páginas de la Biblia nos lo dice, y los libros de los Profetas hablan de Querubines y Serafines. San Pablo, también, escribiendo a los Efesios enumera cuatro Órdenes cuando dice:
'sobre todo Principado, Potestad, Virtud, y Dominación'; y en otra ocasión, escribiendo a los Colosenses dice: 'ni Tronos, Dominaciones, Principados, o Potestades'. Si unimos estas dos listas, tenemos cinco órdenes, y agregando
los Ángeles y Arcángeles, Querubines y Serafines, tenemos nueve ördenes de Ángeles:

Ángeles
Arcángeles
Virtudes
Potestades
Principados
Dominaciones
Tronos
Querubines y
Serafines.



Están colocados en tres niveles descendentes
En la primera jerarquía pone a los Serafines, Querubines, y Tronos; Egida del Padre. :Serafines, Querubines y Tronos vibra en frecuencias muy elevadas de pureza y luz. El Serafín tiene vibración altísima, el Querubín disminuye un poco su frecuencia y es a partir de los Tronos donde aparece la materia en la composición sutil de los ángeles. De todos modos ellos pueden revestirse de materia cuando penetran hasta la dimensión terrestre, tienen esa facultad.

En la segunda, a las Dominaciones, Virtudes, y Potestades; Egida del Hijo. :
La componen las Denominaciones, Virtudes y Potestades que reciben la
iluminación y la transmiten hacia la Tríada inferior

En la tercera, a los Principados, Arcángeles, y Ángeles. Egida del Espíritu Santo.
En realidad esta es una descripción sintética del proceso de "Materialización de la energía divina".Lo superior aquí se entiende no como mejor sino como más sutil. Si en el centro hay energía pura, ésta va modificando su vibración y desde el estado de luz pasa a ser calor y finalmente se condensa en materia


SERAFINES
El superior directo es el Creador. Son los más cercanos a El y los más hermosos artífices de la belleza. Se los considera la jerarquía más alta de los Angeles; rodean el trono de Dios y lo alaban cantándole "Santo, Santo, Santo".
Se dice que poseen seis pares de alas; dos tapan la cara, dos el cuerpo y las otras dos las utilizan para volar (algunos dicen que se cubren de la luz de Dios).
Sirven al Dios que poseemos en cada uno de nosotros y trabajan especialmente con la energía amor; son conocidos también como cantores o músicos de Dios. Se los representa a veces con instrumentos musicales o cantando; transmiten la frecuencia Amor Impersonal y la sabiduría del amor.
________________________________________
QUERUBINES
Trabajan con la energía Sabiduría y están dirigidos por el Arcángel Gabriel. Se los divide en Querubines del Fundamento y Querubines del Firmamento; custodian los lugares sagrados, sostienen la Creación para que ésta no se destruya. Sostienen las galaxias, los sistemas, las órbitas de los planetas, y hay Querubines sobre dichos planetas, soles y estrellas.

Su nombre deriva del hebreo "Kerub", que se interpreta como "el que intercede" o "el conocimiento en sí mismo".
Se los representa en el período barroco sosteniendo los cielorrasos de una habitación como regordetes alados.
La energía cósmica es transmitida por un Querubín. Trabajan el macro y el microcosmos: nuestra conciencia del infinito.

Los Querubines del Fundamento protegen los lugares sagrados; abriendo poco a poco dichos lugares, que eran secretos y protegidos hasta ahora (ej.: se están descubriendo lugares como templos, tumbas, escritos antiguos, etc.).
________________________________________
TRONOS
Están dirigidos directamente por el Creador y trabajan la energía Poder; manejando el impulso de vida y el impulso creador.
Nuestro Ángel Solar es un trono. El Padre está sentado en un trono. En la mitología se los menciona como carros de fuego o ruedas que conectan el cielo con la Tierra.
Los impulsos son dos: uno gira hacia la derecha y otro hacia la izquierda; son como dos anillos que se entrelazan. Somos nosotros, con nuestras dos polaridades, es decir, el Yin y el Yang.
Nuestra Presencia es nuestro presente continuo en nosotros, el que siempre está, el gemelo sabio, el que siempre estará.
Los Tronos están dentro del grupo de ángeles de mayor tamaño y toman distintas formas; una de ellas, se dice, es la silla del Padre.
________________________________________
DOMINACIONES
El superior directo de las Dominaciones es el Arcángel Rafael. Trabajan con el rayo verde; son sanadores e integradores en los niveles físico, emocional y mental. Transmiten técnicas y conocimientos necesarios para la sanación, ya sea para los humanos como para el planeta y todos sus reinos (mineral, vegetal, animal). Transmutan lo enfermo por lo sano; son ángeles que protegen los hospitales, los trabajos de yoga y meditación. Son seres celestiales que gobiernan las actividades de todos los grupos angélicos inferiores a ellos.

Se los puede invocar para todo caso de enfermedad, ya sea física, emocional o mental. Manifiestan la sanación, la verdad, la concentración, la consagración y fundamentalmente la perfección.
Se los llama también los enjoyados, los médicos del cielo, etc.; sus ropajes son blancos o verdes con piedras preciosas, y sus alas son de color tiza.

Estos ángeles exaltan la belleza, la educación, la música, el arte, la sabiduría, el amor. Transmutan todo lo bueno para nosotros.
________________________________________
VIRTUDES
Trabajan con la energía de sabiduría y el director es Dios. Se caracterizan por ser pequeñas y muchas, y traen rápidamente energía espiritual. Son hacedoras de milagros; trasladan la luz al planeta, son muy rápidas.
Transmiten mayor cantidad de energía espiritual en menor tiempo. Se les quita figura por su rapidez, por eso generalmente se las simboliza como una carita con alas; traen la respuesta de Dios en situaciones extremas.
Traen la energía búdhica necesaria para que se realice lo que el ser considera un milagro, por ejemplo una resurrección, alguien imposibilitado de caminar y que comienza a hacerlo, etc. Producen una transformación en la materia.
Son conductores de todas las frecuencias espirituales (todos los colores).
Cuando enviamos luz al planeta, son las virtudes las que intervienen. Pertenecen al plateado que es la vibración más alta del rayo blanco (energía fría). A medida que más grupos humanos aprendan a trabajar con las virtudes, habrá una mayor infusión de energía espiritual disponible para nuestro planeta.
________________________________________
PODERES Y POTESTADES
Son ángeles guerreros y se los representa con armaduras; son el ejército del Padre. El jefe o príncipe es el Arcángel Miguel, y trabajan con el rayo azul.
Desde este coro se coloca sobre cada ser un Ángel de Protección con el propósito de proteger la materia, que lo acompaña durante todas las vidas desde el momento en que aparece por primera vez como humano. Luchan contra el plano astral más denso y se los invoca para librarse de entidades y pensamientos negativos.
Equilibran y reconcilian los opuestos (por ejemplo, donde hay oscuridad buscan la luz). Es un coro muy grande y de él depende el equilibrio entre el bien y el mal.
A este coro pertenecen los Angeles del Nacimiento y los Ángeles de la Muerte, que son los que acompañan al ser cuando viene a este plano y también lo llevan de vuelta, ayudando a despegar sus cuerpos de este plano.
Este coro angélico tiene a su cargo que nunca el mal supere al bien.
________________________________________
PRINCIPADOS
Están dirigidos por el Arcángel Uriel. Desde este coro es colocado sobre cada ser un ángel con el propósito de suministrarle todo lo que pueda necesitar.
Son los grandes ángeles que rigen los reinos elementales y los contienen dentro del orden divino; son los guardianes de los grandes grupos, de los países y naciones, de las ciudades, de nuestro barrio, nuestra manzana, nuestra casa, animales y plantas. También son ángeles integradores; acuden según nuestras necesidades o en momentos de desesperación.
Dentro de los Principados existen y trabajan nueve coros más (sólo para el reino humano) que cumplen distintas actividades: hacer trabajos internos para la contemplación; desarmar energías del plano astral denso; para aquietamiento pre-meditativo; para lograr quietud en situaciones que se viven como extremas; para adquirir fuerzas y resolver situaciones sin temor, etc.
Nos dan discernimiento, son ejecutores del dar. Sus virtudes son servicio, suministro, serenidad, paz y sanación psicosomática. Hay que pedirles todo lo que queremos sin pensar en cómo lo queremos.
Los Principados también atienden a los reinos mineral, vegetal, animal y humano.
________________________________________
ARCÁNGELES
Son corrientes de vida independientes de los ángeles y los elementales.
Son los ángeles superlumínicos, mensajeros que llevan los decretos divinos; están considerados como los intercesores más importantes entre Dios y los humanos. También los llaman los mensajeros de Dios y son los que comandan las legiones del cielo en su constante batalla con los hijos de las tinieblas (se cree que en algún momento fueron como humanos, pero no se sabe cuántas ruedas kármicas atrás).
El contacto con el mundo angélico es un contacto directo con la Conciencia Cósmica, con la frecuencia Amor, y es en sí mismo Alegría. Están dirigidos directamente desde el plano búdhico, por el Padre.
Los arcángeles son los seres más evolucionados junto a los Elohims. Son co-creadores del Universo. De esta rueda kármica el más antiguo de todos es el Arcángel Miguel.
El Príncipe de los Arcángeles es Miguel, por ser el más antiguo. La mayor triangulación la componen el Arcángel Miguel, el Arcángel Jofiel y el Arcángel Chamuel.
El Corán reconoce a cuatro arcángeles, pero sólo menciona a Gabriel y a Miguel; mientras que las fuentes judeo-cristianas están de acuerdo en que son siete y los más conocidos son Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel que dirigen cuatro coros. Hay otros además de éstos.
Los principales son siete, tienen libre albedrío y pueden presentarse sin ser convocados:
• MIGUEL: es el jefe de los Poderes y las Potestades. Es para protección y para no tener negatividad.
• JOFIEL: representa la Sabiduría Divina; es el rayo amarillo.
• CHAMUEL: está relacionado con el confort y el amor impersonal; es el rayo rosa.
• GABRIEL: es la energía de equilibrio, la belleza y el arte; es el rayo blanco.
• RAFAEL: es el médico de Dios; representa la sanación de las enfermedades físicas. Es el rayo verde.
• URIEL: es suministro, paz; cura enfermedades psicosomáticas. Es el rayo oro-rubí.
• ZADQUIEL: trabaja la transmutación, es organización. Rayo violeta.



Esta clasificación se acepta en la teología católica pero no es un artículo de fé. Actualmente la iglesia revaloriza a los ángeles. Es a partir de 1993 cuando la Santa Sede promulga el Catecismo de la Iglesia Católica, en el que se presenta una síntesis nueva y actualizada de las doctrinas de la iglesia en la cual tienen lugar menciones especiales y referencias a la existencia de los ángeles como una verdad sin discusión.

La pequeña vocecita que viene de adentro que a veces nos dice cosas como:“no hables ahora”,“No te metas en problemas.”, “No vayas para allá.”,“No compres esto, no lo necesitas realmente.” Éste está a nuestro lado derecho. El ángel guardián es el que nos cuida, nos ama. La mayor parte de la gente sabe que muchas veces en la vida, cuando está a punto de suceder un desastre, algo nos protege. Y sabemos que no fue nuestra sabiduría o intelecto lo que nos salvó. Especialmente si uno es padre, al observar a los niños uno puede ver que están protegidos por bandadas de ángeles que evitan que se maten o hagan daño dos veces por minuto. Para los adultos es la misma historia solo que se esconden mejor. Uno no debe ir a propósito a un lugar que uno sabe que es peligroso. Si uno no sabe que es peligroso concientemente, está bien, nuestro ángel nos va a proteger. Pero si lo escogemos concientemente nadie nos puede proteger.

La existencia del ángel de la guarda, ese ángel protector y guía que todos tenemos se basa en la frase del Salmo 90: "A sus ángeles ha dado órdenes Dios, para que te guarden en tus caminos". Y en aquella otra frase tan famosa de Jesús: "Cuidad de no escandalizar a ninguno de estos pequeñuelos, porque sus ángeles están siempre contemplando el rostro de mi Padre Celestial". Y Judit en la Biblia al ser recibida como libertadora de Betulia exclamaba: "El ángel del Señor me acompañó en el viaje de ida, en mi estadía allá , y en el viaje de venida".

Dijo Dios a su pueblo: "Voy a enviar un ángel delante de ti, para protegerte en el camino y para conducirte al lugar que te preparé. Pórtate bien en su presencia y oye lo que él te dice. no le resistas, no perdonará tu falta, porque mi nombre está en él. Pero si le obedeces puntualmente, si hicieras todo lo que yo te diga, seré el enemigo de tus adversarios. Porque mi ángel camina delante de ti". (Éxodo. 23, 22 - 24).

Algunos padres de la iglesia como San Papías (discípulo del apóstol San Juan), hacia el año 130 d.C., o San Justino mártir (siglo II) y San Ireneo (135-202), identificaron cuatro misiones angélicas:

1)Son los ministros de Dios en el universo, se encargan del movimiento de los astros y los fenómenos de la naturaleza como las estaciones, la lluvia y el viento.

2) Custodian las naciones del mundo (Daniel 10,13.21; 12,1).

3) La protección y ayuda a los seres humanos con los “ángeles de la guarda” (Génesis 48,16; Salmo 34,7; 91, 10-11; Mateo 4,6; 18,10; Hebreos 1,14). Interceden por nosotros ante el trono divino (Job 33,23-24; Zacarías 1,12; Tobías 12,12). Al respecto, San Basilio agregaba: “Cada fiel tiene a su lado un ángel como protector y pastor para conducirlos a la vida”. Se encuentran casos como San Juan de Dios, quien fue ayudado por un ángel cuando iba a caer al suelo llevando una pesada carga, o San Pío, el fraile capuchino estigmatizado, que mandaba a su ángel custodio para cumplir misiones especiales.

4) El día del juicio final los ángeles del Señor serán los encargados de despertar a los muertos, y separar a los justos de los pecadores (Mateo 13,41; 16,27; 24,31; 25,1ss).

En el año 1608 el Sumo Pontífice Clemente X extendió a toda la Iglesia universal la fiesta de los Ángeles Custodios y la colocó el día 2 de octubre. Hay varias oraciones a nuestro ángelguardián, algunas simples y sencillas, que suelen enseñar a los niños, y otras mas extensas y profundas que nos hablan de un conocimineto más profundo y cercano con él.

Luego de leer lo anterior solo me queda recomendarte hablar con tu ángel, llamarlo, pedirle que te GRITE!!!!, porque a veces , en la algarabía de este 1% material que nos rodea no podemos escucharlo, o muchas veces, obstinados y cegados por nuestras ideas, no queremos escucharlo.

RESUMEN DE VARIAS PÁGINAS.
ORACIONES A LOS ANGELES
Oración para el Ángel guardián

Espíritu protector que velas por mi incesantemente, Tú que tienes esta misión, Ya por el placer de hacer el bien, Ya para progreso y purificación de tu espíritu.

Sálvame durante la noche. Mi espíritu va a encontrarse con Lo desconocido. Llévame a donde mis seres amados, Amigos, familiares o ante quienes quieran ayudarme Con sus consejos y lecciones para resolver El problema en mi vida.

Sugiere a mi imaginación las revelaciones Que debo poner en práctica mañana.
Haz que tome fuerza en la contemplación De la naturaleza y levante mi espíritu atribulado De las nuevas luchas que ha sostenido Y ha hecho desvanecer mis esperanzas.



Oración para los Ángeles Custodios.

Seres custodios, ángeles.
Naturaleza frágil que el padre nos regaló.
Hermosos comités celestes.
No sucumbiréis jamás.
Nombres de ángeles predilectos.
Concédenos virtudes y anhelos.
Muchos arderían de envidia,
Ante la misión que os han encomendado.


Oración al Ángel de la Guarda

Dios te salve, ángel de Dios, espíritu purísimo Y bienaventurado, en quien además,
Resplandecen otras singulares dotes Con que te ha enriquecido y adornado La magnificencia del Todopoderoso.
Ángel de mi guarda, dulce compañía,
No me desampares de noche ni de día.
Cuando mi alma salga de esta triste vida,
Que los ángeles del cielo sean mi compañía.
Santísima cruz en que mi Dios murió.
A la hora de mi muerte te convido yo.

Échame, Señor, tu Santísima Bendición,
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo,
Amén.
CADA UNO DE LOS 7 ARCANGELES
29 de Septiembre
La palabra Arcángel proviene de dos palabras. Arc = el principal. Y ángel. O sea "principal entre los ángeles. Arcángel es como un jefe de los ángeles.

San Miguel


Este nombre significa: "¿Quién como Dios? O: "Nadie es como Dios".

A San Miguel lo nombre tres veces la S. Biblia. Primero en el capítulo 12 del libro de Daniel a donde se dice: "Al final de los tiempos aparecerá Miguel, al gran Príncipe que defiende a los hijos del pueblo de Dios. Y entonces los muertos resucitarán. Los que hicieron el bien, para la Vida Eterna, y los que hicieron el mal, para el horror eterno".
En el capítulo 12 del Libro del Apocalipsis se cuenta lo siguiente: "Hubo una gran batalla en el cielo. Miguel y sus ángeles combatieron contra Satanás y los suyos, que fueron derrotados, y no hubo lugar para ellos en el cielo, y fue arrojada la Serpiente antigua, el diablo, el seductor del mundo. Ay de la tierra y del mar, porque el diablo ha bajado a vosotros con gran furor, sabiendo que le queda poco tiempo".
En la Carta de San Judas Tadeo se dice: "El Arcángel San Miguel cuando se le enfrentó al diablo le dijo: ‘Que te castigue el Señor’".
Por eso a San Miguel lo pintan atacando a la serpiente infernal. La Iglesia Católica ha tenido siempre una gran devoción al Arcángel San Miguel, especialmente para pedirle que nos libre de los ataques del demonio y de los espíritus infernales. Y él cuando lo invocamos llega a defendernos, con el gran poder que Dios le ha concedido. Muchos creen que él sea el jefe de los ejércitos celestiales.

San Gabriel

Su nombre significa: "El Mensajero de Dios".
A este Arcángel se le nombra varias veces en la S. Biblia. Él fue el que le anunció al profeta Daniel el tiempo en el que iba a llegar el Redentor. Dice así el profeta: "Se me apareció Gabriel de parte de Dios y me dijo: dentro de setenta semanas de años (o sea 490 años) aparecerá el Santo de los Santos" (Dan. 9).
Al Arcángel San Gabriel se le confió la misión más alta que jamás se le haya confiado a criatura alguna: anunciar la encarnación del Hijo de Dios. Por eso se le venera mucho desde la antigüedad.
Su carta de presentación cuando se le apareció a Zacarías para anunciarle que iba a tener por hijo a Juan Bautista fue esta: "Yo soy Gabriel, el que está en la presencia de Dios" (Luc. 1, 19).
San Lucas dice: "Fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, a una virgen llamada María, y llegando junto a ella, le dijo: ‘Salve María, llena de gracia, el Señor
está contigo’. Ella se turbó al oír aquel saludo, pero el ángel le dijo: ‘No temas María, porque has hallado gracia delante de Dios. Vas a concebir un hijo a quien pondrás por nombre Jesús. Él será Hijo del Altísimo y su Reino no tendrá fin’".
San Gabriel es el patrono de las comunicaciones y de los comunicadores, porque trajo al mundo la más bella noticia: que el Hijo de Dios se hacía hombre.

San Rafael

Su nombre significa: "Medicina de Dios".
Fue el arcángel enviado por Dios para quitarle la ceguera a Tobías y acompañar al hijo de éste en un larguísimo y peligroso viaje y conseguirle una santa esposa.
Su interesante historia está narrada en el día 7 de febrero. San Rafael es muy invocado para alejar enfermedades y lograr terminar felizmente los viajes.
Se le representa con atuendo de peregrino y portando un pescado en su mano.

San Uriel

Su nombre significa: "Fuego de Dios"
Se le representa con una espada en el jardín del Edén. Se lo considera al Arcángel puesto por el Padre Eterno a las puertas del Paraíso con su Espada de Fuego, Aquel que expulso a Adán y Eva.
Combate el espíritu de la ira, del odio y de la impaciencia, poniendo en el corazón las virtudes de la dulzura, benignidad, paciencia y mansedumbre. Con la dulzura y la paciencia vencemos y atamos al espíritu malvado. "Aprended de Mí que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso a vuestras almas" (Mateo 11,29).
San Uriel nos rodea con su corona ardiente de amor, de paciencia y de bondad. El cuida todos los lugares de las apariciones Marianas, enriqueciéndolos de gracias. Jesús afirmó en unas de sus revelaciones: "Cuando los ejércitos rojos avancen, ellos atravesarán tan solo al precio de la muerte y con la pérdida de sus vidas, el cinturón de fuego colocado delante de los lugares de las apariciones de mi Madre".
Ya en el cuarto siglo, San Uriel es recordado en el martirologio. El tiene en su mano izquierda la antorcha ardiente o una espada flameante, la llama ardiente del amor de Dios. San Uriel fue el encargado de expulsar a Adán y Eva del Paraíso, y custodiar su entrada con aquella espada de fuego, de la que nos habla el Génesis. También se lo representa con sus manos abriéndose las vestiduras del pecho, para dejar salir el Fuego Sagrado de Amor (como hacía San Francisco Xavier) El Señor, en efecto ha dicho: "Yo he venido a prender fuego a la tierra; y como desearia que ya estuviese ardiendo" (Lucas 12, 49). Que en nuestros corazones, arda, el fuego de la Gracia y del Amor de Dios. Cuan grande sea el deseo de Jesús, de esto, lo vemos en su Sacramento de la Eucaristía. Allá está su Amor que vence toda cosa viviente, escondido en su Carne y en su Sangre, para estar siempre con nosotros. Sobre el Altar y en el Tabernáculo, está la Fuente del Amor, allá está la Omnipotencia por excelencia! Allá nosotros deberíamos encontrar la Gracia, para que el Fuego del Amor se haga en nosotros luz viva y resplandezca en las tinieblas. Si nosotros nos postramos humildemente adorando con gratitud y respeto a Dios en este Santo Sacramento; entonces también en nosotros arderá el fuego del Amor de Dios y llegará a ser Luz.
Pedimos a San Uriel, nos libre de caer en la pasión del odio, la ira y la impaciencia, y también nos proteja de personas malvadas, iracundas, nerviosas; y derrame en nuestro corazón y en el alma de los que nos rodean, el Amor, dulce, suave y sereno. (En la iconografía se representa a San Uriel mostrando su pecho y su corazón ardiente de Caridad).
Oración: "San Uriel rodéanos con el Cinturón de Fuego, ven en nuestra ayuda con tu Ejército Celestial. Y enséñanos a vivir y hacer como ha hecho Jesús, aquí en la tierra. Amén".

________________________________________

San Barachiel ó Baraquiel
Su nombre significa: "Bendición de Dios"

Pedimoa a San Barachiel, nos proteja de caer en la pereza, la indiferencia a las Cosas Santas, en la mortal tibieza; y liberen a las almas por las que rezamos, o nos rodean, del pecado capital de pereza y la mortal caída en la tibieza e indiferencia.
El celo en el bien es necesario a la santidad, a la dicha, porque "El Reino de los Cielos sufre violencia y tan solo los violentos lo pueden arrebatar" (Mateo 11,12). Y en otro lugar Jesús dice: "No los que dicen Señor, Señor entrarán en el Reino de los Cielos, sino aquellos que hacen la Voluntad de mi Padre que está en los Cielos" (Mateo 7,21). Los tibios son a los ojos de Dios también peores que las almas frías. El Señor dice: "Puesto que no eres ni caliente ni frío, sino tibio, yo comienzo a vomitarte de mi boca" (Apocalipsis 3,16).
La liberación de los pecados mencionados abre el camino para la vida espiritual, trayéndonos el Don de la Conversión y la fortaleza y entrega total en sostener la vocación a la que nos llamó el Padre Dios, por primero a Ser Hijos por adopción en la Sangre de Jesucristo, y luego en la vocación particular de cada uno: vocación religiosa, vocación al matrimonio, vocación a la soltería, vocación en una carrera en bien de la humanidad, etc. San Barachiel se lo representa portando un canastito lleno de flores y frutos preciosos (los frutos de la Vocación cumplida).
El Ritual de las Bendiciones, (el Libro de las Bendiciones), Barachiel lo tiene en su mano derecha como señal de la Bendición del Señor, de los Santos Sacramentos y la administración del Preciosísimo Tesoro confiado a los sacerdotes. La Eucaristía, es la gran tarea y debe ser toda la entrega. Tiene que ser la primera preocupación en la oración y para esto nos viene en ayuda el Santo Arcángel Barachiel con sus santos ángeles auxiliares, para que las vocaciones que han sido concedidas a muchas almas se logren. Como ya decía San Pablo: "Yo os exhorto a caminar de una manera digna de vuestra vocación, que os ha sido concedida, con toda humildad, dulzura y paciencia. Soportaos mutuamente en la caridad. Sed generosamente comprometidos para conservar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz" (Efesios 4,1 y ss.).

Oración: "Santo Arcángel Barachiel, convéncenos con tus ángeles. Ayúdanos a crecer en las buenas obras y en el amor a Dios y a María. Amén".
________________________________________


San Jehudiel

Su Nombre significa: "Alabanza de Dios":
Combate el espíritu de la envidia y de celos. El espíritu de la envidia se dirigió contra María Santísima, porque de ella debía salir la Encarnación de la Divina Persona. Su envidia lo empujó en contra del Decreto de Dios. El pecado de envidia es celoso del bien del prójimo. Una vez en el Antiguo Testamento, sus hermanos querían quitar de en medio a José por envidia, porque era el hijo predilecto de Jacob. La envidia cegó a los fariseos frente a la Santidad y al poder milagroso de Dios. Su envidia se transformó en odio en contra del Señor y lo condenó a muerte. Nosotros logramos vencer la envidia con el amor a Dios, a sus mandamientos y al prójimo, con la benevolencia, aceptando y reconociendo al prójimo.
El Santo Arcángel Jehudiel es nuestro guía y nuestra ayuda. Su aceptación incondicional del Decreto Divino y su celo en la ejecución de sus mandatos selló su eterna alianza con Dios. Por lo tanto él glorifica y exalta por toda la Eternidad a Dios, e incorpora en el amor, la viva alabanza a Dios. El pueblo escogido del Antiguo Testamento ha roto la Antigua Alianza y la ha rechazado. En el Nuevo Testamento estamos todos nosotros llamados a recibir la corona, que Jehudiel tiene en su mano, la señal de la recompensa divina para aquellos que son fieles a Dios y lo alaban.
San Pablo a Timoteo: "ahora me corresponde la Corona de Justicia. que el Señor, Justo Juez, me dará en ese día. Pero no solamente a mí., sino a todos aquellos que han esperado con amor su venida" (2 Timoteo 4,8).
Pedimos a San Jehudiel, nos impida caer en envidias y celos, que exterminan toda serena paz del alma, y nos proteja de individuos obsesivos por los celos y con la pertinaz maldad de la envidia; y derrame en nuestras almas y en las de las personas que nos rodean, la fidelidad a la Ley de Dios y de la Iglesia, y la Obediencia a las Divinas Disposiciones.
Oración: "Santo Arcángel Jehudiel, fuerte ángel y gran opositor de los espíritus malignos, ven en nuestra ayuda con todo tu ejército angelical. Asístenos en la lucha contra los tremendos ataques del Infierno, que amenazan destruir a la Iglesia. Quita de nuestros corazones toda envidia y haz que el Decreto Divino llegue a ser para nosotros alabanza eterna y viviente en Dios. Amén".
________________________________________

San Saeltiel Su Nombre significa:
"Plegaria a Dios":

Se lo representa con las manos juntas en oración profunda o con el incienso de adoración, representando así su unión gozosa con Dios;
Combate el espíritu de la intemperancia, la gula y del exceso en la bebida. La intemperancia lleva a toda clase de pecados y de delitos. El Salvador nos advierte: "Estén alerta, no sea que se endurezcan sus corazones por los vicios, borracheras y preocupaciones de la vida. No sea que ese día caiga de repente sobre ustedes" (Lucas 21,34).
Contra este vicio ponemos la virtud de la templanza y de la renuncia. Ellas llevan a una inteligencia más clara, a una voluntad fuerte, a nuevas virtudes, al perdón de los pecados, a la escucha de las oraciones, a gracias extraordinarias y a la vida eterna. Por su intercesión, pueblos enteros, en ambiente de misión, fueron liberados del pecado de la intemperancia en la bebida. Esto lo ha conseguido un sacerdote en las misiones, donde él había dado a conocer a este Arcángel y había invocado su ayuda. Personalmente, quien esto escribe, obtuvo de este gran arcángel, el favor, para un sacerdote perdido por toda clase de vicios, comenzando por la bebida, y terminando con toda clase de escandalosos excesos (para lo cual invocó y rezó a diario a cada arcángel en demanda de las virtudes contrarias a tales deplorables vicios)
Sealtiel como distribuidor de gracias lleva en sus manos una cesta de flores (también frutos), o bien, va derramando flores y frutos; señal de la gloria, de la vida con Dios, de la práctica de las Santas Virtudes. A la Venerable Sor Josefa Menéndez (Hermana Coadjutora de la Congregación del Sagrado Corazón, fundada por Santa Magdalena Sofía Barat, y confidente de las revelaciones del llamamiento de amor del Corazón del Salvador).
La alegría de la vida en la vida de los niños de Dios se refleja en Sealtiel. El saberse escondidos completamente en la bondad paternal de Dios, en el ardiente amor de María y el valor de luchar por Dios y por María. El amor de entrega a Dios también se refleja en Sealtiel. Lo invocamos con sus ángeles ángeles para los esposos, para que ellos puedan siempre decir sí a toda nueva vida, confiada por Dios y por El obsequiada.
Pedimos a San Saeltiel nos refrene a nosotros y ponga los límites a las personas de nuestra casa o conocidos o aquellos que deseamos convertir y socorrer con la caridad cristiana: de los vicios, de la embriaguez y el pecado capital de la gula, trocándolo en verdadero Gozo espiritual de vivir en Dios (en clima de Oración, el Estado de Gracia, en Unión con Dios).
Oración: "Santo Arcángel Sealtiel, ayúdanos con tus ángeles, enseñanos a rezar, como el Señor ha rezado y nos ha enseñado a rezar! Amén".
En la grandeza de las tareas confiadas a los siete arcángeles, nosotros podemos reconocer el poder que Dios les ha dado y la importancia de invocar su ayuda. Aquel que los honra, honra también a su Reina, a María Santísima, y obtienen una eficaz ayuda en la lucha contra los siete pecados capitales. Recemos a menudo siete Pater, Ave y Gloria en honor de los Santos Arcángeles. con la invocación:
"Vosotros Santos Ángeles,
venid con Vuestros Ejércitos,
mostrad a nosotros y a todos los hombres
vuestra ayuda y vuestra fuerza,
para que nuestro corazón se encienda
en el Amor de Dios
y de María, vuestra Reina, Amén".
Cual Arcangel Es Usted?
Cual Arcangel Es Usted?


Si usted nació un Domingo es el Arcángel Miguel
Si usted nació un Lunes es el Arcángel Gabriel
Si usted nació un Martes es el Arcángel Samuel
Si usted nació un Miercoles es el Arcángel Rafael
Si usted nació un Jueves es el Arcángel Zadquiel
Si usted nació un Viernes es el Arcángel Anael
Si usted nació un Sabado es el Arcángel Cassiel
Novena del Santo Ángel de la Guarda
Novena del Santo Ángel de la Guarda compuesta por un Padre de la Congregación del Oratorio de Lima



Esta es una reimpresión, pues fue impresa originalmente en el siglo XVIII, como lo prueba la indulgencia concedida por el Arzobispo González de la Reguera. (José Gálvez K.)

Modo de hacer la novena
Hecha la señal de la Cruz, y Acto de Contrición, se da principio todos los días con la siguiente:

Oración

Clementísimo Dios y Señor Nuestro, que a los imponderables beneficios que te debemos, has querido añadir para mayor ostentación de la misericordia, y paternal amor con que nos miras la singular merced de dar a cada uno de los hombres uno de tus amados Ángeles, príncipes y grandes de tu corte celestial, para que sea su Custodio, su protector y guía, mientras dura este destierro: yo la más vil e indigna criatura, rendido al fin al peso, y grandeza de tanta bondad y beneficencia tuya, confieso, lloro y detesto mis gravísimos delitos y criminal ingratitud, con un Señor y Dios mío, que se ha dignado honrarme y favorecerme tanto, sin embargo de mi demérito, y te doy infinitas gracias y bendiciones, y alabanzas con todos los que te las dan y por todos los que voluntariamente no lo hacen, por este singular beneficio de habernos asignado a cada uno para nuestra Custodia, uno de tus Santos Ángeles. En especial te repito muy rendidas por el que me has dedicado: agradeciéndote humildemente cuantas misericordias te debido, y debo por su medio y compañía, y te suplico por su Santísimo Hijo, me perdones lo que como ingrato, no le obedecido y respetado, y que en adelante me hagas obediente y fiel a sus consejos e inspiraciones, y muy diligente en imitar sus virtudes: para que se logren así tu misericordia y beneficios, como su cuidado y solicitud. Yendo después de esta vida a alabarte y gozarte con él eternamente. Amén

Aquí se reza la oración de cada día según corresponde, primero, segundo, etc., después de la cual, hecha la pausa correspondiente, para pedir lo que se desea, se continúa rezando la siguiente hasta la última oración, la que se observará en todos los días del Novenario.


Primer día
Su amor a Dios Segundo día
Su amor a los hombres Tercer día
Su zelo por la salvación de las almas
Cuarto día
Su humildad Quinto día
Su obediencia
Sexto día
Su religión
Séptimo día
Su fidelidad
Octavo día
Su desinterés Noveno día
Su paciencia



Canción devota
para implorar cada día el auxilio de nuestro Santo Ángel

Ángel de mi guarda
dulce compañía,
no me desampares
de noche, ni de día.

Compañero fiel
que al hombre encaminas,
por este destierro
a la gloria misma
No me desampares de noche ni de día

De Dios tan amante
que aun cuando me guías,
su divino rostro
no pierdes de vista
No me desampares de noche ni de día

Azarías piadoso
que hijo te nominas
de tu criador
el grande Ananías
No me desampares de noche ni de día.

Poderoso sabio,
humilde que admiras:
eres príncipe y grande
de la Corte Empírea
No me desampares de noche ni de día

La humildad y amor
con que a Dios ministras,
bases son que afianzan
tu soberanía
No me desampares de noche ni de día

Mi mayor hermano
mi defensa y guía,
amante obsequioso
de paciencia invicta
No me desampares de noche ni de día

Para que en pecado
ni muere ni viva
sino que a Jesús
ame, adore y sirva.
No me desampares de noche ni de día

Para que mi trance
y última partida,
me sucedan en gracia
y no sea improvisa
No me desampares de noche ni de día

Para que se logren
como premeditas,
todos los consejos
que tanto me inspiras
No me desampares de noche ni de día

Por el grande amor
zelo y valentía
con que defendiste
la gloria divina
No me desampares de noche ni de día

Por tu obediencia
constante y rendida,
que hace de tus dotes la mejor divisa
No me desampares de noche ni de día

Por el fuerte anhelo
con que ansías
de la alta Sión
llenar las ruinas
No me desampares de noche ni de día

Por las tres personas
un Dios y una misma
Majestad que adoras
esencia que admiras
No me desampares de noche no de día

Ángel de mi Guarda
dulce compañía
no me desampares
de noche ni de día

Aquí se rezan nueve Gloria Patri, a nombre de los nueve coros de ángeles y se concluye con las siguientes

Oraciones

Dios te salve Ángel de Dios, espíritu purísimo y bienaventurado en quien resplandece, además de otra singulares dotes con que te ha enriquecido y adornado la magnificencia del Todo Poderoso, la santidad, el poder, la sabiduría, el amor, la hermosura y la humildad. Dios te salve príncipe novilísimo, Custodio mío, maestro mío, consejero mío, mi hermano, mi amado y mi Señor. ¡Cuando llegar el feliz momento en que vea yo la invisible mano de quien he recibido tantos favores! Me reconozco tan obligado a ti, que no satisfaré la menor parte de tus beneficios, aunque me entregue por esclavo tuyo, y no obstante he sido tan desgraciado, que ni he hecho juicio, ni menos me he acordado de tus beneficios, Perdóname Santo Ángel mío amantísimo la pasada ingratitud, y mirando tu piedad y la infinita misericordia de quien te ha señalado para mi guarda, maestro y guía: sé mi desempeño con la Divina Majestad, dándole gracias por este beneficio, y así mismo a todos mis benefactores de la corte celestial. Defiéndeme de mis enemigos, gobierna mis pasos, aconséjame en mis dudas, alúmbrame, enséñame en mis ignorancias, para que siendo tú mi guía, camine seguro a la bienaventuranza. Asó te lo suplico, y espero por el amor que tienes al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén.

Antífona

Oh Santos Ángeles de nuestra Guarda, defiéndannos en el último combate, para que no perezcamos en el tremendo juicio de Dios.

V. Te alabaré Dios mío, en presencia de los ángeles.
R. Te adoraré en tu santo templo, y confesaré tu santo nombre.

Oración

Oh Dios, que con inefable providencia te dignas enviar tus Santos Ángeles para que nos guarden: concede a nuestros humildes ruegos, que después de defendidos por su continua protección en la tierra en la tierra, seamos por toda la eternidad compañeros suyos en la Gloria. Por nuestro Señor Jesucristo; que contigo vive y reina en unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.



--------------------------------------------------------------------------------


Primer día
Su amor a Dios

Oh celestial y bienaventurado espíritu, Ángel Santísimo de mi Guarda; que como tan allegado a Dios, tan cerciorado de sus infinitas perfecciones y amabilidades, y tan favorecido, le amas, sirves y bendices incesantemente con aprecio y afecto inexplicable y perpetuo. Gózome de tu gozo, y por él, de tu parte y de la mía, hago infinitas alabanzas a la Beatísima Trinidad: suplicándote que con el perdón de mis pecados me alcances de la divina Majestad, que a tu ejemplo le ame yo desde ahora por toda la eternidad, sobre todas las cosas, con todas las fuerzas de mi alma, y lo demás que solicito, si conviene, por el amor que tienes al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén.

Aquí se rezará tres padres nuestros solos, un gloria patri a la Santísima Trinidad a nombre del Santo Ángel y después en silencio se pide lo que se desea, y esto mismo se observará cada día de esta novena.

Segundo día
Su amor a los hombres

Amantísimo hermano nuestro, que abrasado perpetuamente en amor de Dios, imitas con todo esfuerzo la divina caridad con que el Señor nos mira, teniéndote por muy dichoso cuando te encarga el cuidado y defensa de alguno de los hombres, en quien siempre ves resplandecer su divina imagen. Gózome de tu gozo, y por esta ardiente caridad de que Dios te ha dotado para con los hombres, y de que yo, tu indigno ahijado, soy el mayor testigo, hago de tu parte y de la mía infinitas gracias a la Beatísima Trinidad, suplicándote, me alcances de la soberana Majestad que, a tu ejemplo, ame yo siempre como a mí mismo, a todos mis prójimos con lo demás que solicito, si conviene: por el amor que tienes al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén.

Tercer día
Su zelo por la salvación de las almas

Gloriosísimo príncipe de la celestial Jerusalén, que inflamado en el amor intensivo que tienes a Dios empleas continuamente tu sabiduría y guía de tu encomendado, sin perdonar diligencia ni empeño alguno para agregarle un nuevo cortesano que le alabe, y satisfacer así la grandeza de tu ardentísimo zelo. Gózome de tu gozo, en tu nombre y en el mío hago infinitas gracias a la Beatísima Trinidad, suplicándote que con el perdón de mis pecados, me alcances de la Divina Majestad que, a imitación tuya, sea yo zeloso de mi salvación, y la de mis prójimos, como lo demás que solicito, si conviene, por el amor que tienes al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén.

Cuarto día
Su humildad

Oh bellísimo espíritu que en medio de las singulares excelencias y relevantes dotes de que te ha colmado y enriquecido el Todopoderoso, vives tan penetrado de tu conocimiento, y en tan profunda humildad que no sólo atribuyes a Dios Nuestro Señor toda la grandeza y gloria de tu ser y excelencias, sino que procuras, y te gozas, de que todos lo conozcan, para que contigo lo alaben por ello. Gózome de tu gozo, en tu nombre y en el mío hago infinitas gracias a la Beatísima Trinidad, suplicándote que con el perdón de mis pecados me alcances de su divina Majestad que, a ejemplo tuyo, viva yo siempre en humildad de corazón, que me conozca y a él lo atribuya, y de la gloria de todo, y también lo demás que te pido, si conviene, por el amor que tienes al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén

Quinto día
Su obediencia

Dulcísimo compañero inseparable mío, que dotado de la más ciega y pronta obediencia , haces tus diligencias en ejercitarlas continuamente con tal excelencia y primor, que mereciste de mi Redentor y Dios nuestro nos dejase a tu alteza por modelo de esta virtud, diciéndonos que pidiésemos a su Eterno Padre, que se haga su voluntad así en la tierra como en el cielo. Gózome de tu gozo, y de tu parte y de la mía, hago infinitas gracias a la Beatísima Trinidad, suplicándote que con el perdón de mis pecados, me alcances de la Majestad Divina que, a tu ejemplo, le obedezca yo en todo cuanto me ordenase, con prontitud y placer hasta la muerte, y así mismo lo demás que te suplico, si conviene, por el amor que tienes al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén.

Sexto día
Su religión

Oh valeroso campeón de la ilustre milicia del Dios de la rebelión de Licifer y sus ángeles apóstatas, y Zelo, confesaste intrépido y esforzado la magnificencia y gloria del Señor, rindiéndole todos los respetos y adoraciones que son debidos a su soberanía, hasta confundir en los abismos la soberbia del infernal Dragón y sus aliados: mostrando así la virtud de la religión de que en grado sublime estás adornado. Gózome del gozo que tienes de esta ilustre prerrogativa y excelncia, y de tu parte y de la mía hago infinitas gracias a la Beatísima Trinidad, suplicándote que con el perdón de mis pecados me alcances de la Divina Majestad esta virtud para que a ejemplo tuyo, lo confiese yo intrépidamente siempre que se me presente la ocasión de darle honor y gloria, y antes quiera morir que ofenderle y perderle, y también lo demás que te pido, si conviene, por el amor que tienes al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén.

Séptimo día
Su fidelidad

Dios te salve Ángel de Luz y de paz, fiel dispensador de la providencia y misericordia del Señor, quien adornándote de poder, sabiduría y bondad, te ha dado el encargo de que me protejas, me aconsejes y dirijas: yo me entrego a ti con entera confianza, y plena satisfacción como que vienes en nombre de la misma eterna verdad, que es el fiador de tus santos consejos e inspiraciones. Gózome del gozo que tienes de tan alta dignidad, y de tu parte y de la mía, hago infinitas gracias a la Beatísima Trinidad, porque te adornó de esta virtud de la fidelidad para con su Majestad y los hombres, suplicándote que con el perdón de mis pecados me alcances que, a tu ejemplo, sea yo fiel con mis prójimos y lo demás que te pido, si conviene, por el amor que tienes al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén

Octavo día
Su desinterés

Oh inteligencia soberana, oh amado y amante del Altísimo. Cuando yo no tuviera otra prueba de tu desinterés, que verte emplear en una criatura tan ingrata, desvalida y miserable como yo tus consejos, tus cuidados, amor y suma vigilancia, con todos los demás buenos oficios que te dicta la entrañable compasión con que me miras, me bastaría para asegurarme de ello: que más diré si creo y confieso que eso y mucho más haces conmigo, no por tu honor y gloria, sino por honor y gloria de Dios nuestro Señor y bien de mi alma, para que le alabe eternamente con sus escogidos y ocupe los asientos que perdieron los malos ángeles. Gózome de tu gozo viéndote adornado de esta virtud, y de tu parte y de la mía hago infinitas gracias a la Beatísima Trinidad, suplicándote que con el perdón de mis pecados, me alcances de la Majestad Divina, que a ejemplo tuyo, en todo procure solamente su mayor honra y gloria como es justo y digno. Además de esto te pido lo que sabes, si conviene, por el amor que tienes al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén.

Noveno día
Su paciencia

Dios te salve ilustrísimo confidente del Padre de las Misericordias, que para cumplir con la mayor exactitud tu apetecida comisión en la Custodia y dirección de esta alma indócil e ingrata criatura que tienes ahora a tus pies, me has tolerado con indecible caridad, tanta necedad, tanta indocilidad, tanto olvido y desatención, y, lo que es más, tantas culpas en tu venerable presencia: sin que por tan justos motivos me hayas abandonado un momento, ni dádose por vencida tu inalterable paciencia. Dios te salve y bendiga mil y mil veces, amabilísimo pastor y custodio mío, por la caridad y tolerancia que has usado conmigo, y gozándome del gozo que tienes de verte dotado de esta virtud, hago de tu parte y de la mía infinitas gracias a la Beatísima Trinidad, suplicándote que con el perdón de mis pecados me alcances de la Divina Majestad esta virtud de la paciencia, para que a ejemplo tuyo vea yo con caridad a mis prójimos, tolere sus flaquezas, y lleve con resignación cuantas adversidades me vengan de mano de su paternal providencia, y asimismo te pido lo que sabes, si conviene: por el amor que tienes al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén.

Ejemplo para excitar a la devoción
del Santo Ángel de la Guarda

Es singular el caso que cuenta Juan Mayor. Llevaron unos mancebos deshonestos a otro de buenas costumbres a la casa de una mujer perdida. Vióse el mancebo en gran peligro de caer, pero venciendo con la gracia del Señor aquel riesgo, salió de la casa y luego se le puso delante su Ángel de la Guarda, recreándole con mostrársele hermosísimo y lleno de resplandor, como si quisiera premiar con esta vista su victoria, y después le dio una gran bofetada diciendo: “aprenda ya a huir de la compañía de los malos”. Y quedóle en el rostro la señal del golpe, para castigo de su descuido, y despertador de su cuidado.

A Santa Francisca Romana, siempre que cometía algún defecto, por ligero que fuese, la corregía su Custodio hiriéndola en el rostro u otra parte, y sucedían algunas veces, cuando estaba con otras personas, oír los circunstantes el golpe y no la mano que le daba.

No prueba poco cuán perfectos nos desean los Ángeles lo que le sucedió al venerable hermano Juan Carrera. Era ángel en la castidad, amado por singularmente de su ángel con quien trataba y conversaba con la misma familiaridad, que con un amigo con otro. Despertábale todas las mañanas para la oración hasta que una vencida del sueño, no se levantó con la puntualidad de otras veces. Esta ligera culpa castigó el ángel ocultándose por muchos días, hasta que con oración, ayunos y penitencia recuperó lo perdido, volviendo a mostrársele su ángel, avisándole: que su descuido había sido la causa de aquel retiro, para que en adelante fuese más puntual en las cosas del servicio de Dios.

Endulza cuanto puede, o cuanto conviene, el trago amargo de la muerte, con el desprecio de lo temporal y aprecio de lo eterno, al modo que se manifiesta en este caso. Estando un mancebo a la muerte, en lo demás bien dispuesto, pero con gran desconsuelo de dejar esta vida, en que poseía muchas riquezas. No habiendo podido consolarle el confesor, se le apareció un ángel y le mostró un lugar amenísimo lleno de riquezas, hermosura y suavidad, declarándole que aquel era el Paraíso, del cual enamorado el mancebo, deseaba que se arrancase el alma del cuerpo, para trocar las riquezas temporales por las eternas.

A Constancia Monja, que estaba en su celda moribunda, trajo el ángel a un varón santo, como a otro Habacuc, con mejor sustento, con el Viático, para que la dispusiese a la muerte con los Sacramentos de la Penitencia y Eucaristía. A Enolpho trajo la Extremaunción otro ángel, estando para morir.

El excelentísimo e Ilustrísmo Señor D. D. Juan Domingo González de la Reguera, Arzobispo de Lima, concede ochenta días de indulgencia a todas las personas que en público o privadamente hicieren esta Novena

Letanía de los ángeles guardianes

Señor, ten misericordia de nosotros.

Cristo, ten misericordia de nosotros.

Señor, ten misericordia de nosotros.

Cristo óyenos.

Cristo escúchanos.

Dios Padre celestial, ten misericordia de nosotros.

Dios Hijo, Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros.

Dios Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros.

Santísima Trinidad, un solo Dios, ten misericordia de nosotros.

Santa María, ruega por nosotros.

Santa Madre de Dios, ruega por nosotros.

Reina de los Ángeles, ruega por nosotros.

San Miguel, ruega por nosotros.

San Gabriel, ruega por nosotros.

San Rafael, ruega por nosotros.

Todos los Santos Ángeles y Arcángeles, rueguen por nosotros.

Santos Ángeles Guardianes, rueguen por nosotros.

Santos Ángeles que contemplan sin cesar el rostro del Padre celestial, rueguen por nosotros.

Santos Ángeles Guardianes, que nunca se apartan de nosotros, rueguen por nosotros.

Santos Ángeles Guardianes, que están dedicados a nosotros por una celestial amistad.

Santos Ángeles Guardianes, nuestros fieles admonitores, rueguen por nosotros.

Santos Ángeles Guardianes, nuestros sabios consejeros, rueguen por nosotros.

Santos Ángeles, nuestros poderosos defensores frente a los ataques del maligno enemigo, rueguen por nosotros.

Santos Ángeles Guardianes, nuestro sostén en las tentaciones.

Santos Ángeles Guardianes, que nos ayudan en nuestros tropiezos y caídas, rueguen por nosotros.

Santos Ángeles Guardianes, que nos confortan en nuestras penas y sufrimientos, rueguen por nosotros.

Santos Ángeles Guardianes, que toman nuestras oraciones y las conducen delante del Trono de Dios, rueguen por nosotros.

Santos Ángeles, que nos inspiran y alientan a progresar en el bien, rueguen por nosotros.

Santos Ángeles Guardianes, que a despecho de nuestras faltas, nunca nos abandonan, rueguen por nosotros.

Santos Ángeles Guardianes, que se regocijan de nuestro progreso y adelanto en la perfección, rueguen por nosotros.

Santos Ángeles Guardianes, que nos miran y oran por nosotros sin cesar mientras descansamos, rueguen por nosotros.

Santos Ángeles Guardianes, que no nos abandonan en nuestra agonía y muerte, rueguen por nosotros.

Santos Ángeles Guardianes, que consuelan las Almas en el Purgatorio, rueguen por nosotros.

Santos Ángeles Guardianes, que conducen a los justos hacia el cielo, rueguen por nosotros.

Santos Ángeles Guardianes, con quienes esperamos un día alabar y contemplar eternamente a Dios, rueguen por nosotros.

Nobles Príncipes del Cielo, rueguen por nosotros.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: ten misericordia de nosotros, Señor.

Cristo: óyenos.

Cristo: escúchanos.

Señor ten misericordia de nosotros.

Señor ten misericordia de nosotros.

(Padrenuestro)

Bendecid al Señor todos su Ángeles; vosotros los poderosos, que sois los ejecutores de sus órdenes.

Dios mandó a sus Ángeles que cuiden de ti; los cuales te guardarán en todos tus pasos.


Invocaciones al Santo Ángel de la Guarda

Santo Ángel, mi consejero, inspírame;
Santo Ángel, mi defensor, protégeme;
Santo Ángel, mi fiel amigo, intercede por mi;
Santo Ángel, mi consuelo, confórtame;
Santo Ángel, mi hermano, defiéndeme;
Santo Ángel, mi maestro, instrúyeme;
Santo Ángel, testigo de todas mis acciones, purifícame;
Santo Ángel, mi auxilio, sosténme;
Santo Ángel, mi intercesor, intercede por mí;
Santo Ángel, mi guía, oriéntame;
Santo Ángel, mi luz, ilumíname;
Santo Ángel, que fuiste designado por Dios para guiarme, condúceme.


Himno de Laudes al Santo Ángel de la Guarda

Ángel santo de la guarda, compañero de mi vida, tú que nunca me abandonas, ni de noche ni de día.
Aunque espíritu invisible, se que te hallas a mi lado, escuchas mis oraciones y cuenta todos mis pasos.
En las sombras de la noche, me defiendes del demonio, tendiendo sobre mi pecho tus alas de nácar y oro.
Ángel de Dios, que yo escuche tu mensaje y que lo siga, que vaya siempre contigo hacia Dios, que me lo envía.
Testigo de lo invisible, presencia del cielo amiga, gracias por tu fiel custodia, gracias por tu compañía.
En presencia de los Ángeles, suba al cielo nuestro canto: gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. Amén.

Ángel de Dios

Ángel de Dios, bajo cuya custodia me puso el Señor con amorosa piedad, a mí que soy tu encomendado, alúmbrame hoy, guárdame, rígeme y gobiérname. Amén.

Otra oración al ángel de la guarda

Espíritu soberano a quien pertenece mi guarda, por la voluntad divina, que en este piadoso cuidado distribuye las jerarquías de los Ángeles para la tutela de los hombres: tú, parte esclarecida de su eterna milicia por la gracia con que permaneciste, sin perder la silla que tantos ángeles perdieron, te ruego me guíes y defiendas de la maldad de mis apetitos, de la debilidad de mi naturaleza, de las insolencias de mi voluntad, de la malicia de los pecadores, del ejemplo de los malos, del poder de los tiranos, de la venganza de mis enemigos, de la envidia de los espíritus amotinados que no perseveraron como tú, y pretenden que yo caiga como ellos.

Ángel santo, yo no sé tu nombre para llamarte por él; mas sé tu oficio para valerme de él. Atiéndeme de suerte que mi alma logre tu cuidado, y mi vida tu inspiración, para que por ti en la gloria restaure tu encomendado el lugar que perdió tu compañero, y tú goces el fruto de tus advertimientos, y yo el de la obediencia; porque yo contigo, y por tu inspiración merezca el reino de la paz y de la gloria.
Así lo conceda el que te crió con su poder, y me redimió con su sangre. Amén.
RITUALES CON LOS ARCANGELES
RITUALES CON LOS ARCANGELES

Aplicando los Colores
Los Arcángeles están encomendados a dar ayuda a los hombres en sus misiones de vida, cada Arcángel trabaja con un rayo en específico y cada rayo es de un determinado color. Si te interesa primero que nada escoge quien de ellos puede darte lo que estas buscando o con cual te identificas más de acuerdo a su color, su nombre o el día de la semana en el que trabaja mejor su energía.

Una vez que hayas elegido al Arcángel con el que te identificas, compra 3 velas del color que le corresponde. Escríbele una carta al arcángel solicitándole ayuda en la cuestión que necesitas solucionar, puede ser encontrar trabajo, también puedes pedir salud o encontrar una pareja.

La carta puedes escribirla así, Querido Arcángel ……:, a través de esta carta deseo ponerme en contacto contigo para solicitarte que me ayudes a……., todo esto te lo pido de acuerdo con el orden divino y para la perfecta armonía y bienestar de todo el mundo, también les pido que si alguna de las cosas que estoy pidiendo no esta de acuerdo con mi bien más elevado me lo hagan saber por medio de señales que yo pueda percibir y que me den lo que en su mejor caso me corresponde. Les agradezco infinitamente su amor. Y finalmente firmas la carta con tu nombre.

Cuando tengas tu carta lista enciendes la vela y lees la carta en voz alta para después colocarla bajo la vela. Es importante que dejes que se consuma toda la vela.

La carta la tienes que leer todos los días en voz alta, al cumplirse la semana repites el ritual de la vela y de la lectura de la carta. Con la última vela termina el ritual, así que cuando se este apagando la flama debes quemar la carta y después regar las cenizas en las plantas o en algún jardín. ¡¡Ahora espera a que lo que pediste llegue a ti!!

ARCANGEL MIGUEL
Día: Domingo
Color: Azul
Elemento: Fuego y Aire
Planeta: Sol Central Regente del Planeta Tierra
Rayo: Azul (1ro)
• Encarna el poder, la conciencia divina de fe, la protección, las ideas divinas, la iniciativa y la perfección de la voluntad de Dios. Es el comandante de los ejércitos celestiales
• Dones para la Tierra: Nos ayuda a mantener la fuerza ante la adversidad, Ayuda a resolver la negatividad personal a encontrar la fuerza cuando nos sentimos solos o como extraños. Ayuda a la purificación del planeta. Ayuda en el camino espiritual ayudando a encontrar el justo medio entre la espiritualidad y el materialismo

ARCÁNGEL JOPHIEL
Día: Lunes
Color: Amarillo Dorado
Planeta: Saturno
Rayo: 2ndo
• Sabiduría. Inteligencia divina, fuerza mental e iluminación
• Dones para la tierra: ayuda en la búsqueda interior, conduce a la reflexión a la introspección al conocimiento y sabiduría divina. Ideal para invocarlo en meditaciones de auto conocimiento. Despierta el deseo de buscar y encontrar el éxito. Se usa como protección para las envidias, intrigas, accidentes y enfermedades. Se relaciona con la riqueza espiritual y material.


ARCÁNGEL CHAMUEL
Día: Martes
Color: Rosa
Rayo: 3ro
Planeta: Marte y Venus
Encarna el amor divino, la gratitud, la tolerancia y la opulencia
Dones para la tierra: Ayuda a combatir la depresión la ira, los resentimientos y

los cargos de conciencia. Ayuda a perdonar. Fomenta la creatividad el arte y la belleza.
Representa el amor puro y la belleza lograda por la manifestación del amor. Puede utilizarse para pasar de la de la pasión y el deseo al amor incondicional

ARCÁNGEL GABRIEL
Día: Miércoles
Color: Blanco y Violeta
Elemento: Tierra y a veces agua
Planeta: Luna
Rayo: 4to Blanco
Se le relaciona con la ascensión, la resurrección, la pureza, la creatividad y el desarrollo artístico.
Dones para la tierra: Ayuda a expresar nuestra verdad abierta y honestamente.

Ayuda a respetar y honrar nuestra individualidad a atender nuestra intuición y nuestra voz interior. Ayuda al desarrollo de poderes psíquicos.


ARCÁNGEL RAFAEL
Día: Jueves
Color: verde
Elemento: Aire y fuego
Planeta: Mercurio
Rayo: 5to Verde
Sanación, curación divina, desarrollo científico, la verdad
Dones para la tierra: Ayuda a buscar el don de la curación, muestra modelos para curarnos a nosotros mismos ayuda a encontrar curación en la naturaleza y en la energía universal. Ayuda a soltar y neutralizar emociones negativas que pudieran llegar a plano físico enfermando el cuerpo y la mente. Es el ángel de la herbolaria y la ecología. Es el ángel de la unión familiar, de los novios el matrimonio y la medicina en general. Trabaja con el caduceo.


ARCANGEL URIEL
Día: Viernes
Color: Naranja
Elemento: Tierra
Planeta: Venus, Mercurio y el Sol
Rayo: 6to
Providencia, serenidad, paciencia y devoción. Nos trae la luz del conocimiento de Dios
Dones para la tierra: Ayuda a reconocer la luz que hay dentro de cada persona, a encontrar el conocimiento para ayudar y curar e interpretar la voz interior y a interpretar los sueños. Trae claridad a la mente y es el destructor de la ignorancia.

ARCÁNGEL ZADQUIEL
Día: Sábado
Color: Violeta
Elemento: Tierra
Planeta: Júpiter y Saturno
Rayo: 7mo
Perdón, Compasión, libertad, Alquimia y transformación.

Dones para la tierra:

Nos ayuda a realizar cambios profundos en nuestro ser, a vivir duelos de una forma más armoniosa y tranquila.
Al hacer trabajos espirituales nos ayuda a dejar ir con amor y a perdonarnos a nosotros mismos y a los otros siendo más compasivos y concientes.

Conjuración a los Santos Ángeles

¡Dios Todopoderoso y Eterno, Uno en Tres Personas! Antes de conjurar a los Santos Ángeles, tus servidores y de llamarlos en nuestro socorro, nos postramos delante de Ti y Te adoramos, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Bendito y alabado seas por toda la eternidad. Que todos los Ángeles y los hombres que has creado te adoren, te amen y te Sirvan, Dios Santo, Dios Fuerte, Dios Inmortal!

¡Y Tú, María, Reina de los ángeles, medianera de todas las gracias, todopoderosa en tu oración, recibe bondadosamente la oración que les dirigimos a tus servidores, y hazla llegar hasta el Trono del Altísimo para que obtengamos gracia, salvación y auxilio! AMEN.


¡Ángeles grandes y Santos, Dios los envía para protegernos y ayudarnos!

Los conjuramos, en el nombre de Dios Uno en Tres Personas,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos en nombre de la Preciosa Sangre de Nuestro Señor Jesucristo,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos, en el nombre todopoderoso de Jesús,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos por todas las heridas de Nuestro Señor Jesucristo,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos por todas las torturas de Nuestro Señor Jesucristo,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos por la Santa Palabra de Dios,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos por el Corazón de Nuestro Señor Jesucristo,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos en nombre del amor de Dios por nosotros tan pobres,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos en nombre de la fidelidad de Dios para con nosotros tan pobres,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos en nombre de la misericordia de Dios para con nosotros tan pobres,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos en nombre de María Reina del Cielo y de la tierra,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos en nombre de María vuestra Reina y Soberana,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos en nombre de María, Madre de Dios y Madre nuestra,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos por su propia felicidad,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos por su propia fidelidad,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos por su fuerza combativa por el Reino de Dios,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos, ¡cúbrannos con sus escudos!
Los conjuramos, ¡protéjannos con sus espadas!
Los conjuramos, ¡ilumínennos con su luz!
Los conjuramos, ¡abríguennos bajo el manto de María!
Los conjuramos, ¡enciérrennos en el Corazón de María!
Los conjuramos, ¡deposítennos en las manos de María!
Los conjuramos, ¡muéstrennos el camino hacia la puerta de la vida: el Corazón abierto de Nuestro Señor!
Los conjuramos, ¡condúzcannos seguros hacia la casa del Padre Celestial!

Todos los Coros de los Espíritus bienaventurados,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Ángeles de la vida,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Ángeles de la fuerza de la palabra de Dios,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Ángeles de la caridad,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Ángeles que Dios nos atribuye especialmente, como compañeros,
¡Vuelen en nuestro socorro!

¡Vuelen en nuestro socorro, los conjuramos!
Porque hemos recibido en herencia la Sangre de Nuestro Señor y Rey.

¡Vuelen en nuestro socorro, los conjuramos!
Porque hemos recibido en herencia el Corazón de Nuestro Señor y Rey.

¡Vuelen en nuestro socorro, los conjuramos!
Porque hemos recibido en herencia el Corazón Inmaculado de María la Virgen Purísima y vuestra Reina.

¡Vuelen en nuestro socorro, los conjuramos!

San Miguel Arcángel: Tú eres el Príncipe de las milicias celestiales, el vencedor del dragón infernal, has recibido de Dios la fuerza y el poder para aniquilar por medio de la humildad el orgullo de los poderes de las tinieblas. Te conjuramos, suscita en nosotros la auténtica humildad del corazón, la fidelidad inquebrantable, para cumplir siempre la voluntad de Dios, la fortaleza en el sufrimiento y las necesidades, ¡ayúdanos a subsistir delante del tribunal de Dios!

San Gabriel Arcángel: Tu eres el Ángel de la Encarnación, el mensajero fiel de Dios, abre nuestros oídos para captar los más pequeños signos y llamamientos del Corazón amante de Nuestro Señor; Permanece siempre delante de nuestros ojos, te conjuramos, para que comprendamos correctamente la palabra de Dios y la sigamos y obedezcamos y para cumplir aquello que Dios quiere de nosotros. ¡Haznos vigilantes en la espera del Señor para que no nos encuentre dormidos cuando llegue!

San Rafael Arcángel: Tú eres el mensajero del amor de Dios! Te conjuramos, hiere nuestro corazón con un amor ardiente por Dios y no dejes que esta herida se cierre jamás, para que permanezcamos sobre el camino del amor en la vida diaria y venzamos todos los obstáculos por la fuerza de este amor.

¡Ayudadnos hermanos grandes y santos, servidores como nosotros delante de Dios!.
¡Protegednos contra nosotros mismos, contra nuestra cobardía y tibieza, contra nuestro egoísmo y nuestra avaricia, contra nuestra envidia y desconfianza, contra nuestra suficiencia y comodidad, contra nuestro deseo de ser apreciados! ¡Desligadnos de los lazos del pecado y de toda atadura al mundo!
¡Desatad la venda que nosotros mismos hemos anudado sobre nuestros ojos, para dispensarnos de ver la miseria que nos rodea, y poder mirar nuestro propio yo sin incomodarnos y con conmiseración!
¡Clavad en nuestro corazón el aguijón de la santa inquietud de Dios, para que no cesemos jamás de buscarlo con pasión, contrición y amor!
¡Buscad en nosotros la Sangre de Nuestro Señor que se derramó por nosotros! ¡Buscad en nosotros las lágrimas de vuestra Reina vertidas por nuestra causa! ¡Buscad en nosotros la imagen de Dios destrozada, desteñida, deteriorada, imagen a la cual Dios quiso crearnos por amor!

¡Ayudadnos a reconocer a Dios, a adorarlo, amarlo y servirlo! Ayudadnos en la lucha contra los poderes de las tinieblas que nos rodean y nos oprimen solapadamente!
¡Ayudadnos para que ninguno de nosotros se pierda, y para que un día, gozosos, podamos reunirnos en la felicidad eterna!

AMEN


Durante la novena que es un asalto que dura nueve días, conjuramos a los Santos Ángeles por la mañana y durante el día los invocamos con frecuencia de esta manera:

San Miguel, lucha a nuestro lado con tus ángeles, ayúdanos y ruega por nosotros!

San Rafael, lucha a nuestro lado con tus ángeles, ayúdanos y ruega por nosotros!

San Gabriel, lucha a nuestro lado con tus ángeles, ayúdanos y ruega por nosotros!
ORACION DE ZADKIEL
PARA LOGRAR LO QUE SE PROPONGA

ORACION DE ZADKIEL

ESTE ES EL SELLO DE ZADKIEL.
ESTE PODEROSO SER DE LUZ NOS TRAE LAS
MARAVILLAS Y BENDICIONES DE DIOS.
ORDENA EL TIEMPO PASIVO
Y ACTIVO PARA QUE EL UNIVERSO
SIEMPRE SE MANTENGA EN ARMONIA

ES POR ELLO QUE ES EL MAS INDICADO
PARA AYUDARTE A CONSEGUIR CUALQUIER COSA
QUE NECESITES DE CORAZON.
EL SOLO ACUDIRA SI REALMENTE LO PIDES
CON SICERIDAD, HONESTIDAD, HONRADEZ Y MUCHA FE,
ASI PUES, LE PUEDES PEDIR DINERO, AMOR, SALUD,
INCLUSO ELEVACION ESPIRITUAL PARA OBTENER SUS
BENDICIOES DEBERAS REALIZAR LA SIGUIENTE ORACION
POR TRES DIAS SEGUIDOS, DELANTE DEL
SELLO Y UNA VELA BLANCA ENCENDIDA.
EMPEZARAS UN LUNES POR LA MAÑANA
Y REPETIRAS LA ORACION DOS DIAS MAS
A LA MISMA HORA A LA QUE LA REALIZASTE EL LUNES-

ORACION
YO,,,, (DICES TU NOMBRE COMPLETO Y
TU FECHA DE NACIMIENTO) TE INVOCO.
¡OH ESPIRITU! ZADKIEL,
POR LA GRANDEZA DE LOS SAGRADOS NOMBRES
DIVINOS DEL TODOPODEROSO, POR LOS CUALES
DEMANDO QUE APAREZCAS ANTE MI EN FORMA
AGRADABLE Y SIN RUIDOS, Y SIN QUE NADA
PUDIERA INJURIAR A MI PERSONA, PARA QUE
RESPONDAS A TODO AQUELLO PARA LO QUE TE REQUIERA
(DICES EXACTAMENTE QUE ES LO QUE NECESITAS);
Y TE INVOCO POR EL GRANDIOSO NOMBRE DE DIOS VIVIENTE
Y POR SUS NOMBRES SAGRADOS: EL, ELOHIM, ELOHO,
SEBAOTH, ELION, EIECH, ADIER, ADONAY, JAH, SADAY,
TETRAGRAMMATON, AGIOS, ISCHIROS, ATHANATOS,
AGLA. AMEN.

CUANDO TE HAYA CONCEDIDO LO QUE PEDISTE,
DEBES DESPEDIRLO AMABLEMENTE DANDOLE
LAS GRACIAS POR TODO LO QUE HA HECHO POR TI.
ES ABSOLUTAMENTE IMPRESCINDIBLE HACERLO,
ASI QUE NO TE OLVIDES,
ESPERO TENGAN SUERTE.
A SAN MIGUEL ARCÁNGEL
Oración a San Miguel Arcángel

Gloriosísimo Príncipe de los ejércitos celestiales San Miguel Arcángel, defiéndenos en el combate contra los principados y potestades, contra los gobernadores de las tinieblas, contra los espíritus de maldad en los aires (Efesios 6,12). Ven en auxilio de los hombres que Dios ha hecho a su imagen y semejanza, y rescatado a tan alto precio de la tiranía del demonio (Sab. 2. , I Cor. 6). Tú eres a quien venera la Santa Iglesia como su guardián y su protector, a ti te ha confiado el Señor las almas redimidas para introducirlas en la felicidad del Cielo. Ruega al Dios de Paz para que aplaste a Satanás bajo nuestros pies, a fin de despojarle de todo poder, de retener cautivos a los hombres y de perjudicar a la Iglesia. Dígnate presentar al Altísimo nuestras oraciones para que prontamente desciendan sobre nosotros las misericordias del Señor, y vence a la antigua serpiente que es el diablo o Satanás, para precipitarlo encadenado a los abismos, de manera que no pueda ya jamás seducir a las naciones.


El Rosario de San Miguel o Corona Angélica

Es poco conocido el denominado “Rosario de San Miguel o Corona Angélica”, a pesar de que ya en fecha 8 de agosto de 1851, fuese favorecido por el Papa Pío IX con algunas indulgencias.

Promesas del Santo Arcángel

En una aparición a la ilustre sierva de Dios, Antonia d´Astonaco en Portugal. pidió el Arcángel San Miguel que se compusieran en su honor nueve salutaciones, correspondientes a los nueve coros de los Ángeles, las cuales consistieran cada una en la recitación de un Padrenuestro y tres Avemarías.

Prometió el glorioso Arcángel que quien le honrase de esta manera antes de la Sagrada Comunión, sería acompañado a la Sagrada Mesa por un ángel de cada uno de los nueve coros. Y quienes rezasen todos los días estas nueve salutaciones, les prometió además su asistencia y la de los santos ángeles durante su vida y que después de la muerte los libraría del Purgatorio a ellos y a sus allegados.

Modo de rezar
Por la intercesión de San Miguel y del celestial coro de los Serafines, el Señor nos haga dignos del fuego de una perfecta caridad. (Padrenuestro y tres Avemarías).
Por la intercesión de San Miguel y del celestial coro de los Querubines, el Señor nos conceda la gracia de caminar por la senda de la perfección cristiana. (Padrenuestro y tres Avemarías).
Por la intercesión de San Miguel y del celestial coro de los Tronos, el Señor nos conceda el espíritu de una verdadera humildad. (Padrenuestro y tres Avemarías).
Por la intercesión de San Miguel Arcángel y del celestial coro de las Dominaciones, el Señor nos otorgue la gracia de podernos dominar en nuestros sentidos. (Padrenuestro y tres Avemarías).
Por la intercesión de San Miguel y del celestial coro de las Potestades, el Señor nos guarde de los engaños y tentaciones del demonio. (Padrenuestro y tres Avemarías).
Por la intercesión de San Miguel y el celestial coro de la s Virtudes, el Señor nos conceda el no ser vencidos en el peligroso combate de las tentaciones. (Padrenuestro y tres Avemarías).
Por la intercesión de San Miguel y del celestial coro de los Principados, el Señor nos otorgue el espíritu de una verdadera y sincera obediencia. (Padrenuestro y tres Avemarías).
Por la intercesión de San Miguel y el celestial coro de los Arcángeles, el Señor nos conceda el don de la perseverancia en la fe y en las buenas obras. (Padrenuestro y tres Avemarías).
Por la intercesión de San Miguel y del celestial coro de los Ángeles, el Señor nos conceda que estos espíritus bienaventurados nos guarden siempre, y principalmente en la hora de nuestra muerte. (Padrenuestro y tres Avemarías).
Antífona

Gloriosísimo San Miguel Arcángel, el primero entre todos los Ángeles, defensor de las almas, vencedor del demonio, que estás junto a la gloria de Dios y después de nuestro Señor Jesucristo eres admirable protector nuestro, dotado de sobrehumana excelencia y fortaleza. Dígnate alcanzarnos de Dios el vernos libres de todos los males y ayúdanos a ser fieles cada día en el servicio del Creador.

V/ Ruega por nosotros, oh Bienaventurado San Miguel, Príncipe de la Iglesia de Cristo.

R/ Para que seamos dignos de las divinas promesas.

Oración

Omnipotente y Eterno Dios, que por un prodigio de tu bondad y misericordia elegiste para príncipe de tu Iglesia al gloriosísimo Arcángel San Miguel en pro de la salvación de las almas, te rogamos nos hagas dignos de vernos libres, por su benéfica protección, de todos nuestros enemigos, de modo que ninguno de ellos pueda molestarnos en la hora de nuestra muerte, sino que nos sea concedido que el mismo Arcángel nos conduzca a la presencia de tu excelsa y divina Majestad. Por los méritos de Jesucristo nuestro Señor. Amén.

(Padrenuestro, Avemaría y Gloria a los Ángeles custodios de las personas a las que hayamos ofendido o escandalizado).



Corona Angélica del Arcángel San Miguel

De acuerdo con una piadosa tradición el arcángel san Miguel declaró a una persona devota que le sería grato se pusieran en uso las siguientes oraciones en honor suyo. La propagación y difusión de esta devoción se debe a una religiosa carmelita del monasterio de Vetralla, diócesis de Viterbo (Italia), muerta con fama de santidad en 1751. El 8 de agosto de 1851 Pío IX concedió indulgencias a la práctica de este piadoso ejercicio.

A ser posible, delante de una imagen del santo Arcángel, hacer un acto de verdadera contrición y rezar a continuación devotamente las siguientes salutaciones:

V. Oh Dios, ven en mi ayuda.
R. Apresúrate, Señor a socorrerme. Gloria al Padre...

SALUTACIÓN I

Un Padrenuestro y tres Avemarías al primer coro angélico.
Por intercesión del glorioso arcángel san Miguel y del celeste coro de Serafines, suplicamos al Señor nos haga dignos de una llama de perfecta caridad. Amén.

SALUTACIÓN II
Un Padrenuestro y tres Avemarías al segundo coro angélico.
Por intercesión del glorioso arcángel san Miguel y del coro celeste de Querubines, quiera el Señor concedernos la gracia de abandonar el camino del pecado, y de correr por el de la perfección cristiana. Amén.

SALUTACIÓN III
Un Padrenuestro y tres Avemarías al tercer coro angélico.
Por intercesión del glorioso arcángel san Miguel y del sagrado coro de los Tronos, infunda el Señor en nuestros corazones un espíritu de verdadera y sincera humildad. Amén.

SALUTACIÓN IV
Un Padrenuestro y tres Avemarías al cuarto coro angélico.
Por intercesión del glorioso arcángel san Miguel y del coro celeste de las Dominaciones, quiera el Señor concedernos la gracia de poder dominar nuestros sentidos y corregir las pasiones depravadas. Amén.

SALUTACIÓN V
Un Padrenuestro y tres Avemarías al quinto coro angélico.
Por intercesión del glorioso arcángel san Miguel y del celeste coro de las Potestades, dígnese el Señor librar nuestras almas de las asechanzas y tentaciones del demonio. Amén.

SALUTACIÓN VI
Un Padrenuestro y tres Avemarías al sexto coro angélico.
Por intercesión del glorioso arcángel san Miguel y del coro de las admirables Virtudes celestiales, no permita el Señor que caigamos en las tentaciones, sino que nos libre de todo mal. Amén.

SALUTACIÓN VII
Un Padrenuestro y tres Avemarías al séptimo coro angélico.
Por intercesión del glorioso arcángel san Miguel y del coro celeste de los Principados, dígnese Dios llenar nuestras almas del espíritu de verdadera y sincera obediencia. Amén.

SALUTACIÓN VIII
Un Padrenuestro y tres Avemarías al octavo coro angélico.
Por intercesión del glorioso arcángel san Miguel y del coro celeste de los Arcángeles, quiera el Señor concedernos el don de la perseverancia en la fe y en las obras buenas, para que podamos conseguir la gloria del paraíso. Amén.

SALUTACIÓN IX
Un Padrenuestro y tres Avemarías al noveno coro angélico.
Por intercesión del glorioso arcángel san Miguel y del coro celeste de todos los Ángeles, dígnese el Señor concedernos que nos guarden en la presente vida mortal, y después nos conduzcan a la gloria eterna de los cielos. Amén.

A continuación se rezan cuatro Padrenuestros:

el primero a San Miguel,
el segundo a san Gabriel,
el tercero a san Rafael, y
el cuarto a nuestro Ángel Custodio.
Se concluye este ejercicio con la siguiente antífona y oración final:
Antífona. Gloriosísimo príncipe san Miguel arcángel, cabeza y jefe de los ejércitos celestiales, depositario de las almas, vencedor de los espíritus rebeldes, doméstico en la real morada de Dios, nuestra guía admirable después de Jesucristo, y de excelencia y virtud sobrehumanas, dignaos librar de todo mal a todos los que acudimos a Vos con confianza, y haced por medio de vuestra protección incomparable que adelantemos cada día en servir fielmente a nuestro Dios.


V. Ruega por nosotros, oh gloriosísimo San Miguel arcángel, príncipe de la Iglesia de Jesucristo.
R. Para que seamos dignos de alcanzar sus promesas.

Oración. Omnipotente y sempiterno Dios, que con un prodigio de bondad y misericordia para la salvación de todos los hombres elegiste por príncipe de tu Iglesia al gloriosísimo san Miguel arcángel; te suplicamos no hagas dignos de que con su benéfica protección nos libre de todos nuestros enemigos, para que ninguno de ellos nos moleste en la hora de nuestra muerte, sino que seamos conducidos por él a la presencia de tu divina Majestad. Por los méritos de Nuestros Señor Jesucristo. Amén.




Gozos a San Miguel

Pues sois quien las almas pesa
de Dios en el tribunal
libradnos del eterno mal
a quien devoto os confiesa

I

La angélica perfección
siempre fue tan elevada
que nació halla entronizada
dando a Dios adoración
pues sois de tan noble empresa
san Miguel el principal

(Librad del eterno)

II

2º Primer ministro de Dios
sois con excelencia tanta
que al Cielo y a la tierra espanta
lo mucho que podéis vos
pues dicha tal interesa
¿Quien tiene abogado tal?

(Librad del eterno)

III

3º Sois militar sin igual
del escuadrón más sagrado
Gobernador y privado
de la corte celestial
pues vuestro amparo no cesa
contra la guerra fatal

(Librad del eterno)

IV

Cuanto determina el cielo
vos lo ejecutáis también
y siendo por nuestro bien
se adelanta vuestro celo
y pues la Gloria en

(Librad del eterno)

V

Dios os dio en sus jerarquías
el imperio universal
y vara de General
en todas sus monarquías
y pues tanto empleo expresa
que es tanto vuestro caudal

(Librad del eterno)

I

De aquel que esta aprisionado
en sus culpas y pasiones
rompes Miguel las prisiones
si os tiene por abogado
y así suelto de la presa
de su enemigo mortal

(Librad del Eterno)

VI

Vos al que os llama lleváis
por este mar inconstante
Dándole guía bastante
al puerto donde habitáis
y pues la inmortal pavesa
aspira a luz inmortal

(Librad del eterno)

VII

Para claro testimonio
de que el infierno se aterra
cuando hace san Miguel guerra
cae a sus pies el demonio
sus plantas rabioso besa
aquel dragón infernal

(Librad del Eterno)


Pues sois quien las almas pesa
de Dios en el tribunal
librad del eterno mal
a quien devoto os confiesa.

NOVENA A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

Modo de hacer la novena:

Puesto de rodillas, si es posible, ante algún altar o imagen de San Miguel Arcángel, levantando el corazón a Dios, que está presente y haciéndole una profunda reverencia de espíritu y ofreciendo todas sus oraciones, palabras y pensamientos, a mayor gloria suya, honra de la Virgen María y reverencia a San Miguel Arcángel y de todos los ángeles y santos del cielo, hará la señal de la cruz; y habiéndose santiguado, dirá de corazón: "Señor mío Jesucristo, etc."

DÍA PRIMERO

ORACIÓN (del día)

Dios y Señor de los ángeles, a quienes encomiendas la guarda de los hombres: ofrezco los merecimientos de estos soberanos espíritus y los del Príncipe de los ángeles, San Miguel, que por sí, y por medio de sus ministros, guarda la naturaleza humana, que me guardes de todo pecado, me concedas una pureza angélica y otorgues lo que pido en esta Novena, a mayor honra y gloria vuestra.

Aquí rezará nueve veces el Padre Nuestro y Ave María, en honra de los nueve coros de los Ángeles, y de su príncipe San Miguel; después la oración siguiente.

ORACIÓN

Gloriosísimo Príncipe de la Corte del Cielo. Excelentísimo Arcángel San Miguel, gran primer Ministro de Dios, amigo de Jesucristo, y muy favorecido de su Santísima Madre, defensor de la Iglesia y abogado de los hombres: pues tanto favorecéis a vuestros devotos, haced que yo os sepa amar y servir, y alcanzadme del Señor lo que deseo y pido en esta Novena, a mayor honra y gloria suya y provecho de mi alma.

Aquí, con la mayor confianza y devoción que se pudiere, pedirá cada uno al santo Arcángel la gracia o favor que desee alcanzar en la novena.

ORACIÓN

Omnipotente y sempiterno Dios; que por Tu suma clemencia nombraste, para la salud de los hombres, al gloriosísimo San Miguel Arcángel Príncipe de tu Iglesia concédenos, que por su intercesión y eficaz auxilio merezcamos ahora ser defendidos de todos nuestros enemigos, en la hora de nuestra muerte seamos libres, y presentados benignamente ante el trono de tu Majestad excelsa. Amén.

DÍA SEGUNDO

Este día, como todos los demás siguientes de la Novena, se ha de hacer y decir lo mismo que en el primero, variando sólo la oración del coro angélico, que le corresponde a cada día.

Dios y Señor de los Arcángeles, a quien encomiendas los negocios gravísimos de vuestra gloria; por tales merecimientos gravísimos de vuestra gloria: ofrezco los merecimientos de estos nobilísimos espíritus y los de San Miguel Arcángel, que defendió vuestra honra y gloria contra Lucifer y sus ángeles, para que yo busque en todas las cosas vuestra mayor honra y gloria y me des lo que pido en esta novena. Amen.

DÍA TERCERO

Dios y Señor de los Principados a quienes encomendáis la guarda de los reinos, ofrezco los merecimientos de estos excelentísimos espíritus y los del príncipe de la Milicia Celestial, San Miguel, guarda mayor de todos los reinos cristianos, para que guardes mis sentimientos y potencias de todo desorden y desobediencia a vuestras leyes divinas y me concedas lo que pido en esta novena, a mayor honra y gloria. Amén.

DÍA CUARTO

Dios y Señor de las Potestades, quienes tienen especial poder para refrenar los demonios; ofrezco los merecimientos de estos poderosísimos espíritus y los de vuestro siervo, San Miguel Arcángel, que alcanzó sobre los demonios la mayor victoria y con la misma facilidad pelea continuamente contra ellos, en favor de los hombres, para que me defiendes de todas las tentaciones del mundo, del demonio y de la carne y me des lo que pido en esta novena, a mayor honra y gloria vuestra. Amén.

DÍA QUINTO

Dios y Señor de las Virtudes, por las cuales haces milagros propios de vuestro soberano poder, gobernando la naturaleza, para que os sirva a vuestra gloria: ofrezco los merecimientos de estos prodigiosos espíritus y los de San Miguel, principal instrumento de todas las maravillas que se hacen en el mundo, para que me concedas, que vencidas las malas inclinaciones de mi corrompida naturaleza, conserve y aumente vuestra gracia y consiga lo que pido en esta novena, a mayor honra y gloria vuestra. Amén.

DÍA SEXTO

Dios y Señor de las Dominaciones, las que presiden a los coros inferiores y son ministros de vuestra providencia, os ofrezco los merecimientos de estos eminentísimos espíritus y los de vuestro primer ministro San Miguel, para que me concedas perfecto señorío sobre mis pasiones y perfecta obediencia a todos mis superiores y la gracia que pido en esta novena, a mayor honra y gloria vuestra. Amén.

DÍA SÉPTIMO

Dios y Señor de los Tronos, en quienes descansas, como en el trono de vuestra gloria y os sientas como en tribunal de justicia: ofrezco los merecimientos de estos altísimos espíritus y los de San Miguel Arcángel, trono de vuestra grandeza y ministro supremo de justicia, para que concedas, que yo me juzgue a mí mismo con rigor, para ser después juzgado con piedad y consiga lo que pido en esta novena, a mayor honra y gloria vuestra. Amén.

DÍA OCTAVO

Dios y Señor de los Querubines que están adornados de perfectísimas sabidurías: ofrezco los merecimientos de estos sapientísimos espíritus y los de San Miguel, príncipe de los sabios del cielo, por quien enseñas a vuestra Iglesia las verdades que necesita saber para que me enseñe a temerte y amarte, que es la mayor sabiduría y que me concedas lo que pido en esta novena, a mayor honra y gloria vuestra. Amén.

DÍA NOVENO

Dios y Señor de los Serafines que se abrazan a vuestro amor: ofrezco los merecimientos de estos ardentísimos espíritus y los de vuestro amado y amante San Miguel, para que yo os ame, único Dios y Señor mío, sobre todas las cosas, con toda el alma, con todo el corazón y con todas las fuerzas; y para que me concedas lo que pido en esta novena, a mayor honra y gloria vuestra. Amén.

ORACIÓN

¡Oh soberano Arcángel! ¡Oh excelente príncipe de la corte del cielo! ¡Quién no os será muy devoto desde hoy, si así favorecéis a vuestros devotos? ¡Quién no os servirá con mucho cuidado, si de esta manera pagas los servicios que os hacen? Mas para que yo os ame, basta saber el amor que me tienes al que no puedo corresponder, con igual amor. Pero ya que con obras no puedo responder a tantas mercedes, recibe mis palabras y afectos. Gracias te doy, ¡oh excelso y sublime espíritu!, porque defendisteis la honra y gloria de mi Señor Jesucristo y por todos los servicios que en toda la vida le hicisteis a Él y a su Santísima Madre.

Gracias os doy por el ángel que has destinado para mi guarda y por los otros beneficios generales y particulares que por vos o por medio de vuestros ángeles me has hecho, los cuales no conozco bastante en esta vida, ni los puedo dignamente agradecer y por eso pido y suplico al ángel de mi guarda, que en mi nombre te los agradezca y juntamente los que has hecho a toda la naturaleza humana; y principalmente a la Santa Iglesia, de que yo soy miembro. Yo me gozo de todos los privilegios, gracias, prerrogativas, dignidades y dones naturales y sobrenaturales con que el Señor te ha honrado y enriquecido y doy al Señor eternas gracias por ellos, porque así quiso exaltarte y hacerte su privado y favorecido entre todos los ángeles.

Defiéndeme, ¡oh valerosísimo capitán de los ejércitos de Dios! Envía en mi socorro vuestros soldados, para que me defiendan de los demonios y no me rindan a sus combates y tentaciones. Manda vuestros ángeles que me guíen para no andar errado; que me alumbren para que no camine ciego y que pongan sus manos para que no tropiecen mis pies en el camino peligroso, de esta vida. Asistid con vuestros ángeles, a mi muerte y alcanzadme del Señor contrición verdadera de mis culpas, para que presentada por vuestras manos ante el trono de la Santísima Trinidad, entra en posesión de la gloria, donde alabe al Señor para siempre dar perpetuas gracias de haber conseguido con vuestra intercesión la bienaventuranza. Amén.


Letanías a San Miguel Arcángel

Cristo, óyenos.
-Cristo, escúchanos.
-Señor, ten piedad de nosotros.
-Cristo, ten piedad de nosotros.
-Señor, ten piedad de nosotros. Se repite
-San Miguel,
-Tú, cuyo nombre es un relámpago,
-Tú, cuyo nombre es un himno a Dios,
-Serafín del incensario de oro,
-Elevada llama de amor divino,
-Perfecto adorador de Dios,
-Modelo de sumisión amorosa,
-Modelo de pronta obediencia,
-Leal servidor de Dios,
-Primer heraldo de la verdad,
-Primer defensor de la fe,
-Primer testigo de Dios,
-Instigador de la lucha contra Satanás,
-Ángel apóstol de los ángeles,
-Celador del Reino de Dios,
-Primer defensor de la justicia,
-Primer vengador del buen derecho,
-Abogado nuestro,
-Portador de las llaves del abismo,
-Tú que encadenas a Satanás,
-Justiciero de Dios,
-Portaestandarte de la Trinidad,
-Guerrero de armas de luz,
-Espada de Dios,
-Terror de los traidores y de los perjuros,
-Terror de los orgullosos demonios,
-Centella de Dios,
-Tú que llevas las siete estrellas,
-Vencedor de la primera guerra,
-Virrey de los ejércitos de Dios,
-Inspirador de valentía,
-Tú que guerreas por el mundo,
-Defensor de los hijos de Dios,
-Ángel que vale por mil ejércitos,
-Esperanza de los combatientes,
-Intrépido soldado de Dios,
-Refuerzo dado a las justas causas,
-Liberador de los oprimidos,
-Caballero de Dios,
-Angel de los pastores de Navidad,
-Angel de Cristo en agonía,
-Ángel de la aurora pascual,
-Consejero de Constantino,
-Guerrero del castillo del Santo Ángel,
-Protector de la unidad católica de España y de las Naciones Hispanoamericanas,
-Cantor de los gozos marianos,
-Espejo del Altísimo,
-Ángel vicario del Verbo,
-Protector de la Iglesia militante,
-Consolador de la Iglesia purgante,
-Honor de la Iglesia triunfante,
-Tú, que recibes la confesión de nuestros pecados,
-Tú, a quien la Iglesia implora en nuestra última hora,
-Tú, cuya potente voz despertará a los muertos,
-Introductor de las almas al cielo,
-Asiste de Cristo en el Gran Día,
-Heraldo de las sentencias eternas,
-Precantor de las alabanzas divinas,
-El más elevado de los serafines,
-Príncipe de los nueve coros de Angeles, Ruega por nosotros.

Oremos

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.


Laudes al Santo Ángel de la Guarda

Ángel santo de la guarda, compañero de mi vida, tú que nunca me abandonas, ni de noche ni de día.

Aunque espíritu invisible, se que te hallas a mi lado, escuchas mis oraciones y cuenta todos mis pasos.

En las sombras de la noche, me defiendes del demonio, tendiendo sobre mi pecho tus alas de nácar y oro.

Ángel de Dios, que yo escuche tu mensaje y que lo siga, que vaya siempre contigo hacia Dios, que me lo envía.

Testigo de lo invisible, presencia del cielo amiga, gracias por tu fiel custodia, gracias por tu compañía.

En presencia de los Ángeles, suba al cielo nuestro canto: gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. Amén.



ANGEL DE DIOS

Angel de Dios, bajo cuya custodia me puso el Señor con amorosa piedad, a mí que soy vuestro encomendado, alumbradme hoy, guardadme, regidme y gobernadme. Amén.

ORACIÓN AL ANGEL DE LA GUARDA


(Macario, El Egipcio)

Angel santo, que velas por mi pobre alma y por mi vida, no me dejes - soy pecador - y no me desampares a causa de mis manchas. No dejes que se me acerque el mal espíritu. Y dirígeme poderoso preservando mi cuerpo mortal.

Toma mi mano débil y condúceme por el camino de la salvación.


DEVOCIÓN AL SANTO ANGEL DE LA GUARDA
(San Juan Berchmans)


Ángel Santo, amado de Dios, que después de haberme tomado, por disposición divina, bajo tu bienaventurada guarda, jamás cesas de defenderme, de iluminarme y de dirigirme: yo te venero como a protector, te amo como a custodio; me someto a tu dirección y me entrego todo a ti, para ser gobernado por ti. Te ruego, por lo tanto, y por amor a Jesucristo te suplico, que cuando sea ingrato para ti y obstinadamente sordo a tus inspiraciones, no quieras, a pesar de esto, abandonarme; antes al contrario, ponme pronto en el recto camino, si me he desviado de él; enséñame, si soy ignorante; levántame, si he caído; sosténme, si estoy en peligro y condúceme al cielo para poseer en él una felicidad eterna. Amén.




ORACIÓN AL ANGEL DE LA GUARDA

Angel de la paz, Angel de la Guarda, a quien soy encomendado, mi defensor, mi vigilante centinela; gracias te doy, que me libraste de muchos daños del cuerpo y del alma. Gracias te doy, que estando durmiendo, me velaste, y despierto, me encaminaste; al oído, con santas inspiraciones me avisaste.

Perdóname, amigo mío, mensajero del cielo, consejero, protector y fiel guarda mía; muro fuerte de mi alma, defensor y compañero celestial. En mis desobediencias, vilezas y descortesías, ayúdame y guárdame siempre de noche y de día. Amén.

Padrenuestro y Avemaría.




Letanías de los Ángeles

Señor, ten piedad de nosotros.
-Cristo, ten piedad de nosotros.
-Señor, ten piedad de nosotros.
-Cristo, óyenos.
-Cristo, escúchanos. Se repite
-Dios Padre, Creador de los Angeles,
-Dios Hijo, Señor de los Angeles,
-Dios Espíritu Santo, Vida de los Ángeles,
-Santísima Trinidad, delicia de todos los Ángeles, Ten piedad de nosotros.
-Santa María,
-Reina de todos los Ángeles, Ruega por nosotros.
-Santos Querubines, Ángeles de la Palabra,
-Santos Tronos, Angeles de la Vida,
-Santos Ángeles de la Adoración,
-Santas Dominaciones,
-Santas Potestades,
-Santos Principados del Cielo,
-Santas Virtudes, Rogad por nosotros.
-San Miguel Arcángel,
-Vencedor de Lucifer,
-Ángel de la fe y de la humildad,
-Preservador de la santa unción,
-Patrono de los moribundos,
-Príncipe de los ejércitos celestes,
-Compañero de las almas de los difuntos,

-San Gabriel Arcángel,
-Santo Ángel de la Encarnación,
-Fiel mensajero de Dios,
-Ángel de la esperanza y de la paz,
-Protector de todos los siervos y siervas de Dios,
-Guardián del santo Bautismo,
-Patrono de los Sacerdotes,

-San Rafael, Arcángel,
-Ángel del Amor divino,
-Vencedor del enemigo malo,
-Auxiliador en la gran necesidad,
-Ángel del dolor y de la curación,
-Patrono de los médicos, de los caminantes y de los viajeros,
Ruega por nosotros.
-Grandes Arcángeles Santos,
-Ángeles del servicio ante el trono de Dios,
-Angeles del servicio para los hombres,
-Santos Angeles Custodios,
-Auxiliadores en nuestras necesidades,
-Luz en nuestra oscuridad,
-Apoyo en todo peligro,
-Exhortadores de nuestra conciencia,
-Intercesores ante el trono de Dios,
-Escudo de defensa contra el enemigo maligno,
-Constantes compañeros nuestros,
-Segurísimos conductores nuestros,
-Fidelísimos amigos nuestros,
-Sabios consejeros nuestros,
-Ejemplos de nuestra obediencia,
-Consoladores en el abandono,
-Espejo de humildad y de pureza,
-Angeles de nuestras familias,
-Ángeles de nuestros Sacerdotes y pastores...
-Angeles de nuestros niños,
-Ángeles de nuestra tierra y Patria,
-Ángeles de la Santa Iglesia,
-Todos los Santos Angeles, Rogad por nosotros.
-Asistidnos en la vida.
-Asistidnos en la muerte.
-En el Cielo os lo agradeceremos. Se repite.
-Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, Perdónanos, Señor.
-Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, Escúchanos, Señor.
-Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, Ten piedad de nosotros.
V. Dios mandó a sus Ángeles que cuiden de ti.
R. Los cuales te guardarán en todos sus caminos
ORACION A MIGUEL ARCANGEL PARA PROTECCION CON SU ESPADA
ORACION A MIGUEL ARCANGEL PARA PROTECCION CON SU ESPADA

Ángel De Luz que custodias las Puertas Sagradas del cielo, que pesas con tu balanza la Justicia, que partes con tu espada las tinieblas, préstame los poderes que tu tienes para defenderme en la vida, de los espíritus o invisibles que mal quieran contra mi, contra mi casa o contra mis seres queridos. Amén.


ORACION A SAN MIGUEL JUNTO A SU ESPADA PROTECTORA

Amantísimo Miguel, Señor de la Espada, tú que custodias nuestros corazones, aparta de nosotros todo el mal, corta nuestros apegos incoherentes, de tal forma que estando limpios y libres de nuestra pequeña mente podamos percibir el Amor Inmenso de la Gran Mente Infinita de Dios y podamos así alinear nuestra pequeña voluntad con la Voluntad de Dios para vivir sumergidos en Él.
Glorioso Príncipe Miguel otórganos el valor y el coraje para cumplir y hacer cumplir la Ley del Amado. Que así sea.


Conjuro de la Espada de SAN MIGUEL ARCANGEL

Este es un ritual tan antiguo y secreto que pocas personas lo conocen. Es uno de los más poderosos para hacerse escuchar por el universo con la mediación del Príncipe de los Arcángeles. Por favor, utilícelo solamente cuando sea necesario.

"Yo te conjuro Oh!, espada de espadas por tus tres sagrados nombres: Albrot, Abracadabra, Jehová elico. Sé mi fuerza y defensa contra mis enemigos visibles e invisibles en cualquier trabajo mágico. Por el sagrado nombre Saday que es grande en poder, y por tus otros nombres: Cados, Cados, Cados, Adonai, Elohi, Zena, Oth, Ochimanuel, el primero y el último: Sabiduría, Camino, Vida, Virtud, Príncipe y Jefe, Boca, Oración, Esplendor, Luz, Sol, Fuente, Gloria, Montaña, Puerta, Vid, Piedra, Compañía, Sacerdote Mesías Inmortal. Espada, guía mis acciones y prevalece sobre aquellas cosas que se oponen a mí. Amén".

* El conjuro es más poderoso si se dice en su original idioma latín, como sigue:


"Te Cladi, Vos Gladias, trca Nomine Sancto, Albrot, Abracadabra, Jehova elico, Estote meum caserumque praesidinm contra omnium hostes, conspienuque nonconspicuusm is quisque magiceum opum. Nomeno Sancto Saday, qui est in imperium magnum, et his alio nomine: Cados, Cados, Cados, Adonai, Elohi, Zena, Oth, Ochimanuel, primoque ultimo, Sapiencia, Vita, Vita, Virto, Prineipio, Oso, Oratie, Splendoro, Luce, Sol, Fono, Gloria, Mono, Pporta, Vite, Lape, Scipio, Sacredo, Pravo, Messiah, Gladi in omnium meum negotia regnas et in ilos res quem me resistunt, vincite, Amen".
Decretos al Arcangel SAN MIGUEL
Decretos al Arcangel SAN MIGUEL


Toma en tus manos este tratamiento y comienza urgentemente a aplicárselo a la situación del país, lo que esta sucediendo en el mundo y lo que deseas resolver en este momento. Puedes hacerlo diariamente varias veces al dia, de arriba a bajo con fe poder y entereza poniéndole todo el sentimiento que sus decretos requieren. Continúalo haciendo tanto tiempo como sea necesario, hasta que consigas la solución y libertad que esperas en la situación que requieres.

Cada vez que veas en este decreto una cruz impresa, haz la señal de la cruz con la mano o con una espada.

1º- Veo ahora, como alrededor de mi y de todos nosotros, este lugar y todo este país se siente el aleteo brillante de la inminente llegada del Príncipe de los Cielos, El Arcángel Miguel, trayendo en Su mano derecha la Espada Flamígera de Fuego Azul iridiscente, para hacernos portadores a cada uno de nosotros, de la Espada de Luz Azul, que corta y libera toda atadura, que nos impide volar con nuestras alas al Reino de Dios de perfección, a vivir en comunión con los Santos y los Ángeles.

PODEROSOS DECRETOS DEL ARCANGEL MIGUEL

"Yo Soy" tomando con mi mano derecha la Espada de Luz Azul que me ofrece el Arcángel Miguel, para cortar y liberar la ignorancia del cuerpo mental inferior, de toda obstrucción económica, gobierno improcedente, corrupción, atentados, invasiones, maldad, criminalidad, peleas, guerras y todo lo que cause malestar desasosiego e incertidumbre, de los apegos a todo lo pasajero, falso, ilusorio y mentiroso.

Espada del Arcángel Miguel,

Corta y Libera (X9)

El sufrimiento

la causa del sufrimiento,

los deseos,

la ignorancia y la ceguedad.

2º- Amada Espada Azul del Arcángel Miguel: Corta y Libera (X9)

Toda fuerza siniestra, engaño, desorden, oscuridad, retraso, limitación económica y mental aquí, ahora y siempre.

Amado Círculo del Rayo Azul del Arcángel Miguel:

Rodea y Libera (X9)

Toda fuerza siniestra, lazos del maligno, saca esa energía de este lugar, país, y planeta aquí, ahora y siempre, y llévala al Gran Sol Espiritual Central para que sea transmutada y devuelta a la tierra en la Libertad, Tranquilidad y paz que da el Amor Divino. Amado Relámpago de los Poderosos Ángeles del Rayo Azul, Vengan (X 3)

Corten y Liberen (X9)

Toda maldad, sometimiento, oscuridad y retraso aquí, ahora y siempre¡ Rayo Azul!.

PROTEGE (X9)¡Rayo Azul!.LIMPIA (X9)

¡Rayo Azul!.CORTA (X9)

¡Rayo Azul!.

LIBERA (X9)¡Rayo Azul!.

SELLA (X9)

Este país, cada persona que aquí vive, trabaja, gobierna y evoluciona.Amado Arcángel Miguel, Arcángel de la Protección, Rey y Señor de las Huestes Angélicas de todas las órdenes y grados,

Ven aquí (X3)

Rodea (X3)

Comanda ( X3)



Con tus coros de Ángeles del Rayo Azul. Yo Soy haciendo cumplir la Libertad financiera y haciendo manifestar el Gobierno Divino de Justicia Unidad, Paz y Libertad que Dios desea.3º- Ángeles del Relámpago Azul del Rayo de la Fuerza, la Fe, el Poder y la Voluntad,

Resplandezcan (X3)

Manifiéstense (X3)

Hagan el milagro (X3)



Protejan a este país y cada persona que aquí habita. Dirijan a cada gobernante y agente de poder y no les permitan ser tomados por ninguna fuerza siniestra. Llenen la Tierra de Buena Voluntad.



Gloria a Dios en las Alturas,

Paz (X3)

en la tierra

a los hombres de Buena Voluntad.

4º- "YO SOY" investido con el MÁS GRANDE PODER DE PROTECCIÓN contenido en el MANTO AZUL DEL ARCANGEL MIGUEL y el CINTURÓN ELECTRÓNICO DEL ANILLO DE LUZ "NO PASE"; Diciéndole a toda maldad de persona alguna:

NO PASARAS (X 3)

"YO SOY", invocado para este país y su gobierno, para su Centro Núcleo Corazón de Conciencia Luz:

"YO SOY" DIOS,

"YO SOY" DIOS,

"YO SOY" DIOS.No hay Reino y Poder más Grande en el Universo que el Amor de "YO SOY" DIOS.No hay Gobierno y Poder mas Grande en el Universo que el Amor de "YO SOY Dios".

No hay Comando y Poder más Grande en el Universo que el Amor de "YO SOY" DIOS.No hay Gloria y Poder más Grande en el Universo que el Amor de "YO SOY" DIOS.No hay Provisión Económica mas grande en el Universo que "YO SOY DIOS".

Dios puede mas,

Dios sabe mas,

Dios ama mas,

Dios asciende mas,

Dios consagra mas,

Dios da mas,

Dios perdona mas.



La digo a toda personalidad:



Dios puede mas que tu,

Dios sabe mas que tu,

Dios ama mas que tu,

Dios sube mas que tu,

Dios consagra mas que tu,

Dios da mas que tu,

Dios libera mas que tu,

Dios perdona mas que tu.



"YO SOY" el Reino, el Poder y la Gloria. +"YO SOY" el Reino, el Poder y la Gloria. +"YO SOY" el Reino, el Poder y la Gloria. +

5º- Amado Arcángel Miguel, Príncipe y Primer Arcángel del Cielo. Ven con Tu Flamígera Espada de Luz Azul y Tu Corte de Ángeles del Relámpago de Fuego Azul y,CORTA +, CORTA +, CORTA +.

LIBERA +, LIBERA +, LIBERA +de todo espíritu maligno, toda fuerza siniestra, todo elemental engañoso, toda mentira, toda creación humana imperfecta, toda limitación económica, toda escasez mental, todo gobierno imperfecto y todo terrorismo.FUERA DE AQUÍ (X3) +

"YO SOY" LA CRUZ AZUL DEL ARCÁNGEL MIGUEL (X3) +

TÚ NO TIENES PODER SOBRE NADIE (X3)

"YO SOY" TE CONJURO A DESAPARECER (X3) +6º- Que cada célula de tu persona ( pensando en quien se le dirige el tratamiento), este lugar, y este país sea sellado en el Poder Irresistible del Amor Divino. AMOR DIVINO RODEA (X3) por el Círculo Azul del Arcángel Miguel, para que toda la energía sea ascendida al Gran Sol Espiritual Central para ser purificada y devuelta a la Tierra en Amor Divino.

7º- Arcángel Miguel Comandante de las Fuerzas de la Luz: TE INVOCO, Amado Príncipe Angélico vencedor de las tinieblas, ven con el Fuego Sagrado desde el trono de Dios y quema todo lo que no sea la Voluntad de Dios que es vivir en prosperidad, salud mental, completa armonía y felicidad, en paz con los semejantes.

ARCANGEL MIGUEL Y SUS PODEROSOS ANGELES DEL RELAMPAGO AZUL, LOS INVOCO.

VENGAN Y SELLEN (X3)

Aquí y ahora

Pasado, Presente y Futuro

Récord y Memoria de esta situación con

EL FUEGO SAGRADO, LA LLAMA ARDIENTE DEL CORAZON DE DIOS.

Amado Arcángel Miguel corta con tu espada todo obstáculo al libre flujo de dinero a mis manos y a este país.

Dios es la Libertad financiera en este país

Dios es la Libertad política en este país.

Dios es la Libertad en mi y en todo a mi alrededor."YO SOY" SELLÁNDO ESTE PAIS EN LA LLAMA SAGRADA DEL CORAZON DE DIOS.

7º- "YO SOY" en mi, en ti, y esta nación el Cinturón de Luz Electrónica, que rodea, rodea, rodea, y nos hace Invisible e Invencible a toda creación siniestra y toda energía inferior a lo que Dios es:

"YO SOY" LA ÚNICA PRESENCIA,"YO SOY" EL ÚNICO PODER

"YO SOY" LA ÚNICA SUBSTANCIA:

Eternamente sostenida en ti y este país hasta el final de los tiempos y su liberación final; la Ascensión a la LUZ DE DIOS QUE NUNCA FALLA."YO SOY", "YO SOY", "YO SOY"

EL REINO, +

EL PODER +

Y LA GLORIA +

AMÉN, AMÉN Y AMÉN.