miércoles, 29 de abril de 2009

¡Pidamos por la salud en nuestro país!

Oración de la Sangre de Cristo

Sangre de Cristo.jpg (19201 bytes)

Señor Jesús, en tu nombre y con
el Poder de tu Sangre Preciosa
sellamos toda persona, hechos o
acontecimientos a través de los cuales
el enemigo nos quiera hacer daño.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos toda potestad destructora en
el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego,
debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas
de la naturaleza, en los abismos del infierno,
y en el mundo en el cual nos movemos hoy.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
rompemos toda interferencia y acción del maligno.
Te pedimos Jesús que envíes a nuestros hogares
y lugares de trabajo a la Santísima Virgen
acompañada de San Miguel, San Gabriel,
San Rafael y toda su corte de Santos Ángeles.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos nuestra casa, todos los que la habitan
(nombrar a cada una de ellas),
las personas que el Señor enviará a ella,
así como los alimentos y los bienes que
Él generosamente nos envía
para nuestro sustento.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos tierra, puertas, ventanas,
objetos, paredes, pisos y el aire que respiramos,
y en fe colocamos un círculo de Su Sangre
alrededor de toda nuestra familia.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos los lugares en donde vamos
a estar este día, y las personas, empresas
o instituciones con quienes vamos a tratar
(nombrar a cada una de ellas).

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos nuestro trabajo material y espiritual,
los negocios de toda nuestra familia,
y los vehículos, las carreteras, los aires,
las vías y cualquier medio de transporte
que habremos de utilizar.

Con Tu Sangre preciosa sellamos los actos,
las mentes y los corazones de todos los habitantes
y dirigentes de nuestra Patria a fin de que
Tu Paz y Tu Corazón al fin reinen en ella.

Te agradecemos Señor por Tu Sangre y
por Tu Vida, ya que gracias a Ellas
hemos sido salvados y somos preservados
de todo lo malo.

Amén.


Ntra Sra de las Mercedes, ampáranos como lo hiciste en antaño

Dr José Gregorio Hernández, socorre a los enfermos

Gran Cacique y shamán, Manaure

Bríndanos con tus sabios concejos

Arcángel Rafael, Medicina de Dios

Responde a nuestro llamado

Madrecita, madre de la raza mestiza, yo xxxxx fiel creyente de tu poder, ruego en el nombre de la Divina Providencia me ayudes, me liberes de todo mal y me brindes tu Santa Protección, tú que has llegado hasta la corte celestial, presides la Corte India y estás rodeada de ángeles arcángeles y serafines, yo xxxxx admirador y creyente en ti, pido en el nombre de Dios, me irradies con amor, armonía, paz y prosperidad; te pido, oh reina mía, te dignes guardar mi hogar y mi persona contra la envidia, la mala fe y de toda mala influencia.
Concédeme la gracia que te pido (hacer la petición), me ilumines y estés siempre junto a mí. Amén.
Monarca Reina María Lionza. Tu culto es la gloria, tu nombre es divino, tu amor es la antorcha que alumbra el camino de vuestra conciencia, derrame tu luz de fe y espe-ranza al Divino Jesús.
Reina María lionza, por tu poder, por los siete Espíritus que te acompañan, no dejes que las estrellas maldigan ni que el cielo me borre la ilusión, ni que Satanás ni los brujos me destruyan este pobre corazón.
Te suplico en compañía del Espíritu del monarca Hogún Balenilló, del Espíritu de Candelo Sédife, por el Espíritu de Gede limbo, por el Espíritu de Saúl lemba; porque yo sin tí no tengo dicha ni consuelo, ni gloria tiene el cielo, ni vive el corazón y así de que me sirve vivir en este mundo sin brújula y sin rumbo, sin remo ni timón. Se le rezan 3 Padrenuestros, 3 Ave María y los méritos de Jesucristo. Amén.